Opciones

Semanario Económico y Financiero de Cuba

Sin olvidar las esencias

El Campismo Popular celebra este 16 de mayo su aniversario 40. Durante cuatro décadas ha elevado estándares y se propone seguir dando a conocer las bondades de los paisajes y entornos del país

Inolvidables lugares de la geografía cubana eran prácticamente desconocidos para la mayoría. A esa limitación puso fin la creación, hace ya 40 años, del campismo popular, una experiencia concebida para acercar a las personas a los paisajes marinos, los saltos de agua, los ríos y la vegetación, entre otras riquezas naturales, todo mediante una recreación sana.

Juntos por naturaleza es la frase que acompaña a esta forma masiva de recreación, que ha sido la opción que más ha disfrutado la población cubana. Jóvenes, grupos de amigos y familias han accedido a las instalaciones que, a lo largo del tiempo, han sido beneficiadas con mejoras en los estándares, como parte de un proceso que no tiene punto final, con el fin de permitir un disfrute pleno y cercano a la naturaleza ya no tan secreta de Cuba.

Como lo fue 2020, este año de su aniversario 40, ha sido atípico. La Covid -19 ha impedido que los campistas inunden los establecimientos, sin embargo, no pocos han servido como centros de aislamiento, mientras otros han prestado servicios de comercialización de alimentos y diversos productos a las comunidades donde están enclavados. Sin embargo, no se desaniman, sino que intentan reinventarse y mejorar para cuando llegue la hora de la arrancada.

De acuerdo con Junior Quesada Fernández, especialista comercial de la Organización Superior de Dirección Económica (OSDE) Campismo Popular, hoy, cuando buena parte de las radicaciones están cerradas debido a la epidemia, se desarrollan procesos inversionistas a lo largo del país el rescate de aquellas que estaban fuera de servicio.

A propósito de su cumpleaños, ha emprendido una campaña de comunicación que, bajo el eslogan Naturalmente juntos, renueva el interés por una modalidad de turismo de naturaleza que dispone de unas 90 instalaciones a lo largo del país, donde se han desarrollado procesos de certificación de turismo más higiénico y seguro, que implican tanto la creación de condiciones para el cumplimiento de las medidas sanitarias preventivas como la capacitación del personal, de manera que puedan protegerse tanto los trabajadores como los clientes.

La más joven

Incluso, en tiempos de pandemia, el grupo ha crecido, con la creación de una nueva empresa, en la capital cubana. Con la mirada puesta en el aniversario 40 del Campismo Popular, la más reciente sucursal del grupo cumple misiones sociales, avanza en las inversiones y calienta motores para la reanudación de las operaciones del turismo en Cuba.

Según explicó la directora comercial de la nueva empresa, Amelia Calzadilla, “estamos a la espera de que en el país existan las condiciones para un turismo seguro y cuando el Ministerio del Turismo lo indique, comenzaremos a funcionar, mientras tanto, se trabaja intensamente en la organización y las contrataciones con terceros”.

La entidad, surgida el 8 de enero pasado, persigue retomar la idea original de campismo, de acercar a las personas a la naturaleza. “La fundación de campismo popular está asociada a la figura de Fidel Castro, líder histórico de la Revolución, quien propuso originalmente unir el hombre a la naturaleza. Ese es el objetivo de esta campaña, por eso nuestro eslogan es Naturalmente juntos, que hace referencia a nuestra propuesta que queremos vuelva a establecerse  el vínculo entre los nacionales, e incluso el turismo internacional, a la naturaleza de Cuba, rica, preciosa y que cuenta con recursos maravillosos”.

A su vez, se propone rescatar segmentos de mercado que han acompañado a campismo durante décadas, así como sumar nuevas generaciones de campistas a sus instalaciones y trabajar en consonancia con la política de reordenamiento monetario y económico ampliando el producto hoy existente.

Entre las prioridades actuales se encuentran las inversiones en las dos villas con que cuenta la joven entidad: Marbella y La Kuka, la promoción del comercio electrónico y la capacitación del personal, destacó Calzadilla.

Marbella, ubicada en las playas del Este de La Habana, funciona hoy como centro de aislamiento para el personal de Salud Pública que participa en el enfrentamiento a la Covid-19. De acuerdo con la Directora comercial, la instalación, con 39 cabañas, tiene muy buenas condiciones constructivas, que permitirán brindar un servicio de calidad, además de que sus servicios serán complementados con la inversión

“Este año tenemos un plan bien ambicioso en el tema de inversiones. Estamos haciendo dos proyectos integrales en la empresa de proyectos Emproy-2 para concluir todas las obras de Marbella y de La Kuka. En Marbella se va a construir una piscina de gran dimensión, así como otra cafetería, un bar mirador y un almacén con un módulo socio administrativo hasta reunir todas las condiciones que debe llevar”, detalló Pedro Pla Vega, especialista en inversiones y servicios de la empresa.

A su vez, indicó que en La Kuka, situada en La Lisa, con una casa campestre y cuatro cabañas, se comenzará a trabajar en cuanto estén listos los proyectos, de manera que antes de que termine el año puedan estar listos la casona, la piscina y el salón multiusos. En proyecto contemplaría igualmente la construcción de cinco nuevas cabañas, un campo de golf y un ranchón, entre otras obras.

De acuerdo con Roberto Delgado, director adjunto de la nueva empresa, en el caso de La Kuka, tiene valores añadidos. La casona, cuenta, perteneció a Jaime Partagás, dueño de la famosa fábrica de tabacos Partagás, que data de 1845 y “queremos organizar desde ahí visitas a vegas cercanas, por ejemplo en San Antonio de los Baños, también conocida como la Villa del Humor. Son muchas las ideas,  pero tenemos que esperar a concretarlas cuando el país esté en condiciones para reanudar la operación”.

No se limitará la joven empresa a esas dos instalaciones. Sus proyecciones, negociaciones y contrataciones apuntan más lejos. Ser “una empresa de nueva creación en este marco de la campaña, nos ha permitido tener una proyección comercial que no sólo va a ser para este año, sino para los años venideros”, explicó Calzadilla.

Unido a inversiones y preparación y capacitación del personal que ejecutará las ventas cuando el país, en condiciones seguras, dé luz verde para la reanudación de la actividad turística, “creamos un calendario cultural que contará con la participación de grupos artísticos que vendrán a presentarse en nuestras bases de campismo y también contará con una segunda sección en la cual llevaremos al campista a centros donde se desarrollen actividades de naturaleza”. En esa línea, proyectan organizar visitas a sitios como el acuario, el zoológico y el Jardín Botánico,  entre otros, que son los más visitados en la época del verano, así como a lugares de interés histórico cultural, como el Museo de Ciencia Natural y la Finca de los Monos, entre otros.

Esa es, sin embargo, solo una de las ideas. Otras están relacionadas con pasadías en las instalaciones, sobre todos en los días de menor demanda y con circuitos más ambiciosos y para lo cual ya desarrollan negociaciones con homólogas en otras provincias y empresas transportistas.  Según explicó Calzadilla en conferencia de prensa, entre las ideas generales se encuentran recorridos de varias jornadas 40 Express (Las Terrazas-Viñales); Por la ruta central (Matanzas-Cienfuegos-Trinidad-Santa Clara), y Las joyas del Caribe: (Viñales-Habana-Cienfuegos-Trinidad-Camagüey-Granma-Santiago de Cuba-Cayo Coco), todo incluido y todas con estancias en instalaciones de campismo popular y visitas a los sitios más significativos de cada lugar.

“Nos sentimos muy motivados y trabajamos con esa motivación porque, cuando la situación de la Covid sea controlada, el campismo podría ser un aliciente para la población tras esta compleja situación sanitaria que hemos vivido”, indicó Calzadilla.