Opciones

Semanario Económico y Financiero de Cuba

Modernizar la industria, junto a Onudi

Presentan el proyecto Modernización y actualización industrial en sectores de producción de fertilizantes y maquinaria agrícola que tiene alcance nacional, con impacto en tres provincias cubanas

La necesidad de producir más alimentos para alcanzar la seguridad y soberanía alimentarias es un reto universal. Su importancia llevó a incluirlo entre los primeros aspectos de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), en los cuales el mundo deberá empeñarse a fondo en los años venideros.

Cuba bien conoce esa prioridad. La imposibilidad de producir lo suficiente para abastecer a la población obliga a destinar anualmente más de 2 000 millones de dólares en importaciones. Nada mejor entonces que buscar alianzas comprometidas con lo fundamental: las personas.

Darse las manos

Inspirados en el propósito antes mencionado nuevamente estrechan lazos el Gobierno cubano y la Organización de Naciones U nidas para el Desarrollo Industrial (Onudi). “Para la Onudi es muy importante este programa que estamos lanzando con la Isla, un Programa País enfocado hacia el desarrollo industrial sostenible e inclusivo, como ha sido acordado en la agenda de la Declaración de Lima, en 2013”, explicó Alejandro Rivera, oficial de programa de la división de Latinoamérica de la organización.

La Onudi, dijo, está promoviendo todo este nuevo enfoque vinculado con el ODS número nueve, sobre todo en relación con promover la infraestructura resiliente, la innovación y el desarrollo industrial sostenible.

En el ámbito del Programa País firmado en noviembre de 2015 entre las partes, pretenden lanzar varias iniciativas, que incluyen  temas vinculados con la energía, el agua y el medio ambiente, pero también con el desarrollo de parques industriales sostenibles y modernización en áreas de maquinaria agrícolas y fertilizantes.

Es el caso del proyecto de actualización tecnológica y empresarial en los sectores de fabricación de fertilizantes y maquinaria, que cuenta con financiamiento de la Federación Rusa. “Con un monto de 2 000 000 de dólares será implementado en un plazo de tres años. Tiene como objetivo fundamental la modernización tecnológica y actualización empresarial hacia nuevos sistemas de gestión comercial en dos fábricas, la de fertilizantes de Nuevitas, y apoyar el tema de la construcción de maquinaria, en la de implementos agrícolas en Holguín, ambas en el oriente del país”.

 “Es una modesta contribución hacia uno de los principales retos que tiene Cuba relacionados con el incremento del turismo y la necesidad imperiosa de disponer de altos volúmenes de alimentos a nivel local para satisfacer tanto la demanda de la población como del sector turístico”.

Alcance nacional

Según Alberto Hernández Florés, director nacional del proyecto, esta experiencia abarca todo el país y participan tres entidades, el Centro de Ingeniería e Investigaciones Químicas (CIIQ), el Centro de Desarrollo de Maquinaria Agrícola (Cedema) y la Empresa Revolución de Octubre, de Nuevitas.

De acuerdo con Gilma Noroña Mora, especialista principal de desarrollo industrial del Ministerio de Industrias y coordinadora nacional del proyecto Modernización y mejoramiento industrial en Cuba, “este proyecto contribuye a crear una sinergia entre la fabricación de fertilizantes y la investigación para  el desarrollo de nuevas formulaciones, aprovechando el potencial científico con que cuenta el sector, lo que permitiría sustituir importaciones”.

Por otra parte, agrega, persigue el fortalecimiento del centro de maquinaria agrícola, hoy carente de la infraestructura necesaria, lo que posibilitaría realizar estudios que conduzcan a diseñar un dispensador de fertilizantes, que redundará en el uso eficiente de estos y el proyectado incremento de la producción de alimentos.

Onudi, indicó, suministra todo el soporte técnico y la asesoría, tanto con expertos nacionales como extranjeros,  para llevar adelante esta iniciativa.

Según Hernández Florés, “el proyecto pretende no solo actualizar la tecnología sino también el capital humano en aras de buscar mayor competitividad de nuestras industrias y a su vez, desarrollar prototipos para el uso eficiente de esos fertilizantes”, destacó.

“Como resultado esperamos el fortalecimiento de capacidades técnicas mediante la capacitación y formación del capital humano, con seminarios y visitas técnicas. Entre las expectativas está conocer a fondo el posicionamiento actual en el mercado, así como las amenazas, fortalezas y oportunidades que nos permitan trazar una estrategia de cara al futuro.

Aprobado por el Consejo Ejecutivo de Onudi y en fase de aprobación por parte del Ministerio de Comercio Exterior y la Inversión Extranjera de Cuba, cuenta ya con los avales correspondientes del Estado Mayor de la Defensa Civil y el Ministerio de Ciencia, Tecnología y Medio Ambiente y se espera implementar en la mayor brevedad, indicó Noroña.