Domingo
16 de Junio  2024 

Hay Corona para rato

La fábrica Miguel Fernández Ruiz, que está ubicada actualmente en el municipio habanero de Cerro, es la más grande de su tipo en el país dedicada a la producción de tabaco torcido para la exportación


Viernes 07 de Junio de 2024 | 12:59:48 AM 

Autor

Raquel Sierra

Duquelia Minguez Varona fue enfermera y tal vez la destreza que adquirieron sus manos le han servido para el oficio que escogió después: desde hace 20 años es torcedora en la Fábrica de tabacos Miguel Fernández Ruiz, más conocida como La Corona.

“Siento un orgullo muy grande. Este trabajo es uno de los pilares de la economía cubana, de los que más divisas le reportan  al país”, dice la torcedora, quien integra una de las tantas familias que tiene hoy  La Corona: su esposo y su hijo también son torcedores allí.

La Miguel Fernández Ruiz, dice su director Elvin Hernández Rodríguez, es la fábrica más grande del país, dedicada  a la producción de tabaco torcido para la exportación. “Aquí se produce una cantidad importante de todas las marcas comerciales de Habanos.

Somos la casa matriz de algunas marcas distinguidas como Cuaba, San Cristóbal de La Habana, Hoyos de Monterrey, Diplomático y Romeo y Julieta. También se produce Cohíba y otras marcas que están en el portafolio de Habanos S.A.”.

El 2024 está siendo un buen año para La Corona, según su director.  En  el último cierre, en el mes de abril,  la empresa tuvo resultados económicos muy favorables, con sobrecumplimiento de los planes  y de las utilidades,  lo que nos ha permitido mejorar los sistemas de pago de los trabajadores directos a la producción.

Hasta el cierre de abril habían entregado más de un millón 380 000 tabacos para la exportación, con elevadas utilidades.

La entidad, explicó, está trabajando en el diseño de los perfiles de competencia y los profesiograma para aplicar el Decreto no.87 en el mes de junio. Este decreto, publicado en la Gaceta Oficial No. 48 Ordinaria de 2023 ratifica la facultad al sistema empresarial estatal cubano, para establecer de forma descentralizada la organización del sistema salarial de los trabajadores.

La Corona tiene una plantilla de 669 trabajadores, de los cuales el 64 por ciento son del sexo femenino, haciendo realidad la política del país para empoderar a las mujeres.

De acuerdo con Angélica López López, secretaria general del Buró Provincial del Sindicato de Trabajadores Agropecuarios, Forestales y Tabacaleros (SNTAFT) en La Habana, este colectivo “consolida paso a paso logros productivos, convencido que la victoria es posible cuando contamos con hombres y mujeres que con el sudor en su frente aportan con su quehacer al desarrollo económico del país”.

Esta es una de las fábricas que en Cuba se tuercen a mano los famosos habanos que comercializa la empresa mixta Habanos S.A., que en 2023 facturó 721 millones de dólares, para un incremento en el valor de 31 por ciento en relación con 2022, al tipo de cambio constante, dio a conocer durante el XXIV Festival del Habano Jorge Pérez, vicepresidente comercial de la empresa, creada en 1994.

Con 4 714 puntos de venta en el mundo, entre los mercados de mayor facturación se encuentran, en primer lugar, China, seguida de España, Suiza, Alemania y Reino Unido. Por volumen de venta, los nichos que más aportaron a los ingresos son España, Francia, China, Alemania y Suiza, reveló López.

En valores, por continentes, en 2023, Europa se mantiene como el mercado principal (56 por ciento), escoltado por Asia-Pacífico (21 %), y América (13 %, donde se destacan México, Canadá, Cuba y el Caribe) y África y Medio Oriente (10 %).

Más de un siglo de historia

La Corona, conocida originalmente como la Casa de hierro, acumula una rica historia y ha tenido varias locaciones desde sus inicios, en 1904. En la actualidad se encuentra enclavada en la calle 20 de Mayo y Línea del ferrocarril, y es considerada una de las fábricas más funcionales de Cuba, lo que permite elaborar los habanos en condiciones productivas óptimas.

Comparte esta noticia

Deje su comentario

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.