Opciones

Semanario Económico y Financiero de Cuba

El turismo mundial ante disyuntivas y paradojas

Varios estudios de tendencias destacan diversas formas y posibilidades de la también llamada industria del ocio tras la pandemia

El movimiento internacional de viajeros ha generado estudios diversos en torno a las tendencias muy difundidas cada año, sobre todo durante la etapa más floreciente de la industria turística, cuyos ascensos continuos fueron apreciables hasta 2019, seguidos por la caída abrupta en 2020, tras la aparición de la pandemia mundial. 

Aun así se aprecian alternativas y diversidad de formas de imaginar el futuro del turismo, en opinión de estudiosos y otros expertos, con la certeza de su recuperación mediante nuevas condicionantes. Entre disyuntivas y paradojas se pretende aclarar los posibles nuevos caminos de este sector reconocido como el motor de las economías de numerosas naciones, a pesar de confirmarse que el año anterior ha sido el peor de la historia, con resultados con 74  % de baja de las llegadas, debido al descenso de las demandas y a las restricciones de viajes en los destinos receptores.    

Las principales tendencias para 2021, difundidas en Internet en noviembre del año último por el Organizador de Eventos español Ostelea Tourism Management School, señalan en la clasificación que, en primera instancia, se destacará el  turismo nacional o doméstico, le siguen el turismo familiar, de negocios y eventos, el turismo urbano y el rural, calificado como una palanca de recuperación, al reconocer que durante la pandemia se ha hecho más popular.

Igual comportamiento atribuyen a las alternativas del turismo de naturaleza, modalidad en el cual se incluyen variantes como las del agroturismo, ecoturismo, turismo salvaje y de aventuras, este último distinguido por la realización de actividades físicas como montañismo, senderismo y escalada, entre otras. Dicho estudio refleja las posibilidades de expansión del turismo médico y de bienestar, una opción saludable y las conocidas modalidades de turismo cultural, gastronómico, educativo y deportivo.

Aunque, el grupo de expertos de la Organización Mundial del Turismo (OMT) había adelantado que al reanudarse la industria turística podrán incrementarse las demandas de actividades vinculadas con la naturaleza y al aire libre, además del creciente interés por el turismo interno. A más largo plazo consideran que en el 2023 pudiera apreciarse el retorno a los niveles prepandémicos.

Pero también se reconoce que existen disímiles tipos de turismo, según las preferencias de los viajeros y cada año se suman a la lista nuevos modos y formas de este disfrute, aunque se mantenga el mismo interés por satisfacer las expectativas y deseos de los diferentes viajeros.

Como se puede observar, en este inicio de año no se han podido impulsar dichas modalidades, pues aún no se aprecian signos de recuperación de la pandemia, una incógnita que centra la atención del sector a nivel mundial, en busca de alternativas que faciliten su reapertura.

En declaraciones recientes, Zurab Pololikashvili, secretario general de la OMT, señaló que se ha hecho mucho por lograr que los viajes internacionales sean seguros, pero reconoce que la crisis está todavía lejos de haber terminado. En su opinión, la base imprescindible para promover los viajes seguros y preparar la recuperación del turismo tan pronto como las condiciones lo permitan radican en “la armonización, coordinación, digitalización y las medidas de reducción de riesgos de la Covid-19, en relación con los viajes, así como las pruebas, el rastreo y los certificados de vacunación”.

Ópticas previsoras

Al analizar las estrategias, demandas y previsiones de las tendencias turísticas, un estudio de CESAE Business &TourismSchool, publicado por Hosteltur, subraya que 2021  será un año clave para el turismo, a medida que el mundo se recupere de la Covid-19, aunque lentamente y las fronteras comienzan a abrirse de forma gradual.

Se reconoce igualmente que los turistas post Covid se han vuelto aún más exigentes por lo cual, además de comodidad y servicios, buscan otros factores como la salud, el distanciamiento social o la libertad; pero a su vez quieren disfrutar todo lo posible de sus vacaciones como en el pasado, respetando aforos, horarios, medidas de seguridad y con una conciencia mucho más arraigada que anteriormente. Subraya que las restricciones vividas en 2020 harán que los viajes se disparen tan pronto haya estabilidades sanitarias.

Entre las tendencias, el documento define a las vacunas contra el Covid-19, como lo más deseado para viajar y destaca las necesidades de colaboraciones públicas con financiamientos ayudas económicas para recuperar el turismo. Además valora la polarización del consumo turístico, ya que algunos segmento han sido dañados por la crisis de la pandemia

Dependerá el turismo, en opinión del estudio, del incremento de productividad de las empresas, del uso de tecnologías como la robótica y la flexibilidad en las reservas. Confirma el posible auge del turismo de lujo, el predominio de los viajes domésticos y de naturaleza, así como la seguridad sanitaria, entre otros desafíos que deberá asumir la industria del ocio al reanudar su desempeño a escala global.