Opciones

Semanario Económico y Financiero de Cuba

Protagoniza el turismo nacional apertura cubana post Covid-19

El segmento internacional abrirá en la segunda fase, solo en los cayos al norte y sur del archipiélago, con protocolos epidemiológicos. Más adelante reabrirá Varadero, con zonas geográficas específicas para cada uno de los mercados, nacional y foráneo    

El turismo nacional toma el protagonismo en la apertura cubana post Covid-19, anunciada ya, y que transitará por tres fases para la recuperación gradual de todos los sectores de la actividad económica y social de la nación.

A este mercado se dedicarán ofertas especiales en las instalaciones turísticas y programas con excursiones a los sitios de mayor demanda en la Isla grande. El mercado interno ha registrado crecimientos significativos en los últimos años, sobre todo en las temporadas de verano. En 2019 promedió un ascenso de 11, 1% y se pudo confirmar el interés del sector por facilitar a las familias cubanas el disfrute de sus vacaciones.

Al anunciar los detalles de esta reapertura el Primer Ministro cubano Manuel Marrero Cruz, explicó cómo se ha concebido esta etapa, previa a la estrategia de fortalecimiento económico para la condición de crisis prolongada como se observará a escala global.

El Ministerio de Turismo para esta primera fase, se encargará de crear  todas las facilidades para estimular al mercado local, que también podrá contar con las ventas electrónicas, además de los diferentes puntos destinados a la comercialización de los paquetes turísticos, en todas las categorías de hoteles, en el territorio nacional, precisó Marrero.

Igualmente, destacó que hay muchas personas esperando por el Campismo Popular, el cual tiene sus especificidades, ya que no podrá propiciar cúmulos de personas al recibir los distintos servicios y en las actividades de animación. Refirió que posteriormente, se explicarán detalles acerca de las ventas de las reservaciones.

En cuanto a la recreación pública anunció para esta etapa la apertura de playas y piscinas pero, en estas últimas, con determinados condicionamientos y donde las personas solo podrán permanecer durante cuatro horas.

Subtitular: Llegada del Turismo internacional

En la segunda fase tendrá lugar la apertura del turismo internacional con la peculiaridad de que solo se podrá acceder a las instalaciones  de los cayos al norte y al sur del archipiélago cubano, en los cuales presta servicios una amplia y moderna red hotelera distribuida en Cayo Santa María, al nordeste de la provincia de Villa Clara; Cayo Coco y  Cayo Guillermo, al norte de Ciego de Ávila; Cayo Cruz, al norte de Camagüey y Cayo Largo del Sur, cercano a la Isla de la Juventud, en el archipiélago de los Canarreos. 

Las instalaciones localizadas en estos destinos abrirán paulatinamente, en correspondencia  con el incremento de la demanda, mientras los huéspedes podrán disfrutar únicamente, de las bondades ofrecidas por el turismo en estos cayos y no contarán con excursiones hacia sitios de la Isla grande.

Aunque durante esta fase, sí se facilitaran excursiones internas con recorridos dentro de los cayos y los llamados tur de bares y tur gastronómicos y, según Marrero, se potenciarán especialmente las actividades náuticas.

Subtitular: Protocolos epidemiológicos

Para acoger a los visitantes foráneos se han definido protocolos específicos de estricto cumplimiento, que incluyen la prueba de PCR para detectar la presencia del virus SARS-CoV-2.

 Asimismo, Marero Cruz explicó que al llegar a los hoteles los viajeros deberán cumplir otros requerimientos como la medición de la temperatura y la permanente vigilancia clínico-epidemiológica, en concordancia con el protocolo establecido entre los ministerios de Turismo y de Salud Pública. Dijo que en caso de que un turista resulte positivo a la Covid-19 será hospitalizado para recibir tratamiento.

Tras reconocer el interés por minimizar riesgos, el Primer Ministro explicó que a los trabajadores del turismo incorporados a estas instalaciones, también se les aplicará un  protocolo de seguimiento con test rápido y monitoreo sistemático de su estado de salud y se mantendrá el uso de mascarillas y otras medidas de protección.

Durante una semana permanecerán en sus puestos de trabajo para lo cual se les crearán condiciones. Al concluir los siete días saldrán a descansar pero, en condiciones de aislamiento en sus respectivas viviendas, donde serán atendidos por los médicos de la familia.

Subtitular: ¿Cómo será la apertura de Varadero?

El principal polo turístico cubano de sol y playa constituye un permanente atractivo para los nacionales y visitantes internacionales. Por esta razón, en primera instancia la venta de las reservaciones  hacia Varadero será para el turismo nacional y según los estudios realizados la apertura al mercado exterior será posteriormente.

En este caso se ha tenido en cuenta la gran dimensión de este destino por la cantidad de hoteles y capacidades de hospedajes, según las valoraciones realizadas será necesario dividir las ofertas, una parte destinada a los nacionales y otra al turismo foráneo, en diferentes zonas de la geografía de ese destino. Los visitantes internacionales podrán ocupar los hospedajes ubicados al final de la península, para que no se inserten en la ciudad y estén separados de la población local.

Tales decisiones responden a la certeza de que habrá demanda creciente por parte de varios turoperadores y clientes deseosos de disfrutar de los encantos de Varadero.

Subtitular: Tercera Fase: la gran apertura

Cuando llegue el momento de la gran apertura del país y de todas las regiones turísticas cubanas, también de gran preferencia en los mercados internacionales como Holguín y Trinidad, por ejemplo, se inicia la tercera etapa de recuperación, pero igualmente, en función de la demanda que tenga cada destino.

Según Marrero, los hoteles no abrirán al ciento por ciento de ocupación, pues se mantendrá ciertas regulaciones; algunos lo harán al 50 % y otros al 60 % para facilitar el distanciamiento de las personas, especialmente, al disfrutar de los servicios gastronómicos y recreativos.

En esta fase se ampliará la renta de autos iniciada durante la segunda etapa, pero en la cual los turistas no podían salir de los cayos en los que se estaban alojados.

Igualmente, se restituyen los circuitos turísticos y las excursiones, que comenzaron en la primera etapa solo para con el turismo nacional, y con propuestas dirigidas solo a los lugares más demandados como  Varadero, Viñales y otras del segmento de naturaleza.