Opciones

Semanario Económico y Financiero de Cuba

Bodeguita del Medio de Villa Clara: Estilo propio y con el mismo sabor

Hace poco más de un año abrió sus puertas en una casona colonial ubicada en una zona céntrica de la capital de Villa Clara y se ha convertido en sitio de referencia que atrae a visitantes foráneos y especialmente a los nacionales

“No te pierdas este lugar, música y comida son increíbles. Comida cubana en el restaurante, barata y buena. Lugar encantador. Buena música y excelentes bebidas. Vale la pena parar si estas por Santa Clara”. Así expresan algunos comentarios publicados en TripAdvisor por quienes degustaron la gastronomía ofrecida en La Bodeguita del Medio, de la ciudad de Santa Clara.

Corresponden a  visitantes de Canadá, Emiratos Árabes y Alemania los criterios más visibles al acceder a este sitio web dedicado al tema de los viajes y en el cual, anualmente, se premia la calidad tomando en cuenta las opiniones de los internautas, que ya comienzan a dar visibilidad y destaque al servicio prestado en dicha instalación, la sexta del país que prestigia esta marca en franquicia perteneciente a la empresa extrahotelera Palmares, del sector del turismo.

Hace poco más de un año abrió sus puertas -el 26 de octubre de 2018- en una casona colonial ubicada en una zona céntrica de la capital de Villa Clara y se ha convertido en sitio de referencia que atrae a visitantes foráneos y especialmente a los nacionales.

A la entrada se encuentra el bar, siempre muy concurrido, en un recinto de gran amplitud  con dos barras y más de una veintena de banquetas. A continuación está el restaurante con más de 60 capacidades y diseño similar al de la instalación original de La Habana Vieja, iniciadora de ese estilo singular para asumir la gastronomía a partir de una bodega y que atrajo a intelectuales, bohemios y personalidades de diferentes sectores de la etapa fundacional hace más de siete décadas.

En estos tiempos es reconocido como un famoso bar-restaurante, enigmático y con vocación de museo, que ha preservado  durante años las creaciones auténticas de la coctelería y el arte culinario cubanos.

 Igual pero diferente

Como seguidora de esta tradición se preparó la instalación villaclareña antes de su apertura, según explicó a este semanario una fundadora, Nancy Sosa Neira,  jefa de brigada, quien aseguró “es el mismo sabor de la original”. Destacó la preparación recibida por los cocineros desde el principio entrenados por profesionales de la Bodeguita del Medio de La Habana.

Incluso, durante un tiempo, se mantuvieron trabajando los dos turnos juntos para garantizar que el sabor de la comida, la elaboración y la presentación mantuvieran sus atributos. “El objetivo, dijo,  es que no exista diferencia entre un turno de trabajo y otro”.

La instalación mantiene las mismas ofertas que sus similares en otras provincias, aunque con precios diferenciados, en concordancia con las características del lugar, ya que Santa Clara no es una ciudad propiamente turística, sino receptora de visitantes de tránsito que participan en circuitos y recorridos y, además, por constituir los nacionales el principal mercado.

También los platos se corresponden con elaboraciones de referencia como bisté y lomo de cerdo en su propio mojo, masas fritas, costillas de cerdo y chicharrones. Asimismo se brindan frijoles, carne de res, pollos, pescados y mariscos y el llamado ajiaco villaclareño, con algunos ingredientes adicionales al tradicional, que lo distinguen, según el gusto de los residentes del territorio, puntualizó la Jefa de brigada.

Mientras en el bar señorea  el conocido Mojito, cóctel insignia de la casa, preparado con ron Havana Club tres años, yerba buena, agua gaseada y azúcar, se ofrecen otros como Cuba libre, Piña colada, Daiquirí, Canchánchara, típica de la cercana ciudad de Trinidad, y otras bebidas. En ambos espacios las jornadas son amenizadas por agrupaciones de pequeño formato que interpretan música tradicional cubana.

Sosa Neira resaltó el servicio a la criolla al llevar a las mesas cada tipo de alimento en platos independientes, un aspecto muy reconocido por el turismo que visita la instalación, en especial, mediante las  agencias de viajes como Gaviota Tour y Cubatur, a partir de los contratos establecidos para los horarios de almuerzo, aunque el restaurante se mantiene abierto desde las 11 de la mañana hasta las 11 de la noche.

La decoración responde también a las características de la primera Bodeguita del Medio, por eso se permiten los grafitis en las paredes, se muestra un taburete al revés y se adicionó un balconcito, simulando aquel legendario que,  según cuentan,  le gustaba al reconocido escritor estadounidense Ernest Hemingway en otros tiempos en la instalación de la capital cubana.

También de ese sitio fundacional de reprodujeron imágenes que se exhiben en los cuadros para la decoración de las paredes del recinto, aunque con el paso del tiempo se prevé que sean reemplazados por otros con fotos de las personalidades que visiten a esta nueva Bodeguita del Medio, ubicada en el mismo centro del país.