Opciones

Semanario Económico y Financiero de Cuba

Trabaja Gran Caribe en remodelación de instalaciones y diversificación de mercados

El grupo hotelero avanza en su objetivo de consolidar su imagen como un potencial proveedor de combinaciones de productos memorables tanto para el turismo nacional como para el foráneo

El grupo hotelero Gran Caribe trabaja en la remodelación y embellecimiento de sus instalaciones así como en la diversificación de los mercados, en un contexto marcado por el incremento de medidas hostiles hacia Cuba que buscan frenar el arribo de visitantes internacionales.

En un encuentro con la prensa, celebrado en la víspera en el hotel Nacional, en La Habana, se conoció que en el actual calendario prevén concluir en La Habana el lobby bar, lobby, Pico Blanco y restaurante buffet del Saint John´s; el cortijo en hotel Vedado y la cafetería Pino Mar del Complejo Atlántico.

En Varadero, principal polo turístico del país, está prevista la remodelación del lobby bar, buffet y centro nocturno Eclipse; la intervención en 255 habitaciones, sustitución de textiles, mobiliario y buffet de la instalación Puntarena; la modificación de mobiliario y textiles de 100 cuartos del hotel Cuatro Palmas y remodelación de la recepción del Solymar y los bunglows.

Ante la máxima dirección del grupo, se informó que con la ejecución de estas inversiones, Gran Caribe avanza en su objetivo de consolidar su imagen como un potencial proveedor de combinaciones de productos memorables tanto para el turismo nacional como para el foráneo.

Asimismo, se conoció sobre la apuesta por diversificar sus mercados, con especial interés en la atracción de turistas desde Rusia y China, y con vistas a este último país, con una cultura muy característica, se trabaja en crear condiciones para brindar un servicio que responda a sus expectativas.

Cristina León, presidenta de Gran Caribe, explicó a la prensa la estrategia de cara al mercado interno, el cual registró un desarrollo de más de un 20 por ciento en los turistas nacionales por día el pasado año con respecto a 2018.

Este es un segmento que crece y se consolida, dijo, a la vez que afirmó que en lo que va de mes muestra resultados muy favorables.

En el 2019 el grupo implementó múltiples mejoras encaminadas a la satisfacción de los clientes, entre ellas la culminación de Internacional de Varadero y del capitalino Vedado 500, este último inmueble como tributo al medio milenio de La Habana.

Se modernizaron varias instalaciones, entre ellas el hotel Nacional de Cuba, el Habana Libre, el Riviera, el Sevilla, el Solymar, el Arenas Blancas y el Palma Real.

En La Habana se realizó la remodelación del loby-bar y recepción del Deauville, la construcción de un nuevo espacio Bar London en el hotel Inglaterra; en el polo Isla-Cayo

Largo se modificaron habitaciones, piscina, lobby y recepción de Villa Isla y se remodeló el mobiliario, lobby y habitaciones del rancho El Tesoro.
En Varadero se intervino en hoteles como Sunbeach, Tortuga, Cuatro Palmas e Iberostar Taíno.

Creado el primero de agosto de 1994, Gran Caribe comercializa cerca de 14 mil habitaciones en 54 instalaciones, incluidos seis complejos hoteleros, y trabaja con prestigiosas cadenas internacionales como Meliá, ACCOR, NH, Iberostar, Be Live, Blue Damon, entre otras. (Tomado de ACN)