Opciones

Semanario Económico y Financiero de Cuba

Hasta el verano 2020

Finaliza la etapa estival que propició gran movimiento de turistas nacionales por las diversas regiones del país

Finaliza la etapa más animada del año por el gran movimiento de turistas nacionales hacia diversas regiones del país, en busca de recreación y esparcimiento. Como es habitual durante estos meses de calor y de receso de las actividades docentes, los cubanos aprovechan para disfrutar masivamente de la principal temporada vacacional.

En correspondencia, los prestatarios de servicios de los distintos sectores intensificaron sus acciones con el propósito de facilitar la diversión en esta etapa. A propósito, las máximas autoridades del país, al evaluar la calidad de los programas recreativos de los meses de julio y agosto, reconocieron los avances en esta ocasión, al compararlos con temporadas anteriores, lo cual fue agradecido por la población, según algunos sondeos de opinión.

Al respecto, el presidente cubano Miguel Díaz-Canel Bermúdez definió esta etapa como un verano retador dadas las restricciones económicas del país, sin embargo, prevalecieron la variedad de opciones recreativas y la tranquilidad ciudadana, refieren reportes de la prensa digital.

Asimismo, Díaz-Canel dijo que ha sido un buen verano, durante el cual se apreciaron más aspectos positivos, no obstante, alertó acerca de que no se debe nublar la vista ante lo que no haya salido bien.

Entre las ofertas de las entidades del sector del turismo sobresalieron los programas especiales ofrecidos, en particular, por las cadenas hoteleras mediante paquetes con precios preferenciales y otras facilidades dirigidas a los vacacionistas nacionales.  

El Campismo Popular, que pone a disposición del público unas 90 instalaciones para el disfrute de esta modalidad de amplia aceptación, previamente mejoró el confort de los inmuebles localizados en distintos parajes de la geografía cubana, según declaraciones recientes a este semanario de Gabriela Molina González, vicepresidenta de la entidad.

También se iniciaron con mucha antelación las ventas de las reservaciones, se incorporaron servicios gastronómicos como parrilladas, restaurantes especializados y otras áreas rehabilitadas con nuevas ofertas.

Para la preparación de la etapa se realizó un levantamiento pormenorizado de los problemas -tanto de carácter objetivo como subjetivo-  en todas las instalaciones, para garantizar la solución a tiempo, antes de que llegara el verano.

Igualmente, el Campismo Popular continuó las ofertas destinadas al turismo internacional en instalaciones especialmente acondicionadas para satisfacer las necesidades y preferencias de interesados en este disfrute en medio de la naturaleza cubana.

En torno al desempeño de la actividad en el ámbito internacional, el verano finalizó con aspectos considerados como positivos tras alcanzar los tres millones de visitantes a mediados de agosto, a pesar del marcado descenso en los arribos aportados por algunos mercados emisores, como consecuencia, entre otros aspectos, de las nuevas restricciones del Gobierno estadounidense, en particular la suspensión de los viajes de cruceros de esa nación hacia Cuba, lo cual tuvo un impacto negativo en las entradas de viajeros al país.

Otra singularidad del verano se observó en Varadero, donde se aspiraba a alcanzar el millón de visitantes foráneos en el octavo mes del año. Igualmente este balneario es uno de los preferidos por los nacionales, un mercado que se ubica en la avanzada de las emisiones turísticas hacia la Playa Azul.

Ferias de oportunidades

Las cadenas hoteleras convocaron ferias comerciales de oportunidades para facilitar la comercialización específica para el mercado nacional. En tal sentido se destacó la compañía española Meliá Hotels International Cuba, cuyas propuestas se extienden hasta octubre venidero con programas dedicados al segmento de las familias para que puedan disfrutar mejor, según declaró a la televisión nacional Maite Artieda, directora de Comunicación y Marketing de esta entidad en la Isla.

Confirmó que desde el inicio de dichas ferias Meliá ha alcanzado buenos resultados en sus hoteles extendidos por todo el país. Tanto en Varadero, como en Cayo Santa María, “hemos tenido muy buena respuesta de las promociones en familia”, precisó.

Meliá mantiene su posición destacada en la Isla por representar la cadena extranjera con mayor cantidad de habitaciones, más de 14 600 en los principales destinos turísticos de Cuba, en los que participa en la administración y comercialización hotelera.

Asimismo, la canadiense Blue Diamond Resorts, que gestiona en la Isla más de 8 600 habitaciones, en una veintena de hoteles, logró gran concurrencia del público nacional a las llamadas ferias de vacaciones del verano 2019.

Para esta temporada facilitó programas con atractivas ofertas que abarcaron todas las instalaciones, con categorías de cuatro y cinco estrellas gestionadas en Cuba por esta compañía, especialmente en los polos turísticos de playa como Jibacoa, en la provincia de Mayabeque; así como en Varadero, Cayo Santa María, Cayo Coco, Trinidad y Holguín.

Todas son muy demandadas por el mercado nacional, que representa el segundo emisor para esta entidad turística, según explicó recientemente a este semanario Miguel García Núñez, director de promoción de la compañía en la Isla.

El Grupo Hotelero Gran Caribe celebró numerosas ferias para facilitar ofertas especiales de verano en todos sus hoteles, según confirmó a Opciones, Diana Beatriz Olivera, vicepresidenta Comercial.

En tales encuentros, a partir de los llamados precios de ofertas para el turismo nacional, se propició el mejor disfrute en sus instalaciones. Tales posibilidades se correspondieron con el esmerado trabajo comercial dirigido al mercado interno de gran importancia para este Grupo.

Al cierre de 2018 los turistas nacionales constituyeron el segundo mercado emisor para Gran Caribe y ha mantenido resultados notables durante este año, lo cual se muestra 20 % de crecimiento reportado de enero a mayo de 2019.

De igual forma, las cadenas hoteleras Cubanacán e Islazul se mantuvieron en contacto con los clientes nacionales mediante programas específicos con precios promocionales y otros valores añadidos para estimular la presencia permanente del mercado interno durante el verano.

En estos encuentros todas las agencias de viajes del país asumieron la comercialización de las ofertas de hospedajes de las entidades del sector turístico, además de las excursiones y otras atracciones bien acogidas por los cubanos durante el verano que ya se despide hasta el año que viene.