Opciones

Semanario Económico y Financiero de Cuba

Oportuna conjugación entre cocina y tradiciones

En el VII Festival Culinario Internacional

La dedicatoria al aniversario 500 de la fundación de La Habana y a los valores tradicionales de la cocina nacional realzará el VII Festival Culinario Internacional, que se efectuará del 14 al 18 de octubre próximo, en el Palacio de Convenciones de la capital.

Mediante esta cita se podrá medir el pulso al desarrollo de una rama de particular trascendencia en estos  momentos, dados sus vínculos directos con el turismo en su amplio despliegue por todas las regiones del país y, al mismo tiempo, estimulará el acercamiento a las experiencias de distintas naciones del orbe.

Luego de 10 años sin organizar este tipo de encuentro, tal posibilidad despierta gran interés, aspecto positivo evaluado por la Federación Culinaria para retomar ahora la festividad en su interés por “mostrar el trabajo realizado para el avance de la gastronomía, al cual se han sumado diferentes instituciones y organismos, aunque también queremos conocer lo que se está haciendo en el mundo”, señaló en conferencia de prensa el chef Eddy Fernández Monte, presidente de la Federación.

Además de las clases magistrales a cargo de personalidades de gran prestigio en el ámbito mundial puso énfasis en otros anuncios del programa como el espectáculo de cocina (cooking show). Según su opinión, será una gran oportunidad para exhibir destrezas y portar lucimiento y colorido a la cita.

Muy llamativo también podrá resultar el día dedicado a la denominada Cocina artística, momento de creatividad para los culinarios, quienes realizarán obras con  chocolate, frutas y otros alimentos; igualmente se intentará hacer piezas con hielo, aunque sean de poca duración debido a las altas temperaturas del clima cubano.

Otra característica del venidero Festival lo constituye la inclusión de  los sommeliers, insertados a partir de la temática del maridaje entre comida y vino. Además, presentarán las bebidas de producción nacional y algunos de los cócteles emblemáticos de Cuba, explicó el directivo. En tanto la feria expositiva asociada facilitará la presentación de entidades proveedoras de alimentos, utensilios y equipamiento para las cocinas.

Para el día final del Festival se anunció la participación de los niños cubanos como símbolo de “que  está asegurada la gastronomía del futuro”, precisó el chef Fernández Monte. Participarán representantes de los círculos de interés, a quienes enseñan los profesionales del ramo. 

La creación de sitios de referencia en cada provincia del país para mostrar las creaciones culinarias locales ha sido una de las labores recientes de la Federación, con el propósito de rescatar y realzar las costumbres y tradiciones propias y facilitar el mejor reconocimiento de la actividad en la región. 

Otro paso de avance en esta rama lo constituyen las publicaciones de libros como el dedicado a los 30 platos emblemáticos de la cocina cubana y la próxima edición de los platos representativos de cada provincia, que sumará 160 elaboraciones, lo cual permite disponer de un compendio de 190 creaciones culinarias  tradicionales de la Isla.

Según el presidente de la Federación, aunque en el país existe un menú típico para un día específico de celebración, la variedad y la mezcla surgida de influencias de las costumbres culinarias de distintas naciones constituyen la verdadera representación de las cocinas locales; y considera que es necesario seguir investigando sobre esta temática.

Quiénes participarán

La amplitud distingue esta convocatoria que facilitará la asistencia de profesionales y estudiantes culinarios, barmen, sommeliers, amantes de la buena mesa gourmet y representantes del sector no estatal.

La invitación se cursa de manera especial a funcionarios encargados de los alimentos, directores y managers de hoteles y restaurantes,  ejecutivos del turismo y de compañías navieras y de aviación. De igual manera estimula la presencia de empresarios y firmas vinculadas con el arte y la ciencia culinaria y con la gastronomía, así como a la prensa especializada, editoriales y viajeros interesados en este programa.

El Festival no tiene carácter competitivo, ya que se dirige al intercambio de temáticas de  relevancia actual y a las perspectivas relacionadas con la alimentación. También facilita la adquisición de conocimientos sobre las tendencias del mercado, en busca de ofertas que produzcan la máxima satisfacción y mejoramiento de la salud.

Destaca un taller científico sobre cocinas nacionales, tradicionales y contemporáneas, con jornadas específicas dedicadas a la ecológica, alimentación sana, temas de la nutrición, influencia de la cultura culinaria en el desarrollo de los pueblos y la sostenibilidad alimentaria.