Opciones

Semanario Económico y Financiero de Cuba

Hotel Nacional de Cuba: historia y cultura

Por 14 ocasiones recibió el premio World Travel Awards, 2018. Asume labores previas dedicadas al aniversario 500 de La Habana

Casi a las puertas de la temporada alta de turismo, en el Hotel Nacional de Cuba se prevé “terminar el año bien y muy eficiente”, aseguró a este semanario su director, Antonio Martínez Rodríguez, tras recibir el premio World Travel Awards 2018, que ratifica a la instalación como líder del sector en el país.

La obtención de tan valioso estímulo durante 14 ediciones del certamen ha motivado optimismo entre los trabajadores de la instalación símbolo del turismo en la Isla.

Según se ha dicho el premio se otorga a partir de un estricto proceso selectivo, en el cual participan más de medio millón de profesionales de la industria de los viajes y turistas individuales de 170 países.

Este año se incluyeron 25 candidatos, entre estos el Gran Hotel Manzana Kempinski, así como los hoteles Florida, Iberostar, Parque Central, Meliá Cayo Coco y Meliá Cohiba. Igualmente, compitieron Iberostar Ensenachos, Iberostar Varadero, Meliá Las Dumas, Paradisus Princesa del Mar, Paradisus Río de Oro y Paradisus Varadero.

Al mostrar su satisfacción el colectivo agrupado en una foto histórica dejó constancia gráfica del momento que se vivía justo el Día Mundial del Turismo de 2018, el 27 de septiembre último, cuando se recibió la simbólica estatuilla.

En sus palabras a Opciones, Martínez explicó cómo el desempeño de la instalación siempre está enfocado hacia el bienestar de los huéspedes para mostrarles cubanía, mientras se enlazan los servicios con la cultura e historia del país. “Por eso el hotel es Memoria del Mundo, Patrimonio de la Humanidad y Monumento Nacional, tres elementos que hacen posible que nosotros podamos ser líderes en la hotelería”, afirmó.

Reconoció la labor de los recursos humanos sobre quienes recae la responsabilidad de garantizar cada día la calidad del servicio en una instalación que ya tiene 88 años de fundada.

Destacó la relevancia del aniversario 500 de La Habana, temática en la cual se está trabajando muy decisivamente, dijo, sobre todo para actualizar las memorias y tratar de que se mantenga también el hotel como un gran símbolo que distingue a la capital.

Todo lo alcanzado en la instalación, según palabras de Yamila Fuster Évora, relaciones públicas de la instalación, “es gracias a los trabajadores y a la dirección bien enfocadas hacia objetivos como la atención prioritaria a los clientes y mantener la hospitalidad cubana como lo más importante de nuestro desempeño”.  También afirmó en nombre del colectivo que todos están muy orgullosos de que la gestión del hotel sea ciento por ciento cubana.

Habló de la importancia de contar siempre con el respaldo incondicional de trabajadores que saben atender bien a los huéspedes y acoger a los turistas de todas partes del mundo que visitan la instalación de manera ocasional. “Es bueno saber que la camarera se empeña en su trabajo día a día, igual el de mantenimiento que tiene que velar por el cuidado de este Monumento Nacional, el dependiente que hace sus mejores galas para servir a los clientes y así se desempeña uno por uno de nosotros, que somos más de 500”, precisó.

Confirmó las aspiraciones de lograr que en los servicios prime la cultura del detalle como la filosofía en las acciones cotidianas; “es complicado pero con disciplina, rigor y supervisión se logra”, precisó.

Acerca del nuevo premio explicó que se considera como un equivalente al Oscar de la hotelería mundial. “Es una organización internacional que reúne a expertos, turoperadores y clientes para seleccionar por áreas y por países los hoteles líderes. La selección es de favorito”, subrayó.

Reconoció como aspecto fundamental el significado del hotel, símbolo de Cuba, de cultura, historia y valores patrimoniales como instalación bien preservada que data de la época de la colonia, en particular los dos cañones que pertenecieron a la batería de Santa Clara.

Estos se integran al patrimonio de la ciudad de  conjunto con las artillerías emplazadas en la fortaleza Morro Cabaña, que fueron declaradas Patrimonio de la Humanidad por la Unesco. También a manera de ejemplo mencionó al salón Vedado, donde todo lo que se ve es original: las lámparas, el piso, la decoración y aunque las cortinas han sido cambiadas porque se deterioran, siempre se reproducen similares a las usadas en sus inicios en ese recinto.

“Es decir el alma del hotel la puede percibir todo el que viene aquí y se lleva un pedacito de Cuba, de nuestra historia e idiosincrasia”, subrayó Fuster.

Al traspasar el umbral

Cada huésped o visitante ocasional al traspasar el umbral del Hotel Nacional de Cuba notará al instante que se trata de una reliquia de la arquitectura y la decoración y casi sin notarlo quedará cautivado por sus encantos, desde el lobby, reflejo de épocas pasadas, hasta el final del jardín en un balcón natural de frente al Malecón habanero.

Quienes desean profundizar en la historia de cada sitio pueden acercarse a Estela Rivas Vázquez, historiadora del hotel, y realizar un recorrido muy instructivo porque “aquí hay historia, cultura, nacionalidad y sentido de pertenencia, por eso la instalación sale adelante”, refirió.

Entre las labores actuales de mayor importancia mencionó la remodelación del túnel donde radica un pequeño museo, en el cual se explican los sucesos históricos de la Crisis de Octubre, conocida también como crisis de los misiles, que muestra en fotos una información muy apreciada por los visitantes.

Entre las novedades de la instalación destacó la conformación de los menús de los famosos, que incluye algunos de los platos preferidos por las personalidades alojadas en el mismo.

Yarelis Roca, relaciones públicas y atención a clientes,  aprecia sus muchos años de estancia en este lugar distintivo donde ha tenido la oportunidad de conocer a celebridades, artistas y deportistas y “me siento muy complacida de compartir con este colectivo”, aseveró.

“Los trabajadores estamos muy contentos por pertenecer al hotel insignia del país que ha recibido numerosos premios durante años consecutivos, esperamos seguir así en la vanguardia de la hotelería en el país”.