Opciones

Semanario Económico y Financiero de Cuba

Grupo Hotelero Gran Caribe: Variedad de escenarios para celebrar eventos

Más de una decena de instalaciones en la capital del país disponen de facilidades para ese segmento de turismo especializado

La primavera con todos sus encantos puede significar para la industria turística cubana una de las mejores etapas para la celebración de eventos. A propósito, el Grupo Hotelero Gran Caribe, una vez concluida la temporada alta, presentó a entidades nacionales y extranjeras las numerosas facilidades disponibles para esta modalidad en la capital del país.

Variedad de escenarios en más de una decena de instalaciones con singulares atributos constituye el potencial de esta cadena, que cuenta con hoteles patrimoniales, otros con estilo de los años 1950 y los típicos de sol y playa.

Para asumir de forma eficiente este tipo de desempeño, según se pudo conocer, los principales recintos han sido habilitados con las más modernas tecnologías. En ese aspecto sobresalen el Hotel Nacional de Cuba, reconocido como en el segundo lugar, entre las sedes de la capital del país, por la gran variedad de eventos desarrollados y la diversidad de las temáticas.

Acerca de tales posibilidades Yamila Fuster, representante de Relaciones Públicas, explicó que el hotel cuenta con una decena de salas dotadas con tecnologías de última generación y todas pueden ser transformadas en correspondencia con los requerimientos de cada cita.

Resaltó las características del Salón 1930, donde se realizan numerosos encuentros y reuniones y desde hace 16 años acoge a la Fiesta Internacional del Vino. Elogió las características de la Sala Taganana, restaurada recientemente.

El hotel Tryp Habana Libre, también con privilegiada ubicación, se destaca por sus acogedores y amplios salones bien dotados con tecnologías como sistema de conferencias por medios inalámbricos, pantallas de diferentes formatos, facilidades para proyecciones en series y traducción simultánea.

Al respecto Dayana Rebollo Gómez, directora comercial, precisó que la emblemática instalación dispone de 10 salones multipropósitos, entre los cuales se destacan, especialmente, los nombrados Embajadores y Solidaridad.

En el mismo barrio capitalino del Vedado se localiza el hotel Iberostar Habana Riviera, “el lugar idóneo para celebrar sus eventos, situado frente al Malecón habanero, cuenta con magníficas instalaciones  para reuniones de trabajo y celebraciones especiales”, aseguró, Roxana Prieto, directora comercial.

Por su simbolismo y tradición son muy conocidos el famoso salón Internacional, el llamado Caracol, la cafetería Al Fresco, con terraza al aire libre y espacio climatizado, los restaurantes Primavera y L’Aiglon, además del renombrado L’Elegante un bar  bohemio recién remodelado.

Muy cercano, el hotel Roc Presidente propone a este tipo de turismo especializado el Salón Chez Merito, habilitado con medios audiovisuales, servicio de acceso a internet y puede funcionar como aula o teatro, señaló Dayana Mejías, comercial. También sugirió el área de la piscina al aire libre para cenas y cócteles.

El llamado complejo Vedado-Saint John’s en una céntrica zona rodeada de numerosos centros recreativos que ofrece para reuniones de negocios y distintos eventos las facilidades del salón El Cortijo, ubicado a la entrada del bloque llamado Flamingo.

Fidel Capote, comercial, también sugirió el salón La Plaza, especialmente acondicionado para cenas de gala, con ofertas especiales de comida cubana, aunque puede funcionar como  sede de eventos. Destacó en esta vertiente al simbólico Pico Blanco, en el piso 15 del bloque Saint John´s, donde se puede disfrutar de una atractiva vista de la ciudad y recomendó la piscina hotel Vedado, sitio “ideal para eventos múltiples como cenas, cócteles, premiaciones y presentaciones de libros”.

De las playas a La Habana Vieja

Y para variar Gran Caribe también presentó lugares menos conocidos como las instalaciones ubicadas en las playas al este de la capital y otras de La Habana Vieja y Centro Habana, que pudieran resultar muy atrayentes para quienes se interesan por renovar los escenarios de encuentros y reuniones.

A solo 20 minutos de la ciudad, pudiera sugerirse el llamado complejo hotelero Atlántico-Villa Los Pinos-Villa Mirador del Valle, en Santa María del Mar; “el lugar más especial que hay en estos momentos en La Habana”, en opinión de Rosa Pupo, comercial de estas instalaciones.

Según explicó el hotel Atlántico dispone de salones para efectuar reuniones y bodas, por eso destaca en la oferta de servicios para banquetes y garantiza facilidades de audio, proyección y conexión a internet. Mientras en  Villa Los Pinos, “un sitio privilegiado al este de La Habana”, señaló, cuenta con 25 casas tipo chalet, 19 de ellas con piscinas privadas.

En Santa María Loma, con una combinación maravillosa de naturaleza y playa, se encuentra Villa Mirador del Valle, la más reciente apertura de Gran Caribe, que ofrece 14 espaciosas casas con 83 habitaciones, siete piscinas, dos salones para eventos, dos restaurantes y dos bares.

En opinión de la funcionaria, es el mejor lugar para tener un evento de éxito, “en perfecta armonía con el medio ambiente”,  en las piscinas se puede realizar cualquier tipo de programa dada la amplitud de sus entornos.

Historia y ciudad

A un lado del conocido Paseo del Prado, en La Habana Vieja, se alza el majestuoso hotel Sevilla, gestionado por la cadena francesa ACCOR y su marca hotelera Mercure, que “ofrece una estancia inolvidable en el centro histórico de la ciudad”, afirmó Alina González Gómez, especialista comercial.

Muy cercano, frente al Parque Central, se encuentra el hotel Plaza, edificación patrimonial donde presta servicios un salón de reuniones y  restaurantes con posibilidades de funcionar como sede de celebraciones y eventos.

En el recinto Bufet se realizan diversas actividades y también en la Terraza Solarium destacada por la calidad de la coctelería, según explicó Ana María García, directora comercial de esta instalación.

En la sugestiva esquina de Galiano y Malecón, en Centro Habana, está enclavado el hotel  Deauville, con 14 plantas desde las cuales se puede admirar a plenitud el paisaje citadino. Dispone de un salón de reuniones ubicado en el segundo piso, con capacidad hasta unas 60 personas, habilitado con equipos audiovisuales y ofrece coffee-break y servicios opcionales gastronómicos.

Señaló Ana María Fernández, directora comercial, que también se dan facilidades en el Salón 70´S CAFÉ, ubicado en el sótano del hotel y con capacidad máxima para 100 personas, muy utilizado para reuniones, bodas,  fiestas de Quince y clases de baile.