Opciones

Semanario Económico y Financiero de Cuba

Recuperación de la vegetación en cayería norte cubana

A cuatro meses del azote de Irma se observa un panorama diferente, ya el verdor ocupó su espacio en el entorno

La vegetación de los cayos del norte de esta central provincia cubana muestra hoy una rápida recuperación, luego de las serias afectaciones provocadas por el huracán Irma en septiembre del pasado año.

Según especialistas de la Unidad de Medio Ambiente en Ciego de Avila, más del 95 por ciento de las formaciones vegetales, bosques siempre verdes y matorral xeromorfo recibieron fuerte impacto por el meteoro y produjo una alta cifra de árboles caídos.

Hoy a cuatro meses del azote de Irma se observa un panorama diferente, ya el verdor ocupó su espacio en el entorno, retoñan las plantas que quedaron en pie, muchos arbustos recobran su follaje y a otros le rebrotaron las hojas.

Actualmente técnicos forestales, medioambientales y del Centro de Ecosistemas Costeros, trabajan en conjunto en la cayería del litoral norte avileño para cumplir las encomiendas del programa Tarea Vida.

Dicho plan es una estrategia del Estado cubano para enfrentar la situación medioambiental y contrarrestar el cambio climático en las zonas vulnerables de la Isla.

En ese entorno agilizan la reforestación de importantes especies de la flora, como el mangle, las cocotrinas, las uvas caletas, el almacigo, guano de costa y otras variedades que abundan en la cayería y que forman parte de la biodiversidad.

Perteneciente al sitio Ramsar Gran Humedal del Norte de Ciego de Avila y a la Reserva de la Biosfera Buenavista, la región, compuesta por los cayos Coco, Guillermo, Paredón Grande, Antón Chico y Media Luna, posee más del 90 por ciento de los suelos cubiertos por especies vegetales, muchas de ellas endémicas.

Solo en Cayo Coco, el islote más extenso de la zona, existen unas 340 variedades botánicas, con gran diversidad de flores, plantas ornamentales, como la palma Santa Lucía, diferentes tipos de helechos, orquídeas y arbustos propios de las costas.

Por esa área del litoral norte avileño se desarrolla el polo de recreo Jardines del Rey, distante a unos 500 kilómetros de La Habana y considerado entre los destinos de sol y playa más acogedores de Cuba.

Con más de 40 kilómetros de hermosas playas, dispone de ocho mil 28 habitaciones en 18 confortables hoteles, categorías cuatro y cinco estrellas y recibe anualmente a más de 400 mil turistas de diversas nacionalidades.  (PL)