Opciones

Semanario Económico y Financiero de Cuba

Por una superior temporada invernal en Cayo Largo

Según Moisés García, director de la empresa de turismo en dicho islote, favorecerá a ese propósito el sistema de comercialización bajo nuevas marcas y la construcción de modernas cabañas entre otros aspectos

Cayo Largo está listo para una superior temporada turística de invierno, aseguró Moisés García, director de la empresa de turismo en ese islote, asociado a leyendas de corsarios y piratas que otorgan al destino un toque místico.

"Favorecerá ese propósito el sistema de comercialización bajo nuevas marcas, la construcción de modernas cabañas, contratos exclusivos con clubes italianos, ofertas atractivas y actividades náuticas y recreativas en la marina", refiere el directivo.

Localizado en el suroeste cubano y perteneciente a la Isla de la Juventud, Cayo Largo desde 1980 es uno de los destinos potenciales para quienes buscan en su mar verdeazul los encantos del archipiélago de Los Canarreos.

Juan Diego Fortín, director general del hotel Olé Playa Blanca -categoría cuatro estrellas-, comenta que la instalación se abrió al mercado mundial desde el 1ro. de noviembre, una opción para pasar las vacaciones en familia a precios asequibles en la modalidad de Todo Incluido.  

"El cambio de marca nos permitirá incrementar la ocupación del hospedaje y acceder, además, a los mercados ruso, argentino y alemán; hoy el principal emisor resulta Canadá", dice.

"A simple vista se aprecia un cambio de diseño en la infraestructura del inmueble, porque damos pasos firmes para el cambio de marca a la Sol Meliá. Este año debe ser muy bueno y de mucha más competencia", señala Fernando Martín, director general del complejo Sol Pelícano-Sol Cayo.

"Sol Cayo deviene el mejor alojamiento del islote, todos mis amigos se hospedan aquí, la atención es muy buena y me hacen sentir como en casa", comenta el canadiense Normand Bergeron.

"Lo que más me gusta del hotel es la tranquilidad. Además, para mí resulta importante encontrarme en un medio natural libre de contaminación y con una seguridad perfecta. También en la noche puedo ir a la playa sin problemas", afirma el vacacionista durante su séptima estancia en el lugar.

Con una superficie total de 37, 5 kilómetros cuadrados, este polo  dispone de una confortable y moderna infraestructura hotelera y 24 km de playa, su producto por excelencia.

Entre las edificaciones, que bien armonizan con el paisaje, figura Isla del Sur y sus Villas Linda Mar y Coral, recientemente remozadas, en tanto Iguana está en proceso de inversión, complejo preferido por italianos quienes siempre regresan a este entorno donde impera el buen servicio.

La transparencia, conservación, riqueza y diversidad de la flora y fauna de los fondos marinos con 32 sitios de buceo son ideales para la inmersión como pasatiempo, apunta Ángel Tornés, director comercial de la sucursal Marlin.

Varias salidas diarias short time o fullday a bordo de embarcaciones especializadas con kit de reanimación, están a disposición de los clientes que arriban en busca de aventuras y excursiones en yates y barcos de poco calaje a Cayo Rico, asegura Tornés.

A este rincón privilegiado de la industria del ocio cubana es posible arribar por vía marítima y aérea, para lo cual se cuenta con una base dársena y el aeropuerto internacional Vilo Acuña, capaz de atender 300 pasajeros por hora, y acondicionado para operar aviones de gran porte, al cumplir las medidas de seguridad dispuestas por la Organización de la Aviación Civil Internacional.

Este paradisíaco islote dista a 135 km de Nueva Gerona (Isla de la Juventud), 125 de Cienfuegos y a 177 de La Habana y de Varadero. (AIN)