Opciones

Semanario Económico y Financiero de Cuba

Caliente temporada turística en Cuba

Dos vertientes del multidestino, alternativas viables para mantener el crecimiento del sector, además de la modalidad de sol y playa. La Habana combinación excepcional. Recibio el país más de millón y medio de visitantes en el primer semestre

En Cuba, la actual temporada turística, llamada alta de verano,  inicia las operaciones del segundo semestre del año sobre un escenario muy caliente, por las típicas temperaturas de esta etapa pero especialmente, por el incremento de los arribos de la primera mitad de 2011, con más de millón y medio de visitantes y crecimiento de 10,6 %, según datos de la Oficina Nacional de Estadísticas.

Aunque se trata de un período favorecido por los buenos promedios de los primeros meses, pertenecientes a la gran temporada alta de invierno, en esta ocasión hubo una peculiaridad a partir de los reportes de ascenso de ese mismo indicador, en mayo y en junio, considerados dentro del período de baja.

Por declaraciones del titular cubano del ramo, Manuel Marrero Cruz, durante la Feria Internacional de Turismo (FitCuba 2011), ya se podía vaticinar tal tendencia. En la cita, el Ministro confirmó que el crecimiento constituye el reto permanente del sector y calificó de satisfactorios los resultados de los primeros cuatro meses del año, durante los cuales -dijo- crecieron casi todos los principales mercados emisores de turismo hacia el país,  y se alcanzó 11,7 % de aumento de las llegadas internacionales.

Ahora, la industria del ocio en la Mayor de las Antillas recupera las cifras de dos dígitos en los promedios de incremento, similares a los exhibidos en los inicios del desarrollo de esa rama, cuando el país potenciaba su despegue. Sin dudas ese nuevo y gran salto coloca al sector ante otros desafíos: mantener ese ritmo ascendente impuesto por sus propios registros y concebir otras estrategias, complejas quizá, que permitan lograr dicho propósito. 

Esos resultados recién divulgados -incluso los venideros pues también el verano podría cerrar con cifras  muy positivas- tal vez señalen la recuperación definitiva de dicha esfera, la cual durante similar período del año anterior solo se anotó un punto porcentual de incremento. Aunque vale aclarar que dicho reporte fue muy elogiado en su momento, dada la baja turística mundial. 

Las páginas de este semanario explicaron a mediados de 2010, que ese signo positivo de los arribos de viajeros adquiría especial relevancia luego de evaluar a fondo el contexto de su desempeño, en medio de la crisis económica a escala global. Opciones destacó entonces la gran repercusión de las cifras de la Isla en los medios de prensa en Internet, incluso citó a una arriesgada fuente que afirmó: "los atractivos de Cuba parecen haber sido más fuertes que la crisis económica".

Igualmente, los éxitos de los primeros seis meses del actual año en alguna medida podrían confirmar la efectividad de líneas de desarrollo planteadas por la esfera, y dirigidas a atraer mercados emergentes para ocupar espacios de otros con tendencias a la baja, y al mismo tiempo, renovar e intensificar acciones de acercamiento a los emisores tradicionales, en los cuales -según expertos- se han alcanzado últimamente efectos favorables con la campaña de promoción turística denominada Auténtica Cuba.

Al parecer su buen diseño fidedigno y realista ha sido convincente ante miradas foráneas que quizá desean saber cómo éste país, en una década de desarrollo turístico, se convirtió en el tercer destino del Caribe insular y entre los primeros de la región, y rebasar por siete años consecutivos la cifra de dos millones de visitantes. Para el cierre de 2011, se espera recibir, por primera vez, más de 2,7 millones. 

Como han reiterado  funcionarios del sector, Cuba se ve obligada a prescindir de las emisiones desde Estados Unidos debido al bloqueo económico impuesto por las administraciones de la poderosa nación, con leyes que prohíben a sus ciudadanos viajar a la Isla, sin embargo, ese mercado representa la mitad de los arribos al Caribe. Tales circunstancias, posiblemente, estimulan la creatividad como táctica vital de este país para adentrarse con fuerza en el mundo del turismo.

Si este verano también deja caliente el panorama turístico en cuanto a sus promedios de crecimiento, se podría extender su impacto hacia el invierno venidero, y repercutir positivamente en la economía nacional.

Disyuntiva

Para mantener el ascenso del sector se presenta como una alternativa viable el incremento del multidestino, una modalidad valorada ahora a partir de dos vertientes. Desde el punto de vista conceptual pudiera parecer una disyuntiva, sin embargo, se trata del mismo tema con distintos enfoques basados en la diversidad, según programas mostrados por autoridades cubanas del ramo.

Una de las variantes, y quizá la de mayor alcance, está dirigida a la profusión de programas nuevos que incluyan varios destinos, a partir del intercambio y la colaboración con otras naciones cercanas receptoras de turistas.

Esa idea se pudo constatar en la más reciente edición de FITCuba, en la cual tuvo particular destaque México, con la presentación de las 10 rutas del turismo actual y los atractivos de la región de Yucatán, que podrían incluirse en ofertas combinadas con paquetes desde, o hacia la Isla. 

Igualmente, hay proyectos con otras naciones de la región. Nicaragua, por ejemplo, impulsaría la modalidad, según declaraciones de Mario Salinas Pasos, ministro de Turismo de ese país, al confirmar el comienzo este verano, de vuelos directos entre Managua y La Habana.

Durante la principal bolsa cubana del turismo, explicó que dicha apertura se debe al interés por desarrollar el multidestino y aseguró que promoverán las ofertas turísticas cubanas en Nicaragua y en otros países de Centro américa, en los cuales, dijo: "sabemos que existe gran  potencial".  

En ese asunto, naturalmente, Havanatur -Grupo Internacional de Turoperadores y Agencias de Viajes- seguirá con su protagonismo dada la experiencia adquirida durante muchos años de desempeño como la entidad cubana iniciadora de la comercialización de dicha modalidad.  Pero también participarán otras empresas que logren concertar acuerdos al respecto.

Multidestino en sí mismo

La otra variante se concibe dentro del país para mostrar a la Mayor de las Antillas como un multidestino en sí mismo, a partir de la diversidad de productos que ofrecen novedades a los visitantes, más allá de la propuesta convencional de sol y playa, la más difundida y que ciertamente ha dado la fama en ese campo.

Incluso en esa misma arista se prevé dar un vuelco a los programas con el objetivo de brindar más opciones especializadas de submarinismo, novedades en el buceo, facilidades para la fotografía en los fondos marinos, además de impulsar con mayor fuerza las propuestas náuticas.

En Varadero, por ejemplo, se puede valorar el viraje próximo de la recreación náutica a partir del proceso inversionista en ejecución para ampliar la marina Gaviota, que superará 1 000 atraques.    

Recientemente, Carmen Casal Sánchez, directora de comunicación del Ministerio de Turismo, explicó durante una conferencia temática,  que dicho organismo confiere gran prioridad al turismo de circuitos y recorridos. Al respecto dijo a este semanario: “Tenemos cultura, historia, ciudades patrimoniales, además de naturaleza, buceo y submarinismo y todo eso conforma un abanico de productos que los visitantes pueden conocer y disfrutar”.

Aseguró que los programas llevados ya a la práctica han "funcionado muy bien con los mercados de Europa". También destacó a los canadienses de quienes dijo: "están comenzando a venir a La Habana y a visitar otras ciudades y regiones y no solo a las ofertas de sol y playa", como es lo tradicional y preferido por ese mercado, el principal emisor hacia el país.  

No obstante, Casal Sánchez, reconoció la necesidad de perfeccionar más esa modalidad, y en su opinión, la calidad de los servicios del turismo constituye la carta de triunfo. Al argumentar el tema afirmó: "Todos los países tienen algo interesante para mostrar a los visitantes y por tanto quieren potenciar la industria turística, y lo que nos diferencia es la calidad".

Sobre ese asunto significó los programas del (MINTUR) para tener positiva relación entre calidad y precios de sus productos y a la vez, lograr que la primera sea percibida y destacada por los visitantes. Con tal pretensión reparan y dan mantenimiento a la planta hotelera, remodelan diversas edificaciones con valor patrimonial para convertirlas en agradables hospedajes y construyen nuevas y modernas instalaciones. En el territorio nacional brindan servicios 334 hoteles, con 52 000 capacidades.

Combinación excepcional

La Habana se mantiene como la principal puerta de entrada a La Perla del Caribe. Cerca de la mitad de los visitantes llegan por su capital, a pesar de los 10 aeropuertos internacionales distribuidos a lo largo del territorio nacional, a los cuales vuelan más de 90 líneas aéreas. 

Esa característica la convierte para el turismo en "un punto de combinación excepcional", asegura Carmen Casal  y destaca el importante papel que desempeña este destino preferido por muchos, dada la diversidad de opciones recreativas diurnas y nocturnas.

Al cierre del primer semestre de este año la provincia recibió más de medio millón de turistas y registró 10,7 % de crecimiento, según información de Ramón Zamora, delegado del MINTUR en el territorio, difundida por la prensa en Internet.

Dijo que como en las demás zonas turísticas del país, prosiguen las inversiones para la remodelación y mejoramiento de los hospedajes capitalinos. Al concluir 2010, sumaban 78 hoteles, con 13 066 cuartos disponibles en la capital.  

 Además de las extraordinarias conexiones aéreas, la directora de comunicación del MINTUR significó la ventaja de tener playas de calidad en su litoral Este, a solo 20 minutos del centro de la ciudad. Lo mismo sucede con otros programas de los llamados circuitos turísticos, pues desde la capital es  fácil trasladarse hacia otras regiones turísticas, como por ejemplo  las provincias vecinas.

Al Oeste, a dos horas de recorrido por carretera, está Pinar del Río, destino de naturaleza por excelencia. Hacia el Este se localiza la provincia de Matanzas con su ciudad encantadora y culta, su famosa playa de Varadero y la Península de Zapata, especial sitio del ecoturismo y otras modalidades.  

Destino más visitado

Peculiar y única, La Habana Vieja se reconoce como el destino más visitado, los viajeros casi siempre traen entre sus apreciados anhelos conocer, sobre todo, el Centro Histórico, donde la restauración combinada con el turismo y enfocada hacia  programas sociales de las más diversas esferas ha  transformado la zona más antigua de la capital en novedoso obsequio para moradores y visitantes. 

Quienes buscan hospedaje, esparcimiento y recreación en ese sitio, en el cual funciona una veintena de pequeños y espectaculares hoteles, algunos de gran lujo, reciben atención de la compañía turística Habaguanex explicó recientemente Saray Moreira, especialista de relaciones públicas de esa entidad.

Destacó la amplitud de las propuestas gastronómicas representadas por decenas de restaurantes y más de 80 cafeterías, bares, espacios al aire libre y dulcerías, que se entrelazan con una red de tiendas distinguidas por sus especialidades y ofertas en algunas casas exclusivas. El territorio sobresale, asimismo, por acoger a 57 museos, teatros y diversos proyectos culturales.   

Quienes elijen ese entorno podrán visitar sitios patrimoniales, notables y emblemáticos y, parafraseando a este mismo semanario, también por las calles de esa zona de la urbe activa deambulan personas de distintas latitudes, pero, especialmente pasean los propios habaneros, quienes simbolizan a los cubanos de todas las regiones del país, y retratan ese mestizaje característico de la nación.