Opciones

Semanario Económico y Financiero de Cuba

Lógica reacción de China provoca baja en los mercados

El Gigante asiático se defiende de los aranceles estadounidenses

Al inicio de la semana anterior, los inversores de Tokio acogieron como un jarro de agua fría la decisión de Washington de acusar a China de ser un país manipulador de divisas, por permitir que su moneda cayera a su peor nivel en más de una década, lo que ayudaría al país a contrarrestar los nuevos aranceles que Estados Unidos (EE.UU.) ha amenazado con imponer.

Así las cosas, es poco probable que los chinos busquen ya un acuerdo sabiendo que Trump se presenta el año que viene a la reelección. La primera consecuencia se vio en el mercado de materias primas, donde los futuros del petróleo Brent retrocedieron 1,5 %, hasta los 60,49 dólares por barril.

Por otra parte, los problemas políticos de Italia hicieron caer a las bolsas del Viejo Continente. En Alemania, el Dax retrocedió 1 %, En Wall Street, los futuros del S&P500 bajaron alrededor del 0,6 %, porque también tienen allí sus propios problemas. Y estos llevan el nombre de Donald Trump, que ha encontrado en China un formidable enemigo dispuesto a defenderse de los aranceles estadounidenses.

El problema es que los cañones del presidente estadounidense vuelven a apuntar hacia Huawei, tras saberse que Estados Unidos está retrasando las licencias para que los proveedores del país puedan comerciar con el fabricante chino.

Esa jornada de apertura semanal el barril de crudo Brent -el de referencia en Europa- se vendió a 57,77 dólares, 0,39 % más que al cierre del martes anterior; en tanto que el euro subía hasta los 1,12 dólares y la libra caía a  1,21 dólares.

Las nuevas tensiones en la guerra comercial y los problemas políticos en Italia fueron los factores que más estuvieron castigando al mercado. 

Tras el rebote que vivieron las bolsas en la víspera, las dudas vuelven al mercado tras conocerse que la Casa Blanca está retrasando las licencias para que la compañías estadounidenses vuelvan a hacer negocios con el fabricante chino Huawei. La noticia consiguió aplacar el impulso alcista con el que cerró el jueves anterior Wall Street y provocó caídas en el Hang Seng de Hong Kong y del CSI 300 de China, aunque el Nikkei japonés consiguió rebotar 0,4 % equivalente a 20 684,82.

El principal indicador que miraron los inversores, el tipo de cambio del dólar contra el yuan, permaneció relativamente estable y marcó un cambio en esa mañana de 7,0497 yuanes por dólar.

Nueva sesión de rebote para las bolsas europeas, tras el terremoto de esta semana se suscitó el jueves último en la cual los parqués han estiraron el auge del miércoles precedente (Cac: +2,3 %; Dax: +1,7 %; Ftse 100: +1,2 %) aupados por las acciones del Banco Central chino, que debilitó su moneda menos de lo esperado, así como las subidas de Wall Street donde, casi al cierre del jueves, el S&P500 avanzó 1 %, el Dow Jones se anotó 0,7 % y el Nasdaq rebotó 1,4 %. El yuan siguió  dando respiro a los inversores y se cambiaba a 7,0456 unidades por dólar en el arranque de la sesión estadounidense.

En Nueva York, los futuros sobre el S&P500 subían 0,35 % y anticipaban un inicio moderadamente alcista al otro lado del Atlántico. En la agenda macro estadounidense salían las peticiones de paro semanal, que habían disminuido en 8 000 solicitudes, hasta las 209 000 unidades, mejor que las 215 000 esperadas por los analistas.

En la media jornada de ese día, la referencia clave seguía siendo el yuan chino, que se relajaba esa mañana frente al dólar y permitía el rebote del mercado, después de que el banco de China colocara el punto de fluctuación ligeramente por encima de lo que esperaban los analistas. También había salido un buen y sorprendente dato de exportaciones en el Gigante asiático, que muestra cómo su economía no está perdiendo tracción pese a los aranceles.

La ligera racha  alcista que se vio la víspera en Wall Street, donde el Dow Jones rebotó 1,2 % y el S&P500, 1,3 %, se mantuvo con algo menos de intensidad en las plazas europeas, donde se manteníae la preocupación por el enfrentamiento comercial entre China y Estados Unidos. La referencia a seguir seguía siendo el yuan, que se movía ligeramente al alza, en 7,0471 unidades contra el dólar y enfriaba los ánimos de los inversores asiáticos, lo que dejó al Nikkei con caídas de 0,3 % y al Hang Seng chino perdiendo casi 1 %. 

Al cierre de la jornada, en Nueva York, los principales selectivos se alejaban de mínimos y propiciaban el rebote. Así, el S&P500 reducía las caídas a 0,4 % y el Dow Jones bajaba 0,9 %, frente a las pérdidas iniciales de 2 %.La estabilización del yuan chino dió aire a las bolsas, que seguían mirando con preocupación la escalada de tensión entre China y Estados Unidos.

En el resto de Europa, el Dax alemán rebotaba 1,4 % mientras que el Ftse de Londres subía 0,9 % y el EuroStoxx50 avanzaba 1,4 %. En Europa, a la luz de los pésimos datos de producción industrial que han salido esa mañana en Alemania, que han caído 1,3 % cuando se esperaba solo una bajada de 0,5%, el panorama era muy sombrío para la locomotora europea, para el país de los grandes exportadores, que veìa cómo el corazón de su economía bajaba el ritmo. El dato ha sido malo y lastró al euro, que cotizò con suaves caídas contra el dólar y marcò un cambio de 1,1191 unidades. 

La intervención de China para frenar el desplome dio el miércoles anterior algo más de estabilidad a las bolsas mundiales y  giró al alza los futuros estadounidenses, después de que  l S&P500 se desplomara 2,98 %, marcando la mayor caída del año.

El tímido intento de rebote tras el arranque de Wall Street  quedó en nada, toda vez que los principales indicadores de Nueva York (Dow Jones, S&P500) también se dieron la vuelta y se alejaron de máximos, marcando una subida testimonial de 0,2 %.

Las malas noticias llegaron muy pronto desde Alemania, donde la producción industrial del mes de junio se desplomó 1, 5%, frente al crecimiento de 0,3 % registrado el mes anterior. El dato, además, es mucho peor que la caída de 0,3 % que esperaba el consenso de analistas, lo que reflejó la preocupante debilidad que atraviesa la industria de la locomotora europea.

La mayor derivada alcista, muy difuminada esta mañana, hay que buscarla ayer noche en Estados Unidos, con el rebote superior al 1% que marcó Wall Street. Ayudaron mucho las declaraciones del asesor económico de la Casa Blanca, Larry Kudlow, en las que indicaba que "el presidente Trump podía ser más flexible en la aplicación de las tarifas si veía que las negociaciones evolucionaban de forma positiva", según comentan los analistas de Link Securities. Además, las declaraciones del presidente de la Reserva Federal de Saint Louis, James Bullard, de las que los inversores interpretaron que una subida más de tipos en el ejercicio 2019 era probable, también contribuyeron a la mejor La Bolsa de Tokio cayó este martes, aunque lejos de los niveles mínimos vistos durante la sesión, después de que China optara por tomar medidas para estabilizar el yuan tras haber sido acusada de "manipulador de divisas" por Estados Unidos.

El índice de referencia Nikkei cayó 134,98 puntos, un 0,65 %, hasta situarse en 20.585,31 puntos, mientras que el segundo indicador, el Topix, que agrupa a los valores de la primera sección, bajó 6,65 puntos, un 0,44 %, hasta 1.499,23 unidades.

El parqué tokiota abrió la sesión con fuertes pérdidas y en los primeros minutos se dejó hasta un 2,9 % contagiada por el pesimismo vivido en Wall Street, que cerró con sus mayores pérdidas del año.

Por su parte, os tres principales selectivos de la plaza neoyorquina cerraron el lunes último con desplomes cercanos o superiores a 3 %. En Europa, el Dax subió 0,1 8% y el EuroStoxx50 se anotó 0,27 %. Wall Street vio desplomarse en 2,98 % al S&P500, la mayor bajada del año para el índice estadounidense. A pesar de que el pesimismo es mucho por culpa de la escalada de tensión en la guerra comercial entre China y Estados Unidos, las bolsas se estabilizaron en la madrugada gracias a un pequeño rebote del yuan, que marcó un cambio contra el dólar de 7,0398 unidades.

El lunes último, Wall Street abrió con duras caídas y con el Dow Jones de Industriales perdiendo más de 2 % como reacción a la escalada en la guerra comercial entre Estados Unidos y China. Además, el selectivo S&P 500 retrocedió 2,38 % o 69,70 puntos, hasta 2 862,35. Y el índice compuesto del mercado Nasdaq se llevaba la peor parte y se deslizaba 3,02 % o 241,33 puntos, hasta 7 762,75, afectado por el notable descenso de la gigante tecnológica Apple (4,48 %).

El parqué neoyorquino comenzó la semana en rojo después de la reactivación del conflicto entre las dos potencias el viernes antepasado, cuando el presidente de EE.UU., Donald Trump amenazó con aranceles del 10 % a productos chinos valorados en 300 000 millones de dólares que aún no están gravados con tarifas adicionales.

Las tarifas, anunciadas inesperadamente para el primero de septiembre tras concluir una ronda de negociación en Shanghái, desanimaron a los mercados y no fueron bien recibidas por el Gobierno chino, que prometió a su vez unas represalias que ya se notaban en la divisa de ese país.

El yuan rompió la barrera psicológica de las siete unidades por cada dólar, en mínimos desde 2008, y mientras los analistas apuntaban que el Banco Popular de China ha dejado caer el valor de la moneda, la institución lo atribuyó al mercado, aunque reconoció una relación directa con la subida arancelaria estadounidense.

Así, Wall Street operaba esa mañana con pesimismo y los sectores más afectados iban desde el tecnológico (3,41 %) hasta el industrial (2,32 %), pasando por el de las comunicaciones (2,69 %) y el financiero (2,46 %).

La solución a la guerra comercial, que también ahora es de divisas, parece más lejana que nunca, lo que justifica el pesimismo del mercado.”China probablemente ha determinado que es poco probable llegar a un acuerdo con EE.UU., por lo que habría visto la hora de permitir que el yuan caiga para reflejar los fundamentos (un crecimiento más débil) y buscar un punto muerto a largo plazo”, dijo Jason Dow, analista de Societe Generale.(Fuentes: finanzas.com,Bolsamanía.com, Yahoo.es)