Opciones

Semanario Económico y Financiero de Cuba

La OPEP ante nueva decisión para estabilizar precios petroleros

Este jueves discute en Viena si prolonga el acuerdo de disminuir la producción de hidrocarburo

Tras cinco meses de recortes productivos, los miembros de la OPEP y otros 11 países petroleros discutirán este jueves si prologan la medida con el propósito de aminorar los inventarios mundiales y estabilizar los precios del crudo.   

Al parecer, la mayoría de los integrantes de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) está a favor de extender el acuerdo, aunque hay distintas consideraciones acerca del plazo que sería aconsejable.

A partir de enero, el cartel y otras 11 potencias energéticas, entre estas Rusia, pusieron en práctica un pacto conjunto para disminuir la extracción de crudo en aproximadamente 1,8 millones de barriles diarios durante el primer semestre de 2017.

Según el ministro iraní de Petróleo, Bijan Zanganeh, la idea más manejada entre los socios del cartel es mantener el acuerdo por alrededor de nueve meses adicionales a partir de junio.

Representantes de Arabia Saudita y Rusia también se han manifestado a favor de extender el recorte hasta marzo de 2018.

El asunto será evaluado por la conferencia ministerial 172 de la OPEP y luego, en la tarde de este jueves, con los otros 11 países en pro de llegar a un consenso final.

Para el titular saudita del ramo, Khalid al Falih, la extensión del pacto por nueve meses y la incorporación de otros dos pequeños productores, debería ser suficiente para hacer declinar los inventarios mundiales del carburante, ubicados por encima del promedio del último lustro.

Mientras su homólogo ruso, Alexander Novak, comentó que una prolongación de 12 meses también podría ser objeto de análisis.

“La recomendación es mantener las cuotas actuales (...) La duración es de nueve meses. Mañana (hoy) vamos a discutir la posibilidad de extenderlo por otros tres meses (hasta junio de 2018)”, señaló el Funcionario.

Evaluaciones de la firma AB Bernstein plantean que los recortes de la OPEP pudieran generar caídas aceleradas de inventarios en el segundo semestre de 2017, pero el retorno a las existencias normales no se concretará hasta bien entrado 2018.

De acuerdo con la Agencia Internacional de Energía (AEI), la demanda global de crudo supera en estos momentos la producción, por lo que previsiblemente los inventarios deberán bajar en el futuro.

Por ahora, el repunte de la producción del shale (esquisto) estadounidense y el alto nivel de reservas demuestran que el exceso de crudo no registra aún notables cambios. (PL)