Opciones

Semanario Económico y Financiero de Cuba

Serio impacto del envejecimiento poblacional en Eurozona

De acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI) ese movimiento etario constituye otro desafío de la política económica para los gobiernos en la región del euro, que aun lidian con los legados de la crisis global

El envejecimiento de la fuerza de trabajo en la Eurozona frenará el crecimiento de la productividad en los próximos años, lo que se suma a los elevados niveles de desempleo y la deuda, afirmó el FMI.

De acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI) ese movimiento etario constituye otro desafío de la política económica para los gobiernos en la región del euro, que aun lidian con los legados de la crisis global.

Especialistas del Departamento de Europa de ese organismo prevén un envejecimiento poblacional considerable en los próximos 20 años, por lo cual el número de jubilados aumentará con respecto a las personas en edad productiva (15-64 años).

Asimismo, la edad promedio de las personas dentro de la fuerza laboral se incrementará, esa porción se proyecta que la proporción de trabajadores de 55 a 64 años aumente un tercio, del 15 % al 20 % en las venideras dos décadas.

 El subjefe del Departamento de Europa del FMI, Shekhar Aiyar, asegura que ese movimiento afectará la productividad promedio por los cambios en la distribución etaria, y subraya que los años acumulados de experiencia laboral pueden hacer que los trabajadores de mayor edad sean más productivos.

Si bien es difícil generalizar entre las distintas profesiones, los estudios coinciden en que la productividad aumenta con la edad en una primera etapa, alcanzando su nivel máximo a los 40 o 50 años, y luego disminuye, agrega el experto.

Aiyar señala que el envejecimiento de la fuerza de trabajo recaerá de manera desigual en los distintos Estados miembros de la zona euro, lo cual es preocupante pues los mayores efectos negativos sobre la productividad recaerán en los países que menos se lo pueden permitir, como Grecia, España, Portugal e Italia.

Estas naciones ya tienen elevados niveles de deuda y escasos márgenes de maniobra de política fiscal, y necesitan un rápido aumento de la productividad para mejorar la competitividad y reducir el desempleo, concluyó.

Tales previsiones del FMI coinciden con criterios generalizados de que la Eurozona se encuentra en un momento crítico al atravesar una frágil recuperación, la inflación sigue demasiado reducida, la inversión es débil y el desempleo todavía elevado, que junto a envejecimiento poblacional previsto incrementarán el riesgo de estancamiento.

Otro dato interesante en la semana anterior fueron  los precios de los bonos del Tesoro en Estados Unidos que caían en medio de tomas de ganancias de operadores antes de una subasta de deuda gubernamental esta semana y una reunión de banqueros centrales donde la presidenta de la Reserva Federal, Janet Yellen, ofrecería declaraciones.

El Departamento del Tesoro de Estados Unidos venderá 88 000 millones de dólares en bonos a dos, cinco y siete años la próxima semana.

Los bajos precios de los bonos soberanos en Europa también ejercían una presión a la baja en sus pares en Estados Unidos ante la ausencia de datos  económicos en este país, dijeron analistas.

Los rendimientos de los bonos alemanes a 10 años subían 2 puntos base a -0,057 %, mientras que los retornos de la deuda británica a 10 años sumaban 4 puntos base a 0,595 %.

Los bonos del Tesoro estadounidense a 10 años cedían 15/32  en precio para rendir un  1,585 %, un alza de 5 puntos base respecto al jueves anterior, mientras que las notas a 30 años caían 29/32 en precio para rendir 2,301 %, un avance de 4 puntos base. (Fuentes: PL, Notimex y AP)