Opciones

Semanario Económico y Financiero de Cuba

Condiciones favorables para crecimiento de la UE

Actualmente se prevé que en este 2015 el PIB real aumente 1,8 % en la UE y 1,5 % en la zona del euro y para 2016, la Comisión prevé un crecimiento de 2,1 % en la UE y de 1,9 % en la eurozona

El crecimiento económico de la Unión Europea (UE) está siendo impulsado por condiciones favorables. Según las previsiones económicas de la Comisión Europea de la primavera de 2015, estos factores a corto plazo están reforzando una reactivación económica de la UE que sería moderada en su ausencia.

Las economías europeas se benefician de una conjunción de factores favorables. Los precios del petróleo se mantienen relativamente bajos, el crecimiento de la economía mundial es sostenido, el euro ha seguido depreciándose y las políticas económicas en la UE son favorables a la recuperación.

En cuanto a la política monetaria, la expansión cuantitativa llevada a cabo por el Banco Central Europeo (BCE) está afectando significativamente a los mercados financieros, contribuyendo a una disminución de los tipos de interés y expectativas de mejores condiciones crediticias.

La política fiscal en la UE, neutra en términos generales -ni restrictiva ni expansionista-, también acompaña al crecimiento.

Con el tiempo, la continuación de las reformas estructurales y el Plan de Inversiones para Europa de la UE también deberán dar sus frutos. Como consecuencia de ello, actualmente se prevé que en este 2015 el PIB real aumente 1,8 % en la UE y 1,5 % en la zona del euro, lo que representa, respectivamente, 0,1 y 0,2 puntos porcentuales por encima de lo previsto hace tres meses. Para 2016, la Comisión prevé un crecimiento de 2,1 % en la UE y de 1,9 % en la eurozona.

Mientras, la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) recortó sus expectativas de crecimiento económico de México para 2015 a 2,9 % desde 3,9 %, en tanto que para 2016 se redujeron a 3,5 % desde 4,2 %.

Dentro de sus Perspectivas Económicas globales, con datos preliminares, subrayó que la recuperación económica de México se está fortaleciendo principalmente por la demanda de las importaciones de manufacturas en Estados Unidos, así como por una moneda más débil.

El organismo enfatizó que el principal riesgo a la baja para el crecimiento económico de México viene de la posible volatilidad asociada con la normalización de la política monetaria de Estados Unidos. Pero aún con un crecimiento americano un poco más pequeño y con la baja en los precios del petróleo, México va a crecer muy bien y va a acelerar su crecimiento el próximo año, según la OCDE, al recordar que la proyección de crecimiento para Estados Unidos este año es de 2,0 %, y para el próximo año, 2,8 %. 

 

Y una de las noticias más relevantes fue que el acero adquirido por América Latina en China entre enero y mayo de este año alcanzó 3,8 millones de toneladas, 12 % más en comparación con los cinco primeros meses de 2014, informó la Asociación Latinoamericana del Acero (Alacero). En ese periodo, China exportó al mundo 39,5 millones de toneladas de acero laminado, lo que supone un incremento de 30%, señala el reporte de los productores latinoamericanos.

La participación latinoamericana en las exportaciones de acero chino de enero a mayo representa 9,5 %, en comparación con 11 % del mismo periodo de hace un año. "En un contexto de baja actividad económica y demanda de acero, China continúa exportando acero a niveles récord, lo que le permite darle salida a su sobrecapacidad y mantener sus niveles de empleo", admite Alacero. 

El conjunto de América Latina solo es superada en los cinco primeros meses del año como destino del acero chino por Corea del Sur, que recibió 5,2 millones de toneladas (13,3 % del total), en tanto que el tercer destino fue Vietnam, que recibió 3,5 millones de toneladas (8,9 % del total). (Fuentes: PL, El País.com y América Economía)