Opciones

Semanario Económico y Financiero de Cuba

Ecuador reitera que está preparado para enfrentar caída del petróleo

Expresó funcionario que sólo si el barril de crudo cae por debajo de los 70 dólares en lo que resta del año, sería necesario reacomodar el presupuesto de la nación para 2015

El ministro coordinador de Política Económica de Ecuador, Patricio Rivera, reiteró hoy aquí que el país suramericano está preparado para enfrentar un descenso aún mayor del actual en los precios del petróleo.

Cotiza el petróleo tipo Brent a 86,46 dólares

Según explicó el funcionario este lunes en declaraciones al canal GamaTV, sólo si el barril de crudo cae por debajo de los 70 dólares en lo que resta del año, sería necesario reacomodar el presupuesto de la nación para 2015.

Estamos absolutamente preparados para una coyuntura económica adversa, recalco Rivera, quien aclaró que los ingresos petroleros representan un "poquito" más del 10 por ciento de los 34 mil millones del presupuesto del país.

Apuntó además que para enfrentar una eventual crisis a corto plazo, el gobierno podría usar el financiamiento que ya tiene contratado, y las líneas emergentes con el Banco Interamericano de Desarrollo y la Corporación Andina de Fomento.

A largo plazo, dijo, se pueden ajustar los presupuestos para compensar los movimientos y mantener el crecimiento económico.

El jueves pasado, el presidente Rafael Correa descartó igualmente que la economía ecuatoriana vaya a entrar en crisis por una eventual caída de los precios del petróleo.

Estamos preparados para un escenario más adverso. El entorno no es tan positivo como hace un par de años pero tampoco es crítico, ni mucho menos, recalcó el mandatario durante una rueda de prensa.

La semana pasada, el precio del barril de crudo cayó a 82 dólares, la cifra más baja desde 2010, cuando llegó a 110 dólares.

Aunque algunos analistas atribuyen el descenso en la cotización del crudo a la negativa de Estados Unidos y Arabia Saudita a reducir su producción, y al estancamiento de las economías europeas, otros aseguran que se trata de una estrategia occidental para castigar a Rusia por su apoyo a los milicianos ucranianos.(Tomado de PL)