Opciones

Semanario Económico y Financiero de Cuba

Regresa la calma a principales mercados del mundo

Los especialistas auguran que de mantenerse los resultados obtenidos hasta septiembre último, las naciones BRIC crecerán este año por este orden: China 8,2 %; India 6 %; Brasil 4 %; y Rusia 3,8 %

Luego de una quincena de incertidumbre, los ánimos están más calmados al conocerse a mediados de la pasada semana que el Congreso de Estados Unidos elevó el límite de la deuda del país hasta el 7 de febrero, una vez que las dos cámaras adoptaron un texto que aleja momentáneamente el riesgo de un catastrófico default y posibilita la reapertura del gobierno. El veredicto también permite la reapertura del Estado federal, parcialmente paralizado desde el 1ro de octubre, hasta el 15 de enero, y prevé la convocatoria de una comisión para negociar un presupuesto para el año fiscal 2014.

Sin embargo, casi dos tercios de los representantes del Partido Republicano votaron en contra, dejando en evidencia la profunda división reinante en el principal partido opositor.

En una breve declaración, el presidente Barak Obama dijo que la clase política tiene por delante el desafío de "recuperar" la confianza de los estadounidenses, y afirmó que es necesario cesar de gobernar "de crisis en crisis". Indicó que estaba listo a continuar trabajando tanto con las bancadas del oficialista Partido Demócrata como del opositor Partido Republicano.

Los especialistas auguran que de mantenerse los resultados obtenidos hasta septiembre último, las naciones BRIC crecerán este año por este orden: China 8,2 %; India 6 %; Brasil 4 %; y Rusia 3,8 %. En estos países, de una producción dedicada en buena medida a la exportación, como motor de su crecimiento económico, se está pasando a otra más dirigida a satisfacer la demanda interna, como es el caso de China, que está fomentando sus importaciones mediante una reevaluación del yuan, lo que se traduce en una economía global más equilibrada y saludable.

Este cambio de modelo mejorará, por un lado, el nivel de vida de los ciudadanos de esos países y por otro hará menos dependientes a estas economías de las exportaciones, aspecto clave en la situación actual en que las naciones europeas compran menos ya que atraviesan por un período de estancamiento.

Precisamente, hace poco el FMI avisó que el mayor riesgo de que la economía mundial entre en una fase de estancamiento proviene de la crisis que sufre la Eurozona, aclarando que aunque el Banco Central Europeo está aplicando políticas heterodoxas que sin duda pueden facilitar la salida de la crisis (llegando incluso a enfrentarse con el Bundesbank germano), los pasos hacia una verdadera unión fiscal, bancaria y financiera están siendo muy lentos.

De mantenerse esta lentitud de los gobiernos europeos en la toma de decisiones del Grupo de los 17, su economía seguirá estancada durante el próximo año y lo que es peor situará a España y a Grecia a la cola del crecimiento mundial. Efectivamente para España el FMI pronostica una caída del PIB de 1,3 % en 2013, aunque previsiones más pesimistas como la de Standard & Poors indican una caída del PIB español de 1,4 % en 2012. Sin embargo, lo más negativo del panorama que pinta el FMI es que no espera para España un crecimiento por encima de 1,5 % del PIB hasta 2017.

En el caso de América Latina, expertos vaticinan para este año un crecimiento de 4 %; por países seguirá siendo alto en Perú (5,8 %), Chile (4,4 %), Colombia (4,4%), Brasil (4%) y México (3,5 %).

En cuanto a Estados Unidos, el FMI espera que este año, como consecuencia del ajuste de la economía habrá una ligera reducción en la tasa de crecimiento económico pero que seguramente volverá a crecer a ritmos importantes en 2014 y 2015.  A pesar de esta reducción en la tasa de crecimiento la economía americana crecerá en 2013 por encima de 2 %.

Finalmente, los futuros del crudo Brent operaban estables a alrededor de 109 dólares por barril este fin de semana, después de que un dato fuerte del producto interno bruto de China en el tercer trimestre fue compensado por una demanda pobre de petróleo en septiembre por parte del segundo mayor consumidor mundial.

Por su lado, el petróleo en Estados Unidos perdía 0,02 centavos, a 100,65 dólares por barril. (Fuentes: Reuters, elmundo.com y yahoo.com/noticias)