Opciones

Semanario Económico y Financiero de Cuba

¿Grecia y España al borde del precipicio?

El analista Charles Robertson, parte de la previsión del Fondo Monetario Internacional del pasado mes de octubre, cuando aseguró que el crecimiento máximo que España puede esperar en 2017 es de apenas un 1,7%

El analista Charles Robertson, de Renaissance Capital, vaticinó que Grecia saldrá del euro en 2013 y España en 2014, y será el paro y la incapacidad de ambos países de crear empleo el motivo del "nuevo Lehman", que provocará una caída de 9 meses en los mercados antes de experimentar un fuerte rebote, como ocurrió en 2008.

En el último informe macroeconómico de la publicación en mayo, Robertson argumenta que el "proceso será rápido e impredecible" y recuerda cómo, durante la Gran Depresión, países con tasas de desempleo similares a las que sufre actualmente España abandonaron los tipos fijos del patrón oro para superar la crisis. España necesita la devaluación para ser competitiva y volver a crecer, como en los años 80, cuando con un paro de 20 % se sirvió de debilitar la peseta para ayudar a crear puestos de trabajo.

Lo anterior deviene tesis que dista mucho del momento de complacencia que viven los mercados y especialmente España, alimentado por algún dato positivo, un desplome de los costes de financiación, el rally del Ibex 35 y la pérdida de fuerza de la petición de rescate.

Robertson parte de la previsión del Fondo Monetario Internacional del pasado mes de octubre, cuando aseguró que el crecimiento máximo que España puede esperar en 2017 es de apenas un 1,7%, muy bajo para que el país pueda crear empleo -teniendo en cuenta que desde 1981 el paro no ha disminuido con crecimientos inferiores a 2,5 %- incluso asumiendo que la reforma laboral rebaje ese crecimiento a 1,5 %-1,7 %. De hecho, con estos números, la firma de inversión avisa de un paro cercano a 30 % dentro de cuatro años.

En relación con el gigante asiático, ocho de 15 analistas pronosticaron a finales de mayo que China mostrará un aumento de la tasa de depósito de referencia para fines de junio de 2014, en una encuesta indicadora de que los economistas redujeron 30 puntos básicos su pronóstico sobre el rendimiento del bono a 10 años en el último mes, a 3,5 %, mientras que mantuvieron su estimación sobre el rendimiento a dos años en 3,08 %, sobre la base de la mediana de las estimaciones.

"Mientras el crecimiento sea del orden de 7 % a 7,5 %, no hay necesidad de estimular el crecimiento con reducciones de las tasas de interés", dijo Li Wei, un economista en Shangai de Standard Chartered Plc, que  pronostica que "la tasa de depósito aumentará de 3 % actual a 3,75 % hasta el segundo trimestre de 2014. Aún hay inquietud respecto de los riesgos de la deuda de los gobiernos municipales y la recuperación del precio de los bienes raíces".

Las existencias estadounidenses de crudo probablemente crecieron respecto del nivel más alto en 82 años en tanto la producción nacional permaneció cerca de la mayor cantidad en dos décadas y la demanda se redujo. Las reservas aumentaron 2 millones de barriles, o 0,5 %, a 397,3 millones, más que nunca desde 1931, según la media de estimaciones de nueve analistas antes de que se conozca el informe del Departamento de Energía. Ocho entrevistados pronostican un aumento y uno ningún cambio en las existencias.

La producción petrolera estadounidense, que trepó al nivel más alto desde 1992 en abril, superó los 7 millones de barriles diarios desde comienzos de febrero, según la EIA, la división de estadísticas del Departamento de Energía. La demanda de gasolina bajó 3,8 %, a 8,42 millones de barriles diarios, en la semana que terminó el 26 de abril y las importaciones se incrementaron 8 %.

Por último, el precio del oro presentaba cifras en positivo para cotizar en 49,09 dólares el gramo de oro en el mercado estadounidense, mientras que la onza de plata la imitaba en el alza, para cotizar 22,57 dólares, igual a 1,71 % de crecimiento. Ambos positivos precios de los metales preciosos se daban en medio de la expectativa para con las decisiones que tomaría la FED, datos que influyen en las cotizaciones. Sin embargo, la onza de platino y de paladio bajaban en los mercados estadounidenses.

(Fuentes: Bloomberg News, Renaissance Capital y Reuters)