Viernes
02 de Diciembre  2022 

Zona K´liente, entre la tradición y la actualidad

Uno de sus productos estrella, los bolsos de yute de la marca Solaris, están en universidades, instituciones y en las calles, desde oriente hasta occidente


Jueves 26 de Mayo de 2022 | 11:05:38 AM 

Autor

Raquel Sierra

Zona K´liente es una mediana empresa, una sociedad de responsabilidad limitada (SRL) creada al amparo de las transformaciones económicas en Cuba,  enfocada, principalmente, en la impresión sobre materiales textiles naturales y/o sintéticos, con otras líneas como la comercialización minorista y mayorista de productos alimenticios y no alimenticios.

Se dice fácil; sin embargo, ha sido un recorrido de más de 35 años, por caminos no siempre libres de espinas, y que hoy da empleo a medio centenar de trabajadores.

En los inicios,  se dedicaron al papier maché, que el iniciador de esta dinastía, Patricio Frómeta, aprendió de la mano de la artista de las plástica Antonia Eiríz. Luego, se diversificaron hacia la bisutería, la costura, y la serigrafía. Por años, surtieron al turismo con pulóveres que identificaban a lugares de Cuba y servían para la promoción de diversas empresas del turismo.

Con la  pandemia, el mundo de ese grupo artístico se puso “patas arriba”, pero supieron reinventarse y sobrevivir. “Empezamos a redirigir nuestra producción hacia el mercado nacional, donde vendemos con mucho éxito, siempre respetando la calidad y el diseño”, afirma Abdías Frómeta Court, uno de los descendientes.

Desde enero pasado, lo que fue un grupo artístico asociado al Fondo Cubano de Bienes Culturales, se convirtió en la mediana empresa Zona K´liente.  “Alguien me preguntó qué yo quería que sintiera quien comprara un bolso nuestro, de la marca Solaris, registrada hace un año. Y le respondí: orgullo y alegría. La idea no es resolver un problema. Queremos que sea utilitario, pero que tenga una identidad, un mensaje, un criterio”.

Zona K´liente enfoca sus productos, principalmente, a un público adulto joven. Para lograr captar su atención,  el diseño recae en jóvenes diseñadoras.

Las impresiones de los artículos de la Mipyme se hacen sobre una amplia gama de materiales, naturales -algodón, lona y lienzo-, y  sintéticos -polipiel, poliéster y vinilo-, entre otros que van apareciendo, comenta Brenda Ortega Oramas, diseñadora, especializada en confección textil.

Foto: Jorge Camarero Leiva


“Experimentamos y tratamos de crear un diseño atractivo y pensado en el contexto cubano. La creación de productos es fundamental para la empresa y es lo que ha permitido hacernos un espacio en el mercado nacional, posicionarnos y ser identificados por el público”.

La comercialización de los artículos propios y de importación tienen varias vías de comercialización,  minorista, en tiendas y ferias convocadas por el Fondo Cubano de Bienes Culturales y el Gobierno de La Habana, como de forma mayorista,  a diferentes organismos, previa coordinación, y a trabajadores por cuenta propia, por lo que los productos pueden encontrarse desde Pinar del Río hasta en Baracoa, en Guantánamo.

Las bolsas de yute, de la marca Solaris, en diferentes formatos y diseños,  son los productos que más vendemos en la actualidad, sostiene Yadira Muñoz García, especialista comercial y socia de la empresa.

Según dijo, “si hubiera un retorno del turismo a Cuba, pues nos reinventaríamos y sacaríamos nuevas propuestas. Nos interesa trabajar ese mercado, que ya conocemos”.

Zona K´liente favorece los encadenamientos y la intercooperación entre empresas de los sectores estatal y no estatal, para responder a los llamados a la sustitución de importaciones, que disminuye la erogación de divisas, explica Julio César QuerolMilián, gestor administrativo.

Foto: Jorge Camarero Leiva


Hasta el momento, este nuevo actor económico desarrolla alianzas con la empresa Thaba, de reconocido prestigio en la producción artículos de talabartería, para la producción de set de toallas y de bolsos y carteras, para el mercado nacional, con calidad exportable. En esta cooperación, Zona K´liente suministra la materia prima, realiza el corte de las piezas y comercializa, mientras los talleres de Thaba asumen la confección.

Existe otra forma de cooperación,  esta vez con la Empresa de Comercio del Cerro, a la que arriendan espacios para comercializar sus productos y otros importados, todos de calidad.

Comparte esta noticia

Deje su comentario

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.