Opciones

Semanario Económico y Financiero de Cuba

CNIC, simbiosis de forma y contenido

Perteneciente a la Organización Superior de Dirección Empresarial Grupo de las Industrias Biotecnológica y Farmacéutica Biocubafarma, tiene la misión de resolver con calidad y rigor científico problemas biomédicos y tecnológicos de importancia económica y social

Con su tradicional solidez y una nueva imagen que mediante el verde resalta su vocación por los productos naturales y la ciencia, se presenta en los salones de Pacgraf 2019 el Centro Nacional de Investigaciones Científicas (CNIC).

El centro, fundado en 1965 y perteneciente a la Organización Superior de Dirección Empresarial Grupo de las industrias Biotecnológica y Farmacéutica BioCubaFarma, tiene la misión de investigar, producir y comercializar productos y servicios en el campo de las ciencias, con alto valor agregado, competitivos en el mercado nacional y para la exportación, que tributen al desarrollo económico y social del país, teniendo en cuenta para esto el respeto al medio ambiente y la mejora continua de la calidad.

El prestigio los precede

“Nos dedicamos a la comercialización de productos de origen natural, hechos a base de la cera de la caña de azúcar y de la cera de la abeja”, explica Marlen Berrio Álvarez, especialista comercial del área de exportaciones del CNIC.

Entre una gama de doce productos, el líder es el Policosanol, también llamado PPG, cuyo uso principal es la disminución de los niveles de colesterol en sangre y con buenos resultados en la reducción de las posibilidades de ocurrencia de ictus isquémicos, e incluso, cuando ocurren, este medicamento contribuye a la recuperación de los pacientes.

Otro de los productos es el Abexol, a base de la cera de abejas, muy beneficioso para proteger la mucosa gástrica y utilizado en personas que padecen gastritis, úlcera y acidez.

Mientras, el Prevenox, elaborado a partir de la cera de la caña, ha mostrado favorables resultados en la prevención de la osteoporosis, enfermedades óseas y reumatológicas.

De acuerdo con Elena Martínez Rodríguez, especialista en comunicación, resulta particularmente beneficioso en el tratamiento de las afectaciones que provoca la menopausia y en la prevención de la osteoporosis que afecta entre el 80 % y el 90% de las mujeres en esta etapa. “Como antioxidante, mejora el estado y rendimiento físico de las personas en general”.

Los productos del CNIC tienen contratos de comercialización internacional en más de 13 países y para eso, precisó Martínez, se valen de estuches, embalajes y etiquetas diferenciados, con todas las especificidades que debe cumplir el mercado farmacéutico y las regulaciones internacionales. “Para darle una envoltura que se corresponda con la calidad de nuestras preparaciones de origen natural, trabajamos con entidades como Durero

Caribe, Litográfica Habana, Compacto

Caribe y Adypel, que suministran los estuches, etiquetas, prospectos y cajas corrugadas”.

Novedades

En enero pasado quedó inaugurada la planta de cápsulas blancas, única de su tipo en el país, que en meses venideros deberá iniciar la producción de Sacha Inchi –un aceite enriquecido con Omega 3, 6 y 9, que propicia la reducción de triglicéridos en sangre-, y Palmex -extraído del palmiche de la palma real-, que contribuye a prevenir las afectaciones en la próstata y la hiperplasia prostática benigna.