Opciones

Semanario Económico y Financiero de Cuba

Agroforestal Pinar del Río: Tantos a favor del crecimiento sostenible

Ubicada en el occidente del país, esta empresa también aportó a los ingresos por exportaciones del sector agroalimentario cubano

En apenas un año -desde la edición pasada de la Feria Agroindustrial Alimentaria, Fiagrop-, mucho ha cambiado en la Empresa Agroforestal Pinar del  Río (Aforpri). Un cambio en la  imagen y una calidad superior en la visualidad de los productos denotan crecimiento. Pero, la transformación va más allá.

BonAfor, BarniFor y ColoFor son las marcas de su carbón vegetal, barniz y colofonia, respectivamente, registradas por Aforpri en la Oficina Cubana de la Propiedad Industrial, como parte del  perfeccionamiento y fortalecimiento de la actividad comercial y económica de la entidad.

“Hemos tenido un despertar. La Feria Internacional Agroindustrial Alimentaria nos sirve de mucho. Es muy importante para los empresarios participar porque,  aparte de los negocios que hacemos, nos da la visión de cómo andamos y hasta dónde queremos llegar”, señaló Isabel Cabrera Collado, inversionista de la empresa.

A esta feria traemos nuestras marcas, el carbón vegetal y la colofonia para la exportación, el barniz, las semillas forestales y los muebles de carpintería, con una mejor vista, con la aspiración de cumplir con la misión de la empresa: comercializar productos madereros y no madereros del bosque, así como aquellos de mercado de amplia demanda, indicó Cabrera Collado.

Aforpri defiende el principio de Andar por la sostenibilidad, un lema que fija el reto del crecimiento sostenible de las áreas de bosque, siguiendo los postulados de la nación de protección del medio ambiente.

Sembrar más

Con una superficie de 254 800 hectáreas, la Empresa Agroforestal Pinar del Río tiene cubierta de bosques 30 381,5 hectáreas, para 12 %. Las zonas naturales cubren 21 873,7 hectáreas, mientras 10  306 son de plantaciones.

Niurka Falcón Sánchez, directora de la  Unidad Empresarial del Base Consolación del Sur, una de las cinco con que cuenta la empresa, explica que la entidad se dedica a la producción de semillas de todas las especies forestales y frutales, fomento de áreas deforestadas y de regeneración natural de todas las formaciones boscosas y categorías del bosques, con su manejo silvicultural, protección contra plagas, enfermedades e incendios. 

Amplia es la gama de sus producciones: madera aserrada y rolliza, horcones, traviesas, cujes para tabaco, leña para combustible, parllet, resina de pino, aceite de trementina, barniz, pintura, postes, módulos de envase y productos de madera.

El carbón vegetal de Aforpri -tratado en la planta de beneficio donde se procesa el producto destinado a la exportación-, como otros producidos a lo largo del archipiélago, también va a los hornos de varias naciones europeas y aportó a los ingresos obtenidos por la comercialización internacional  de este nuevo producto exportable del sector agroalimentario cubano en 2018.

En los últimos tiempos, la carpintería de la empresa ha experimentado un vuelco. “Los carpinteros reciben la materia prima y el 35 % de las ventas de los productos, que se venden todos los meses en ferias municipales y provinciales”,  señaló Falcón, también ferviente defensora de la sostenibilidad del patrimonio verde puesto bajo su cuidado.

“La explotación sostenible implica sembrar siempre más de lo que se explota. El pasado año, en fomento de bosques se plantaron 300 nuevas hectáreas. En todo eso se tiene como premisa la sostenibilidad del bosque y el enriquecimiento del acervo cultural y forestal de los trabajadores”.