Opciones

Semanario Económico y Financiero de Cuba

Todo en materiales de la construcción

Actualmente la compañía está presente en el mercado cubano mediante su inclusión en muchas carteras de proveedores y varios proyectos de licitación, en diferentes sectores de la economía

La empresa italiana Fassa muestra en FECONS 2016 toda una gama en materiales de la construcción, desde algunos tradicionales hasta otros más innovadores, usados para refuerzo estructural con fibra de carbón, explica Giuseppe Gasparotto, apoderado de Fassa en Cuba.

Actualmente la compañía está presente en el mercado cubano mediante su inclusión en muchas carteras de proveedores y varios proyectos de licitación, en diferentes sectores de la economía.

“Estamos cooperando con el Ministerio de la Construcción (Micons) con el objetivo de iniciar una colaboración, destinada específicamente a crear plantas para la producción de materiales aquí en la Isla. Queremos que Cuba camine por sí misma, con la ayuda de nosotros”, afirma el ejecutivo.

Ello resulta posible debido a que la empresa exporta, además de productos, tecnología y knowhow. “Buscamos avanzar juntos, no solamente vender. Eso es muy importante para la filosofía de Fassa”, sostiene Gasparotto.

Con respecto a FECONS, opinó: “Es una feria buena porque no hay una multitud de personas, y quienes llegan son profesionales competentes: ingenieros, arquitectos, proyectistas… Se nota que vienen de una buena escuela, donde se aprenden bien las técnicas constructivas y el uso de materiales”.

En ese sentido, François Torrent, responsable técnico de la firma, destacó que los temas de formación y asistencia técnica con profesionales cubanos funcionan en dos sentidos, de manera que todos aprenden. “La discusión es lo que nos permite avanzar en el conocimiento de las condiciones físicas del producto”, precisa.

Entre los planes a corto y mediano plazo de la compañía, se incluye la participación en la Zona Especial de Desarrollo Mariel (ZEDM). Gasparotto valora que existe gran interés en los productos de Fassa, pues presentan alta calidad, y permiten ahorrar energía y recursos. “En Cuba hay mucho trabajo, pero lo importante es hacerlo bien, que las edificaciones duren”.