Opciones

Semanario Económico y Financiero de Cuba

AMPELOS presenta tecnología de primera línea

La empresa promueve equipos encaminados a lograr la más alta eficiencia energética

El micronizador de combustible sobresale como parte de la tecnología de punta que propone AMPELOS en la presente edición de FIHAV. Este equipo permite un cuantioso ahorro de hidrocarburos, así como prolongar la durabilidad del motor donde se aplica. Los detalles fueron ofrecidos al Diario de la Feria por Jesús Rodríguez-Ojea, gerente comercial de la empresa.

Mediante un trabajo mecánico de centrifugación a muy alta velocidad, el micronizador posibilita aprovechar el combustible que de otra manera se perdería. Las pruebas realizadas en la provincia de Ciego de Ávila y en instalaciones de la Unión Eléctrica arrojan como resultado la disminución de  80% de los lodos, a partir de la implementación del micronizador. Ello redunda en un ahorro estimado de 32 toneladas anuales de combustible por motor.

"Este equipo es único en su tipo, no hay otra herramienta que haga ese trabajo. Es un producto fabricado en Corea del Sur, que además alarga la vida de los agregados y los componentes del motor relacionados con la combustión. Al ser esta más completa, también se reduce la emisión de monóxido de carbono", explicó Rodríguez-Ojea.

Se estima que el retorno de la inversión inicial se realiza en alrededor de ocho meses de explotación. El micronizador está construido con una alta calidad, en aras de que tenga larga vida de utilización, sin necesidad de reparaciones.

La maquinaria se presenta al concurso por la Medalla de Oro a la Calidad en esta feria, contando con el aval de varios meses de utilización. Asimismo ocurre con la cosechadora de arroz y la sembradora de granos, que han sido certificadas por el Instituto de Ingeniería Agrícola (IAGRIC).

Esta semana se realizará el lanzamiento de estas dos últimas, como productos que ya están listos para su introducción en el país mediante los órganos interesados, en este caso, el Ministerio de Agricultura, el Grupo AZCUBA, la Asociación Nacional de Agricultores Pequeños (ANAP), etc.

En cuanto a la alimentación animal, se dan a conocer también un molino forrajero y una fermentadora, los cuales trabajan de manera complementaria. Mientras uno tritura la planta, la otra permite incorporar sustancias para enriquecer el alimento final que se proporciona a las aves, el ganado vacuno y porcino.

Ambos equipos ya fueron probados en Cuba, y en el caso del molino forrajero, se está ensamblando en el país. Algunas piezas también se están fabricando aquí. Ello ofrece grandes ventajas, como el logro de un mejor precio, la reanimación de la industria nacional, la disminución de los costos por concepto de flete, el incremento de la eficiencia energética y la automatización de las cosechas. Las dos máquinas optan de igual modo por la Medalla de Oro a la Calidad.

En la presente Feria Internacional de La Habana, AMPELOS promueve también una línea tecnológica para la eficiencia energética. Aquí se incluyen las lámparas LED, con capacidad para  ahorrar electricidad y producir a su vez la misma o mejor iluminación. Se encuentran aditivos químicos para optimizar la combustión de materiales líquidos, como el petróleo; o sólidos, como la biomasa. Además aparece un incinerador altamente eficaz en comparación con los quemadores convencionales.

Respecto al tema de la energía renovable, AMPELOS propone una gama de generadores eólicos de fabricación canadiense. Este equipo de pequeño tamaño resulta muy eficiente, porque puede aprovechar los vientos desde muy baja velocidad, en relación con los de mayor capacidad, que necesitan vientos más potentes y torres muy altas. Brindará la posibilidad de construir un parque eólico lugares donde no haya tanto viento, y aún así estos se puedan aprovechar.

AMPELOS es una empresa comercial que opera en Cuba desde 2002, en calidad de sucursal, aunque viene trabajando en el mercado nacional desde 1997, aproximadamente. Desde entonces han buscado incorporarse a los proyectos prioritarios del país, como los programas de la Revolución energética, la producción de alimentos, la salud pública y otros. También han realizado aportes de equipos y materiales necesarios en la industria de alimentos.

Rodríguez-Ojea expresó el deseo de AMPELOS de continuar trabajando en todas las actividades y esferas que el país necesite de ellos, con la finalidad de ofrecer siempre lo mejor y más confiable de que sean capaces.