Viernes
09 de Diciembre  2022 

De los mares nuestros

Un Proyecto de Desarrollo Local busca suplir las necesidades de pescado, con una gestión eficiente y comprometida


Viernes 09 de Septiembre de 2022 | 12:17:16 PM 

Autor

Raquel Sierra

La preferencia por el pescado, de un lado, el hecho de ser pescadores, por otro, unido a la flexibilización para dinamizar la economía, le abrieron las puertas a una vieja idea. Surgió así De Mares, un Proyecto de Desarrollo Local (PDL).

De acuerdo con David Arocha Blanco, titular de De Mares, este PDL de la provincia de Artemisa,  que tiene como actividad principal la comercialización de productos del mar y progresivamente, en menos de un año, han conseguido llegar a espacios diversos, a la vez que buscan las vías para ir sorteando obstáculos.

Robarse el show

“Nuestro municipio tiene la facilidad geográfica de tener un litoral hacia el norte, que por décadas se ha dedicado a la pesca y a su comercialización, , explicó Arocha.

“Presentamos una tesis al gobierno del municipio, y vieron en nosotros una solución. Eso fue antes de la Covid, hace unos tres años, cuando no estaban los canales que existen hoy, en que el país está abierto a nuevos tipos de empresa”.

La flexibilización para el ejercicio de actividades no estatales, dio luz verde a estos procesos y el PDL nació en finales de 2021, con un puerto pesquero, 44 barcos, con el acompañamiento de Flogolfo, la empresa pesquera a cargo de la zona.  Comenzaron las operaciones y Bauta comenzó a tener pescado, en puntos de ventas, hoy en Baracoa, Bauta y Caimito, con precios asequibles, señaló el titular del PDL.

También, con una ágil gestión comercial, se han insertado en el sector empresarial, hasta lograr abastecer de ese alimento, desde los nuevos actores económicos hasta grupos como Palco, Palmares -entre otras instalaciones, La Ferminia, La Torre y la Bodeguita del Medio, Tocororo, El Aljibe, Floridita, Giraldilla y Don Cangrejo-, hoteles, centros comerciales y de gastronomía e instituciones del polo científico de La Habana, y en el turismo, en Varadero.

Con poco tiempo en el mercado, hasta ahora han logrado imponerse por la frescura del producto, seriedad ante el comercio, higiene, calidad,  estabilidad  y amabilidad en el trato, que hacen madrugar y moverse todo el día a  comerciales como Misael Díaz Díaz  y Liester García Ramírez.

“La palabra empeñada es trabajo cumplido”, defiende Arocha como una de las principales fortalezas en De Mares, mientras cuenta anécdotas de algunos tropiezos, que han sabido sortear. Otra fortaleza, sostiene, es la calidad de sus recursos humanos, con experiencia, sabiduría, ganas, visión y juventud.

¿Qué trae De Mares?

El PDL, con siete socios y 32 trabajadores,  opera a partir de compradores-acopiadores que obtienen el producto con los pescadores. Según Arocha, categorizan la mercancía en tres grandes grupos: la primera, los llamados marlín (emperador, castero, aguja y atún),  segunda: pargo, pez perro, bonito, albacora, cojinúa, rabirrubia, cubera; tercera: los del bajo, más espinosos, picadillo, croquetas, y otros elaborados. 

“La pesca no es como la agricultura. El campesino ve el campo de yuca y la yuca está ahí. El pescado, no, hay que buscarlo y se puede salir a pescar 10 veces y no coger nada”. Como solución, a los acopiadores que atienden a los pescadores les garantizaron condiciones de refrigeración y hielo, lo que permite recoger las capturas cuando se obtengan niveles de pescado que resulten económicamente viables.

Por otra parte, ante los cambios en las temporadas de pesca en el mar -según viejos pescadores se han corridos los mejores meses para las diferentes capturas-, y las dificultades, sobre todo con la disponibilidad de embarcaciones, De Mares abrió un nuevo frente.“Últimamente hemos incursionado en los de agua dulce, con el clarias o pez gato, que se captura en el sur del municipio  San Cristóbal, rico en canales, y que está resultando muy comercial, incluso para el turismo, en Varadero, hacia la cadena Starfish”, dijo.

Otras estrategias son el incremento de la producción de conformados y picadillos, buscar otros mercados, como la Escuela Latinoamericana de Medicina (Elam). A su vez, contrataron barcos de Flogolfo, para una articulación  productiva  mutuamente ventajosa y así “unir fuerzas, que es a lo que nos llama el país”, dijo y agregó: “el próximo paso será la incorporación de la comercialización de mariscos, elevar el nivel de conformados e introducir algo que queremos sea líder: la paella preenvasada, que contenga mariscos, pescado y otros ingredientes”.

A la espera de poder acceder a transportes propios, tal vez entre aquellos de organismos que tienen como única solución el desguace  y que podrían recuperar, De Mares busca otras alianzas logísticas. Por ejemplo, el transporte que regresa vacío de Varadero tras la entrega, mueve productos desde Matanzas para la empresa Caracol, opción beneficiosa para ambos.

Entre las prioridades del PDL está mejorar la logística de almacenamiento -de producto y agua-, la de elaboración, de clima y refrigeración. “Hoy tenemos capacidad entre 1,7 y dos toneladas de pescado y quisiéramos llegar a unas cinco”, dijo. A su vez, aquellas que aportan a la inocuidad, así como continuar las acciones de responsabilidad social: el suministro subsidiado a las dietas médicas, el Sistema de Atención a la Familia, instituciones de salud y hogares sociales, entre otras acciones que tributan al municipio.

Y así va creciendo este proyecto que da muestras de eficiencia aun cuando tiene que “jugar con las matemáticas, la logística, las lunas, las mareas y la suerte”. 

 

Comparte esta noticia

Deje su comentario

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.