Opciones

Semanario Económico y Financiero de Cuba

CIM y Citmatel marcan pautas como Empresas de Alta Tecnología

Dos nuevas entidades cubanas, el Centro de Inmunología Molecular (CIM) y Citmatel, se estrenan como Empresas de Alta Tecnología

Dos nuevas entidades cubanas, el Centro de Inmunología Molecular (CIM) y Citmatel, se estrenan como Empresas de Alta Tecnología y pasan a integrar el pelotón de avanzada del país en la imprescindible interconexión y alineación de la ciencia, el conocimiento y la innovación con la economía.

Es esta otra prueba fehaciente de que el país dispone de una base científico-productiva con capacidad para crear bienes de elevada calidad, con potencialidades para insertarse en el mercado internacional y satisfacer demandas nacionales, tal como lo ha demostrado la experiencia acumulada en diversos sectores y ramas de la economía, entre estos la biotecnología, la informática, las comunicaciones y la defensa.

Según trascendió, el Consejo de Ministros aprobó la propuesta presentada por la ministra de Ciencia, Tecnología y Medio Ambiente (Citma), Elba Rosa Pérez Montoya, en correspondencia con la evaluación de los requisitos e indicadores establecidos para esa categoría, cuya vigencia es de tres años (al término de ese tiempo puede renovarse si la empresa mantiene los requerimientos).

Entre las condiciones para alcanzar la distinción de Alta Tecnología se exigen una elevada productividad y sostenibilidad en el tiempo así como contar con un considerable potencial científico expresado en doctores, másteres en ciencias y especialistas de postgrado, además de tener al menos un 15 % del total de los profesionales con nivel universitario.

Ser una Empresa de Alta Tecnología significa mostrar una actividad intensiva en investigación, desarrollo e innovación; elevados estándares tecnológicos; el cierre de ciclo hasta alcanzar la producción y comercialización de bienes y servicios de alto valor agregado con énfasis en el mercado exterior, pues esas organizaciones se asocian en la economía mundial con sectores intensivos en conocimiento: TICs, biotecnología e industrias farmacéutica y electrónica, automatización, nanotecnología y energías renovables, entre otros. 

Se reconoce además que las políticas públicas aprobadas, vinculadas a la actividad de ciencia, tecnología e innovación, permiten disponer de instrumentos jurídicos que potencian el cierre de ciclo (investigación-desarrollo-innovación-producción-comercialización), partiendo de bienes, servicios y tecnologías intensivas en conocimiento.

A partir de los documentos rectores, es decir el Modelo de Desarrollo Económico y Social Cubano, las Bases del Plan Nacional hasta 2030 y los Lineamientos del Partido y la Revolución para el período 2016-2021, se promueven la creación y gestión de organizaciones basadas en la ciencia, la tecnología y la innovación, con el fin de incrementar la cartera de nuevos productos y servicios, desde estándares de calidad certificados.

En los últimos meses de implementación de las normas jurídicas (Decreto No. 2 de enero de 2020, de las Empresas de Alta Tecnología y las resoluciones complementarias), que sustentan la política, se ha contado con la participación activa de varios organismos, además del Citma, entre estos destacan los ministerios de Finanzas y Precios, de Trabajo y Seguridad Social, de Economía y Planificación, el de Comercio Exterior y la Inversión Extranjera (Mincex) y el de Justicia.

En particular se incluyen la Resolución No. 49/2020 de la Ministra de Finanzas y Precios, para establecer un tratamiento tributario diferenciado a las Empresas de Alta Tecnología y, la Resolución No. 4/2020 de la Ministra de Trabajo y Seguridad Social, para aplicar una escala salarial específica a las organizaciones que ostenten esa categoría.

En enero pasado se dieron a conocer las dos primeras empresas cubanas de Alta Tecnología. Son estas el Centro de Ingeniería Genética y Biotecnología (CIGB) y el Biocen, ambas de un sector que marca pautas en el país por su valioso aporte al desarrollo sostenible.

La salud en primer orden

El Centro de Inmunología Molecular es una institución científica que forma parte indispensable en la estrategia del Grupo de las Industrias Biotecnológica y Farmacéutica de Cuba (BioCubaFarma) para el avance productivo de los candidatos vacunales en el enfrentamiento a la Covid-19.

A pesar de todo este tiempo tan difícil y atípico, marcado por la pandemia a escala global y por la situación económica adversa derivada de la crisis sanitaria mundial y el recrudecimiento del bloqueo estadounidense impuesto a la nación, el CIM ha trabajado intensamente y ha cosechado relevantes resultados.

Se pueden citar, por ejemplo, las acciones para la producción y aplicación del anticuerpo monoclonal Itolizumab en los pacientes de Covid-19, que repercuten en la reducción de la incidencia del paso del enfermo a estado crítico; el establecimiento y puesta en marcha en tiempo récord de un laboratorio para diagnóstico del virus del SARS-CoV-2 mediante PCR, en el cual se han procesado más de 400 muestras diarias como promedio.

Otros logros del Centro en 2020 se relacionan con el montaje en pocos meses de varias técnicas analíticas y la obtención de ocho moléculas, utilizadas en diversos estudios efectuados por instituciones como el Centro de Inmunoensayo, el de Genética Médica, el Instituto Finlay de Vacunas, el Centro de Ingeniería Genética y Biotecnología y el propio CIM.

Sobresale también por ser la entidad donde se generaron, desarrollaron y actualmente se producen a gran escala los antígenos de las vacunas Soberana 01 y 02, y ser además sitio clínico de los ensayos de estas en los que se evalúa diariamente la respuesta inmune de los sujetos participantes.

Citmatel, reluciente dentro de las TICs

La Empresa de Tecnologías de la Información y Servicios Telemáticos Avanzados (Citmatel), perteneciente al Grupo Empresarial de la Ciencia, la Tecnología y el Medio Ambiente, recibe un justo reconocimiento por sus sostenidos y relevantes aportes a la innovación en la esfera de las TICs.

Su equipo de trabajo muestra siempre mucho orgullo por ser “la primera entidad proveedora de Internet en Cuba, pionera en el desarrollo de redes de transmisión de datos, además de contar con la red CENIAI Internet de alcance internacional que se extiende a todo el país brindando servicios de conectividad con tarifas asequibles, así como la posibilidad de hospedar sitios en sus servidores con total independencia, a través del Virtual Hosting”.

Administra el Portal Cuba que reúne la más variada información y servicios de valor añadido sobre el país y en esta se encuentra el CUBANIC, encargado de registrar nombres de dominio bajo .cu y otras denominaciones.

Posee Citmatel también una plataforma propia de educación a distancia, pues, a través de Cursos en línea ofrece una amplia gama de estos, a disposición de todas las organizaciones del país.

Como parte del comercio electrónico, el Bazar Cuba posibilita a las empresas nacionales comercializar sus bienes y servicios dentro y fuera del país, y a todas en general les ofrece la posibilidad de adquirir, vía Internet, gran variedad de productos cubanos.

Brinda productos multimedia que han alcanzado reconocido prestigio en numerosos países y su mercado se incrementa paulatinamente. Estos se agrupan en series temáticas y, su excelente acogida, contribuye a difundir en el mundo los valores de la sociedad cubana.

Además, Citmatel potencia el desarrollo de software, principalmente orientado a automatizar la gestión en las empresas; por ejemplo, el producto líder RODAS XXI es un potente y versátil paquete económico administrativo certificado y de gran demanda en el mercado empresarial de la Mayor de las Antillas.

Lidera el Proyecto de la Red Cubana de la Ciencia, cuyo principal propósito es crear una moderna y eficiente red digital de contenidos, productos y servicios derivados de la Ciencia y la Innovación Tecnológica.

Ponen toda su capacidad creadora en función de brindar productos y servicios acordes con los requerimientos más exigentes para satisfacer desde soluciones integrales de valor agregado y profesionalidad, las necesidades en Tecnologías de la Información y las Comunicaciones a clientes nacionales y foráneos, con ofertas de alta competitividad, consecuencia de la aplicación de la ciencia y la innovación tecnológica.

Citmatel cuenta con un personal altamente calificado y de vasta experiencia, comprometido con la misión empresarial, hacedor y creativo, que asume el cambio y evalúa el riesgo con rigor y seriedad, en pos de mantener el lugar cimero que hoy ocupa.

Así se resume en su objeto social: desarrollar, implementar y comercializar productos y servicios en Tecnologías de la Información y las Comunicaciones de alto valor agregado aplicando permanentemente la ciencia y la innovación tecnológica.