Opciones

Semanario Económico y Financiero de Cuba

Fluye con buen paso el desarrollo hidráulico en Cuba

Varias inversiones terminan de ejecutarse y otras avanzan hacia su concreción a pesar del complejo contexto que vive la nación

La Mayor de las Antillas continúa priorizando su desarrollo hidráulico en función de garantizar mayor calidad de vida a sus habitantes, así como para impulsar la actividad económica en sectores estratégicos.

Así lo confirman declaraciones recientes del presidente del Instituto Nacional de Recursos Hidráulicos (INRH), Antonio Rodríguez Rodríguez, quien puntualizó que el plan para el actual calendario es superior al de 2020.

Lograr más eficiencia en el sistema empresarial a partir de mejorar la calidad de los servicios, proseguir el estudio de todas las infraestructuras para incidir en su mantenimiento y mejoras en función de evitar el derroche de agua, minimizar los daños ambientales y tributar ahorros para la economía; así como la eliminación en el máximo posible del tiro de agua en pipas,  resultan las prioridades de trabajo que como parte de la Tarea Ordenamiento proyecta para 2021 el INRH.

Indetenibles las obras del trasvase

En una publicación en su perfil oficial de Twitter, Antonio Rodríguez Rodríguez resaltó los progresos en la ejecución de las labores del Trasvase Este-Oeste, que comprende la presa Levisa en Mayarí, Holguín.

Añade el mensaje en esta red social que tales logros en la referida inversión son el resultado del vínculo entre los organismos responsables de los trabajos; sobresalen los ministerios de la Agricultura, Industrias, Construcción, Energía y Minas, así como el grupo empresarial Azcuba.  

Reseña el diario Granma que la ejecución de las obras del Trasvase Este-Oeste se extenderán aproximadamente tres años, serán removidos alrededor de 80 millones de metros cúbicos anualmente, los cuales se trasvasarán hacia la presa Mayarí utilizando un sistema de túneles a presión a partir del escurrimiento del río Levisa y del agua que viene de las presas Sagua, Castro y Miguel, ubicadas al Este.

Ya se construye el primero de los túneles, cuya longitud es de 18 kilómetros

Añade la nota que durante el presente año en la oriental provincia proseguirán las acciones que contribuyan a minimizar los viajes para distribuir el agua en pipas. Destacan la construcción de presas y la entrada en funcionamiento de conductoras.

Asimismo, Marel González, en un informe de  Canal Caribe, da cuenta de que la presa Levisa, cuya construcción forma parte de la tercera etapa del trasvase, podrá almacenar unos 7 millones de metros cúbicos de agua que se emplearán en la agricultura (permitirá extender el riego a 4 mil hectáreas dedicadas a la siembra de arroz, tabaco y cultivos varios en el municipio Mayarí) y para la generación eléctrica (funcionará una pequeña central hidroeléctrica).

En un reporte del periodista Bernardo Espinosa en la televisión nacional la viceprimera ministra de Cuba, Inés María Chapman Waugh, dijo que esto último “es muy importante sobre todo en los momentos actuales para que pueda seguir funcionando la economía del país”.  

Además del notable impacto social, las obras del trasvase resultan fundamentales para el impulso a otros sectores y programas estratégicos del país.

Por ejemplo, en los municipios Mayarí, Banes, Báguano y Cueto, polos productivos de la agricultura y la industria azucarera emplean el agua que aportan las obras asociadas a esta colosal infraestructura a partir de la colocación de sistemas de riego que benefician la producción de alimentos (hortalizas, viandas y granos) y de la materia prima para la zafra, refiere la prensa nacional.

Otras obras de impacto

La empresa Aguas de La Habana avanza en el cumplimiento de su plan de inversiones y, de acuerdo a una publicación en su página institucional, estas acciones están encaminadas a mejorar el servicio de abasto del líquido.

En ese sentido –explican- una de las obras que se acomete es la de Rincón-Cacahual, en Boyeros; esta se inició el pasado año cuando se ejecutaron un total de 7 kilómetros de redes. En 2021 contemplan finalizar otros 7 entre redes y conductoras.

Mientras en la ciudad de Santa Clara la OSDE Agua y Saneamiento ya concluyó los trabajos en la planta potabilizadora Ochoíta, según informa en su sitio web Telecubanacán.

El proceso inversionista se extendió por un año y ahora, con la nueva planta el agua potable que reciben los habitantes de la urbe villaclareña cumple con los parámetros establecidos para certificar su calidad.

Allí se usa la zeolita como lecho filtrante para eliminar las impurezas del líquido y su empleo contribuye a abaratar los costos y sustituir importaciones, pues ese mineral se extrae en este territorio.