Opciones

Semanario Económico y Financiero de Cuba

Cemento Siguaney proyecta nuevos horizontes

Trabajadores de esta fábrica de Sancti Spiritus se aprestan a realizar una nueva campaña de producción de cemento blanco a partir de la segunda mitad de enero

La Empresa de Cemento Siguaney, de Sancti Spiritus, se prepara para emprender una nueva campaña de fabricación de cemento blanco a partir de la segunda mitad del presente mes de enero, tras cumplir su plan de producción al cierre del pasado año.

Fue la única de las industrias del cemento en el país que logró su compromiso fabrilascendente a 90 000 toneladas, a pesar de las fuertes tensiones económicas por el recrudecimiento del bloqueo yanqui contra Cuba, agravado por el enfrentamiento a la pandemia de la Covid-19.

Tal resultado fue posible por la constante búsqueda de soluciones ante el déficit de recursos y otros inconvenientes, informó el periodista Alain Jiménez, en la emisión del mediodía del Noticiero Nacional de la Televisión Cubana.

Añadió la propia fuente que la fábrica Siguaney se propone producir también cemento gris y otros dos nuevas mezclas puzolánicos, el PZ25 y el PP35, que tienen prestaciones iguales a otros cementos, pero que ahorran clinker en su contenido, elemento que según el ingeniero Gonzalo Reina Aguilar, director de la planta, origina mayor gasto en el proceso fabril.

Señalan además que, no obstante resultar baja la entrega de cemento blanco durante el pasado año, esta industria espirituana superó las cantidades previstas del gris, logrando incluso un costo promedio de la tonelada inferior a lo planificado.

Los trabajadores de esta planta dedicada principalmente a la producción de cemento gris -ubicada en el poblado de Siguaney, municipio espirituano de Taguasco-,buscaron alternativa para afrontar la escasez de recursos y otro gran contratiempo como no recibir todo el clinkercontratadol.

El ingeniero Gonzalo Reinaexplicó que ante esa dificultad tuvieron que hacer en el horno de esa industria 18 000 toneladas más de clinker para cubrir tal déficit. “Eso se logró gracias a que se extrajo ladrillo refractario de un horno que estaba paralizado y se incorporó al que estaba activado para mantenerlo trabajando”.

También afrontaron otras dificultades como la ausencia de lubricantes de importación, por lo que se buscaron soluciones nacionales mediante la colaboración con la EmpresaCubana deLubricantes (CUBALUB) que suministro suplentes adecuados, gracias a lo cual siguieron trabajando todos los compresores de esta fábrica,

La fábrica Siguaney suministró en el año 2020 todo el cemento comprometido para obras del Ministerio de la Agricultura y el Plan Estatal de Construcción de viviendas en las provincias de Sancti Spiritus y Ciego de Ávila, aunque nopudieron completar el volumen comprometido con el Ministerio de Comercio Interior y la Industria Local de Materiales de la Construcción por la necesidad de enviar el referido productos a programas prioritarios de otros territorios.