Opciones

Semanario Económico y Financiero de Cuba

Información del Gobierno de Cuba sobre nuevas medidas económicas

La Mesa Redonda inició con una intervención del Presidente cubano Miguel Díaz-Canel Bermúdez, efectuada hoy en el Consejo de Ministros

El Vicepresidente de la República, Salvador Valdés Mesa, el viceprimer ministro Alejandro Gil Fernández, el ministro de Comercio Exterior y la Inversión Extranjera Rodrigo Malmierca, el Presidente de Cimex y la Directora General de Tiendas Caribe comparecieron este jueves en la Mesa Redonda para informar sobre medidas económicas adoptadas por el Gobierno.

La Mesa Redonda se transmitió en cadena nacional de radio y televisión, e inició con una intervención del Presidente de la República Miguel Díaz- Canel Bermúdez, efectuada hoy en el Consejo de Ministros, en sesión extraordinaria, donde se aprobó la Estrategia Económico-Social para el impulso de la economía y enfrentamiento a la crisis mundial provocada por la COVID-19.


Díaz-Canel: Nadie queda desamparado en nuestro país, nos debemos al pueblo

El Presidente cubano se refirió al contexto internacional y nacional, a la crisis desafiante que se vive provocada por la COVID-19, y al trabajo intenso que se realiza en el país con la intención de hacerle frente.

Esta estrategia fue aprobada por el Buró Político, presidido por el General de Ejército Raúl Castro Ruz y Primer Secretario del Comité Central del Partido, y por el Consejo de Ministros, explicó.

Para su aprobación se partió de las bases del Plan Nacional de Desarrollo Económico y Social hasta 2030, de la Conceptualización del Modelo Económico y Social Cubano de Desarrollo Socialista y de los Lineamientos de la Política Económica y Social, documentos aprobados durante el 7mo. Congreso del PCC, señaló.

Por otra parte destacó que también se tuvo en cuenta el debate popular y en las redes sociales, en estas últimas se especulaba hace días sobre medidas que son necesarias para solventar nuestros problemas económicos. Sin embargo, el enemigo, con sus sistemas de medios, ha trabajado para sembrar la desesperanza y un estado de opinión desfavorable. De lo que nunca hablan es del mayor de nuestros obstáculos: el bloqueo económico.

Estamos asistiendo a la confluencia de una profunda crisis por el impacto de la COVID-19, de la perversidad de las prácticas del imperialismo develada en el libro de John Bolton: la alianza del gobierno estadounidense con la oposición en Cuba y Venezuela, el renacer de la Doctrina Monroe, la persecución al combustible importado hacia Cuba y la falta de unidad en el ejercicio de la política, señaló.

Tenemos que reconocer que hay una profunda crisis en el mundo reforzada por la situación de Estados Unidos sumado a lo anteriormente expuesto. El país con mayores recursos económicos es el que mayor cantidad de muertes registra, se ve racismo y abuso policial, aumenta la persecución a la economía cubana, buscan desprestigiar a dirigentes cubanos y evitar envíos de remesas, los intentos de promover posiciones políticas opositoras, agregó.

En ese sentido comentó los obstáculos que ha tenido que enfrentar el país debido al cruel y genocida bloqueo económico, comercial y financiero impuesto por Estados Unidos.

Tenemos que ubicarnos en un campo de batalla, donde la estrategia del enemigo es disparar por cada frente y atacar por cada flanco, afirmó.

Apuntan al nivel de vida por las colas del pollo, atacan incesantemente todo lo que se hace, se critica la gestión económica, no han desistido en buscar puntos de quiebre en temas sociales como la igualdad de matrimonio y el maltrato a los animales, detalló.

Es importante comprender, señaló, que mientras más frentes logren abrir y menor capacidad tengan nuestras instituciones para rebatir, será efectiva la maniobra imperial. Hay mucho dinero corriendo y laboratorios ideológicos funcionando. Debemos crear una política de comunicación con herramientas adaptadas a nuestra realidad. La mejor manera de comunicar es hacer las cosas y hacerlo bien.

No podemos seguir anclados a forma de comunicar anteriores a la era digital. La comunicación ha llegado a las principales instituciones del país y tenemos que responder para desmontar las informaciones falsas, destacó.

El enemigo con sus sistemas de medios y mercenarios de turno trabajan para lograr desestabilización. Sacan de contexto frases y hablan de apartheid económico. Puso como ejemplo el hecho de que nuestras tiendas se encuentran parcialmente desabastecidas, y eso se debe a la persecución financiera de Estados Unidos hacia Cuba, que ha arreciado durante esos meses de impacto de la COVID-19.

En otro momento de su intervención explicó que entre las medidas, en las que se profundizará en la Mesa Redonda, se incluye la distribución de un grupo extra de productos por la canasta básica.

Aclaró que, aunque algunas medidas parece que benefician a pocos, en realidad, a la larga, benefician a muchos, debido al impacto en la economía nacional.

Vamos a mantener un nivel de ventas en las tiendas en CUC. Vincularemos más actores económicos para vender en esas tiendas en las cuales no podemos gastar dinero hoy en divisa, explicó.

Necesitamos vender en moneda libremente convertible para obtener más divisas y sostener otros sectores.  En medio de la situación compleja seguimos buscando soluciones para todos, añadió.

¿En qué país del mundo se viven esas cosas? En los momentos complejos hay que sacar la grandeza de la Revolución. Explicaremos las medidas con total transparencia y todo lo que estamos proponiendo se hace para mejorar en condiciones de crisis. Hemos hecho gran esfuerzo para que lleguen nuevos alimentos a la población, dando cantidades adicionales de arroz, y gestionando para dar más frijoles y carne de pollo, comentó.

Hay desabastecimiento en las tiendas. ¿Por qué Cuba no tiene más divisas? Entre otras cosas por el bloqueo, la persecución financiera, el boicot a importaciones y créditos. Tenemos que enfrentar los coleros y revendedores, casos de corrupción, el mercado ilícito de divisas; pero tenemos la fuerza de la Revolución y la participación del pueblo, aseguró.

Como Gobierno nos toca escuchar y responder, explicar, argumentar y aplicar todo cuanto aporte. Así se gana la confianza de las mayorías. El pueblo sabe distinguir lo legítimo de lo falso y todos los días estamos enfrascados en buscar soluciones a nuestros problemas. Nos toca implementar medidas que a la larga beneficiarán a todos. En los últimos meses hemos enfrentado numerosos  intentos de impedir llegada de petróleo a nuestros puertos, desabastecimiento y sanciones; aun así, elevamos los salarios en el sector presupuestado, evitamos los apagones, proclamamos medidas para atender a toda la población, detalló.

El Presidente cubano señaló además que con la satisfacción de los resultados alcanzados en la batalla contra la COVID-19, ahora se están centrando los esfuerzos en la recuperación de la economía.

Desarrollar la economía, significa ni más ni menos ofrecer mayor bienestar al pueblo.... el peor riesgo estaría en no cambiar, en no transformar, afirmó.


Nos consuela y anima que no falleciera ningún niño, médico, personal de la salud, y lamentamos la pérdida de vidas. Mantenemos una comunicación transparente y sistemática con la población y mantenemos colaboración médica con otros países ganándonos su respeto y admiración. Nadie queda desamparado en nuestro país. Bajo estas premisas nos hemos planteado cómo enfrentar la situación pos-COVID-19 y buscaremos enfrentarla con agresividad. Se trata de retomar lo pendiente en el Congreso del Partido quitando las trabas identificadas.

Hay oportunidades y riesgo que debemos enfrentar. Lograremos apoyo popular porque vamos a lograr bienestar y mejorías. Las medidas se implementaran gradualmente pero avanzando al mismo ritmo. Nos toca aprender a vivir con mayores exportaciones y menos importaciones, potenciando la producción nacional y estableciendo una secuencia de acciones a partir de prioridades, comentó.

Se tiene que reforzar el papel de los gobiernos locales que estimulen la producción en los territorios. Todo lo que está en la Estrategia lo vamos a aplicar, explicó el Presidente cubano.

Implementar una estrategia de comunicación cerrando caminos a tergiversación y buscando que la información llegue al pueblo rápidamente. Hoy se inicia una serie de Mesa Redonda para explicar las medidas tomadas. Los temas más complejos se discutirán en el Buró Político del Partido Comunista de Cuba. En octubre se presentará la propuesta a la Asamblea Nacional. Nos centraremos en la producción de alimentos que lleva transformaciones en empresas estatales, el Ministerio de Agricultura, en el sistema de distribución y comercialización, la posibilidad de que puedan importar insumos a través de empresas estatales, la posibilidad de que puedan exportar, detalló.

Insistiremos, agregó, en el reordenamiento del sistema de comercio interior, la transformación del entorno monetario para la Inversión Extranjera, el incremento y diversificación de exportaciones, el perfeccionamiento del trabajo del sector no estatal, la eliminación del gravamen a la compra del dólar, el diseño e implementación de incentivos fiscales para exportadores. Aprobaremos y aplicaremos en el menor tiempo posible la eliminación de la dualidad monetaria y cambiaria.

Podíamos definir nuestra estrategia como la suma de los objetivos a conseguir en el siguiente orden, haciendo caso a la discusión popular, enfrentando al bloqueo, aplicar ciencia e innovación a procesos productivos y dinámicas sociales, legitimar el ideal socialista de justicia social.

Nuestro país vuelve a estar retado..., contamos con una historia lo suficientemente grande e inspiradora para ir a la pelea, afirmó.

Hace 20 años, nuestro Comandante en Jefe nos leyó el concepto de Revolución, del cual tomamos ideas fundamentales para nuestra estrategia. Ante estas ideas insuperables reiteramos: pudimos, podremos. Pudimos enfrentar y controlar la pandemia, podremos vencer la crisis, concluyó.

Una estrategia económico-social para el impulso de la economía y el enfrentamiento a la crisis mundial provocada por la COVID-19

El viceprimer ministro Alejandro Gil Fernández se refirió al contexto económico en que se aprobó la estrategia:

    Situación excepcional para la economía cubana y mundial por la Covid-19
    Gastos adicionales para la salud y protección de la población
    Pérdida de ingresos en divisas por ausencia de turismo desde el mes de marzo
    Incremento del bloqueo, persecución financiera y aplicación de medidas contra la economía, incluso, en la etapa de la pandemia

Explicó que se ha elaborado una estrategia económico-social para el impulso de la economía y el enfrentamiento a la crisis mundial provocada por la COVID-19, para responder a este escenario sin improvisación, como mismo hemos hecho en el enfrentamiento a la pandemia.

De lo que se trata es de implementar, con innovación y medidas ajustadas a los tiempos actuales, aspectos de la Conceptualización, recogidos en los Lineamientos, que no se han implementado; así como eliminar trabas para un mejor desempeño de la economía, afirmó.

En ese sentido mencionó los principios y aspectos esenciales de la estrategia:

    Mantener la planificación centralizada
    Defender la producción nacional y desterrar la mentalidad importadora
    Regulación del mercado, principalmente por métodos indirectos
    Complementariedad de los actores económicos
    Papel dinamizador de la demanda interna para la economía
    Dotar de mayor autonomía de gestión al sector empresarial
    Política ambiental activa en armonía con el ordenamiento social
    Implementar aspectos claves aprobados y pendientes, fundamentalmente con relación a las formas de gestión y propiedad, el redimensionamiento del sector empresarial, el sector no estatal y la adecuada relación que tiene que haber entre ambos
    Incentivar la competitividad, garantizando la utilización eficiente de los recursos materiales y financieros; el ahorro; incremento de la eficiencia y motivación por el trabajo
    Dar prioridad a la producción nacional de alimentos, flexibilidad de comercialización, dando espacio a varios actores económicos primando la eficiencia y la racionalidad económica
    Transformar la empresa estatal en el sector agropecuario y su relación con la base productiva. Banco de Fomento
    Mayor autonomía de la empresa estatal socialista
    Exportaciones e importaciones de las formas de gestión no estatales, así como las ventas a la ZEDM para una mayor autonomía y acceso descentralizado a las divisas
    Incentivar la participación de la inversión extranjera directa. Perfeccionamiento del trabajo del sector no estatal. El sector estatal tiene que sumarse
    Reordenamiento comercio interior. Impulso demanda interna. Ventas en MLC (mayorista y minorista)
    Mayorista: Insumos para actividad productiva. Se podrá importar, se trabaja en la creación de mercado interno en MLC que provea bienes.

Uno de los pilares para enfrentar la crisis es la exportación

Rodrigo Malmierca Díaz, Ministro de Comercio Exterior y la Inversión Extranjera reiteró las palabras del Presidente cubano y el Viceprimer Ministro Alejandro Gil cuando se referían a que uno de los pilares para enfrentar la crisis es la exportación.

La medida nos lleva a que la gestión no estatal pueda exportar y que empresas estatales puedan facilitarle ese servicio. Hay trabajadores por cuenta propia que no tienen personalidad jurídica pero no esperaremos por este paso para que puedan exportar, comentó.

Estamos trabajando en que las mercancías y servicios tengan la calidad requerida, que las importaciones sean para que sostengan la cadena productiva. Si podemos lograr que nuestra industria o agricultura brinden los insumos necesarios, mejor; pero si es necesario exportar lo haremos, afirmó.

No podemos improvisar. Este proceso se hará a través de contrato. Importante y pendiente de resolver es que la gestión no estatal tendrá que disponer de cuentas corrientes en Moneda Libremente Convertible para ejecutar estas operaciones, explicó.

Contar con las cuentas bancarias es esencial y los precios de las exportaciones e importaciones se acordarán entre las partes. El ingreso que se reciba por la exportación se le descontará un pequeño margen para la empresa que brinda el servicio, destacó.

Después de deducir estos gastos, un porciento a determinar se retendrá en divisa y se pondrá en la cuenta de la forma no estatal.  En el caso de las importaciones igual tendremos que incluir el precio de la adquisición de la mercancía y los gastos de logística. Estos gastos se pagan con la tarjeta de la cuenta bancaria en divisa, explicó.

En otro momento Rodrigo Malmierca señaló que las tarjetas magnéticas no se podrán utilizar para hacer extracciones en Moneda Libremente Convertible. Nosotros seleccionamos 37 empresas especializadas en comercio exterior para que puedan brindar servicios de importación y exportación. Si queremos facilitar las exportaciones tenemos que lograr que ese servicio sea de excelencia. Hay que crear las condiciones para dar el mejor servicio posible.

Hoy se informó la ampliación del servicio de ventas en divisa. Un grupo de personas jurídicas siempre y cuando tengan cuenta que en divisa podrán hacer estas compras a partir del lunes. Se exceptúan las sociedades mercantiles de capital cubano y las empresas estatales. Los servicios de importación se realizarían sobre la misma base que está establecida para personas naturales.

Todo lo que las empresas tengan en su nomenclador lo podrán importar para estos clientes. En el caso de los vehículos no cambia nada y será a los precios establecidos para esto. Las personas naturales o jurídicas que hagan estas importaciones no se van a dedicar a revender esto. Se actualizará el marco regulatorio sobre el tema, destacó.