Opciones

Semanario Económico y Financiero de Cuba

Exhortó Cuba en cumbre de la OIT a rechazar medidas coercitivas unilaterales

Ministerio de Trabajo y Seguridad Social de Cuba exhortó hoy en la Cumbre de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) a rechazar la imposición de medidas coercitivas unilaterales.

Marta Elena Feitó Cabrera, titular del Ministerio de Trabajo y Seguridad Social de Cuba, exhortó hoy en la Cumbre de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) a rechazar la imposición de medidas coercitivas unilaterales.

En su intervención en la cita, que se realiza de forma virtual, la ministra cubana llamó a condenar lo que consideró ataques al principio de solidaridad humana que debe primar en estos tiempos de pandemia de COVID-19.

Afirmó que a pesar de que el gobierno de Estados Unidos ha recrudecido el bloqueo económico, comercial y financiero contra Cuba, con nuevas medidas dirigidas a dificultar aún más el esfuerzo nacional de enfrentamiento a la pandemia, su país ha alcanzado buenos resultados en el manejo de la crisis.

En la cita de la OIT, dedicada a la lucha contra el coronavirus SARS-CoV-2 y su incidencia en el futuro de los trabajadores, Feitó Cabrera consideró indispensable responder efectivamente a los desafíos que ha impuesto la COVID-19.

Destacó que a raíz del avance de la pandemia, en Cuba se han adoptado 36 medidas en el orden laboral, salarial y de seguridad social, en aras de velar por el sustento y la protección de los trabajadores ante la enfermedad infecciosa.

Se aplicó el cambio de labor y modalidades de trabajo a distancia y teletrabajo, con el pago del salario y demás beneficios legalmente establecidos, puntualizó.

También durante la crisis sanitaria, dijo, fue necesario reubicar trabajadores por el cierre temporal de actividades, y a los que no pudieron ocuparse en otras tareas se les otorgaron garantías salariales.

La ministra informó que se concedieron igualmente garantías a las madres de hijos menores, a los adultos mayores de 60 años y a menores de edad en condiciones de fragilidad de salud.

Además, acotó, a los que enfermaron se les abonó subsidios, al igual que aquellos a los que se dispusieron medidas de aislamiento preventivo debido a la enfermedad.

Según Feitó Cabrera, los trabajadores mantuvieron su relación con las entidades, se ha mantenido el pago de las pensiones de seguridad social y se otorgaron prestaciones monetarias de la asistencia social por insuficiencia de ingresos para los trabajadores no estatales.

También se estableció la posibilidad de suspender temporalmente el ejercicio de sus actividades y de recibir adecuaciones tributarias y contributivas, agregó la titular cubana, quien recordó que en 2019 la OIT conmemoró su centenario sin prever en aquel momento las graves afectaciones que causaría la COVID-19 al mundo del trabajo