Opciones

Semanario Económico y Financiero de Cuba

Estrategias post Covid-19 en la industria alimentaria

Se trabaja en un grupo de medidas en todos los ámbitos. Se reforzó el control interno en todas las instalaciones productoras de alimentos por los directivos de las empresas, la Oficina Nacional de Inspección Estatal y los auditores

“Asegurar los compromisos de la canasta básica, los centros de salud, las entregas para el verano, el turismo y prepararnos para una etapa más compleja a partir del impacto de la COVID-19 en la economía mundial y por ende en la economía cubana, serán prioridades de nuestro organismo durante los próximos meses”, detalló el titular del Minal Manuel Santiago Sobrino Martínez.

Para cumplir con estos objetivos, se trabaja en un grupo de medidas en todos los ámbitos.

Sobrino Martínez comentó varias de ellas. En primer lugar, dijo, se reforzó el control interno en todas las instalaciones productoras de alimentos por los directivos de las empresas, la Oficina Nacional de Inspección Estatal y los auditores.

Mientras, el Instituto de Investigaciones de la Industria Alimentaria transferirá a la industria alimentaria productos desarrollados con anterioridad y diseñará nuevos, teniendo como principio que las materias primas principales deberán ser de alto componente nacional.

Este centro también realiza cursos de panadería y otras temáticas, utilizando la plataforma virtual “TeVeo” desarrollada por ALIMATIC, y asegurará que en los encuentros presenciales se traslade el personal catedrático, amplió el titular.

Priorizar los aseguramientos logísticos para la campaña de primavera de la leche y el mango, las pesquerías de escama de plataforma (fundamentalmente las corridas) y la acuicultura, también son líneas de trabajo.

Sobrino Martínez resaltó que, en la acuicultura, se recuperaron más de 300 hectáreas fuera de servicio, se suministran alevines a todas las estructuras con  posibilidades y se potencia la acuicultura familiar con 56 productores y más de 250 hectáreas. En ese camino, añadió, se explotarán los canales que reúnan condiciones.

Otra medida de este organismo está encaminada a optimizar el uso del suero lácteo y los derivados de la soya, garantizando encadenamientos productivos hacia delante con las industrias locales y otros organismos que procesen alimentos.

También se incrementarán los niveles de carne en conserva a partir de industrializar el mayor volumen de carne. Para ello, “se continuarán incrementando los niveles de industrialización de la carne vacuna y porcina en la elaboración de productos cárnicos y se aumentará el uso de extensores (harina de trigo, arroz, maíz, MDM, etc.)” detalló el ministro.

El plan de la industria alimentaria incluye, además, aprovechar más el reciclaje de envases disponible en todo el país, ampliar la red de toneles para la venta de cervezas y refrescos, dependiendo menos de las latas y ampliar la venta dispensada. También se trabaja para lograr el encadenamiento verdadero, efectivo con todos los actores económicos.

"Tenemos que diseñar productos y formato de envases para poner a disposición de los trabajadores por cuenta propia que elaboran alimentos, éstos también están en el combate y aportan de manera significativa” puntualizó Sobrino Martínez.

Estimular, atender y potenciar todas las fórmulas locales que desarrollan la transformación de alimentos para nuestro pueblo, microindustrias, minindustrias e incluir las producciones familiares tradicionales, serán también objetivos de este sector durante la fase recuperativa.

Según el titular, otras medidas apuntan a concentrar, en donde sea posible, las producciones y realizar los mantenimientos programados en el resto de las jornadas de trabajo.

Además, de conjunto con el Mincin, se habilitarán puntos de venta desde las instalaciones productivas y se crearán condiciones en la red para vender algunos surtidos a granel. Prestar atención al pago en plazo de los productores será también una prioridad.

El ministro comentó que se desarrolló la aplicación QuéDebate, para el constante intercambio con la población.

A modo de conclusión, Sobrino Martínez explicó que cuando se habla del cumplimiento de los planes se considera un referente, pero casi nunca significa satisfacción de las demandas.

“Los trabajadores del Minal, igual que el resto del pueblo cubano, estamos listos y en combate para enfrentar la nueva etapa”, finalizó.Cubadebate