Opciones

Semanario Económico y Financiero de Cuba

Demandan avance sostenible para dinamizar la economía

Debates del XIII Encuentro Internacional de Contabilidad, Auditoría y Finanzas y el IV de Gestión y Dirección Empresarial reafirman la valiosa contribución de los profesionales de estas ciencias en el propósito de dinamizar la economía

Economía e independencia se entrelazan cuando un país como Cuba apuesta por un avance sostenible a partir de un modelo renovado con el socialismo como fundamento. Así se confirmó en las recientes deliberaciones del XIII Encuentro Internacional de Contabilidad, Auditoría y Finanzas y el IV de Gestión y Dirección Empresarial, en el Palacio de Convenciones de La Habana.

Lo decisivo de entablar una batalla económica para hallar soluciones conjuntas ante las actuales circunstancias nacionales, regionales y globales fue remarcado por Oscar Luis Hung Pentón, presidente de la Asociación Nacional de Economistas y Contadores de Cuba (ANEC), quien precisó que se trata de enfrentar viejos desafíos en un nuevo contexto mundial.

Hung explicó que la ANEC se enfrasca en perfeccionar su funcionamiento interno, así como su quehacer científico, promocional y de capacitación en función de los grandes y complejos retos de la economía cubana para remontar el desarrollo, en medio de una complicada situación a escala planetaria, matizada por los graves efectos del cambio climático, entre otros males.

Citó algunos de los problemas y dificultades que los profesionales de las ciencias económicas deben priorizar, a partir del mandato hecho por la dirección del país, tales como el endeudamiento, los bajos niveles de ahorro, la necesidad de incrementar las exportaciones y desterrar la mentalidad importadora, la importancia de insertar a las empresas en las cadenas internacionales de valor.

Destacó la importancia del aporte de los economistas ante la urgencia de crear cadenas productivas que incrementen la eficiencia y el perfeccionamiento de la contabilidad, las finanzas, el control interno y las auditorías para elevar la eficacia en la producción y los servicios, además de enfrentar las manifestaciones de corrupción y las ilegalidades.

Todo esto en consonancia con el llamado del Presidente cubano, Miguel Díaz-Canel, a que la batalla económica contribuya también desde la generación de actitudes inteligentes y proactivas de los funcionarios, a que no se retarden las soluciones, y a la vez se logren reforzar las estructuras y equipos de dirección económica en pos de la eficiencia.

René Hernández Castellanos, viceministro primero de Economía y Planificación, afirmó que 2019 cerrará con un discreto, aunque meritorio crecimiento, en medio de un  complejo escenario internacional cuyas perspectivas apuntan a la baja pues persiste la desaceleración generalizada en América Latina y el Caribe.

Señaló la tensa situación financiera del país y el recrudecimiento del bloqueo del gobierno de los Estados Unidos contra Cuba, entre los principales escollos que se deben afrontar, por lo que -enfatizó- el plan de 2020 muestra un enfoque objetivo, realista, que no renuncia al crecimiento y en el cual seguirán siendo prioridades la reducción de las importaciones, sobre todo de las que se puedan lograr aquí con eficiencia bajo el principio de que los gastos se ajusten a los recursos disponibles, así como potenciar al máximo las exportaciones, todo en función de garantizar la sostenibilidad del desarrollo.

Especial atención se dará a la elevación de la eficiencia, sobre todo en la empresa estatal socialista, y la continuidad del respaldo a los programas más importantes, como el avance turístico, la construcción de viviendas, el aumento de las inversiones sobre todo las vinculadas al sector de las fuentes renovables de energía, la producción de alimentos y los servicios básicos a la población, entre otros.

En la jornada inaugural del encuentro a partir de una conferencia magistral impartida por Gladys Hernández, especialista del Centro de Investigaciones de la Economía Mundial, se abordaron los retos y perspectivas de la región para insertarse en La Nueva Ruta de la Seda, propugnada por China, iniciativa a la que ya se han sumado 19 países latinoamericanos y caribeños, entre estos Cuba desde noviembre de 2018.

Aporte decisivo

Según el programa científico del evento, tuvieron lugar debates acerca del desarrollo local y la integración de los actores económicos con miras a lograr un progreso sostenible y socialmente responsable, el papel de la Contabilidad Financiera y Gerencial en el buen desempeño de las organizaciones, el Control Interno, así como el desempeño de políticas públicas que apoyen al sector empresarial.

Desde el 27 y hasta el 30 de noviembre los más de 600 participantes de ocho países asistieron en la cita a conferencias magistrales, comisiones de trabajo y a la presentación de más de 100 ponencias de destacados investigadores nacionales y extranjeros.

Entre los asuntos examinados sobresalen los relacionados con la armonización de las Normas Internacionales de Información Financiera, la práctica de la Auditoría independiente y gubernamental, y las experiencias exitosas e innovaciones en la gestión y dirección empresarial, tanto de propiedad estatal como cooperativista, mixta o privada.

Organizado por la Asociación Nacional de Economistas y Contadores de Cuba (ANEC), el cónclave permitió a los profesionales de las ciencias económicas proponer ideas novedosas que contribuyan a dinamizar la economía cubana y especialmente la empresa estatal socialista, además de posibilitar identificar aquellos obstáculos que frenan el desarrollo científico de la región, gracias al intercambio de experiencias positivas.

En el encuentro se reiteró el empeño de la ANEC de continuar acompañando a la Revolución en la búsqueda de soluciones a los asuntos vitales para la economía y como continuidad de los debates regionales en las ciencias afines, se anunció la celebración, en 2020, del IV Congreso Internacional de Gestión Económica y Desarrollo, del 18 al 22 de mayo, y del II Encuentro Internacional: la economía en América Latina y el Caribe ante el nuevo entorno internacional, del 9 al 13 de noviembre, ambos en la capital cubana.

En el cierre del evento, Vladimir Regueiro Ale, viceministro de Finanzas y Precios, indicó que las temáticas analizadas revelan la necesidad de continuar estudiando, perfeccionando y aportando al desarrollo de la Contabilidad y las Finanzas de las empresas y unidades ejecutoras de gastos de los gobiernos en cada país, con sus características y particularidades.

“En los debates han estado presentes las concepciones de los sistemas tributarios de las naciones, la lucha contra la evasión fiscal y las pautas de perfeccionamiento de los sistemas de control interno y la auditoría, desde diferentes puntos de vista”, comentó el vicetitular.

Precisó que el modelo cubano apuesta por el perfeccionamiento y desarrollo de la empresa estatal socialista, en lo cual se centran los estudios actuales de los procesos de innovación, que junto al nexo con las universidades y centros de investigación permitirán un resultado superior en ese propósito, así como, a partir del carácter eminentemente social del Presupuesto del Estado, mantener el respaldo a las principales conquistas del país en salud, educación, cultura, asistencia social, entre otras.