Opciones

Semanario Económico y Financiero de Cuba

Crecen las variedades de torcidos pinareños

Con cuatro nuevos surtidos de la marca Trinidad, la Empresa de Tabaco Torcido Pinar del Río consolida su quehacer fabril y comercial

Con cuatro nuevos surtidos de la marca Trinidad, la Empresa de Tabaco Torcido Pinar del Río, ubicada a unos 170 kilómetros del centro de la capital del país, consolida su quehacer fabril y comercial.

Los nuevos puros, Trinidad Esmeralda, Media Luna, Topes y Colección Habanos Casilda, mantienen significativa demanda y recibieron reconocimientos en la comisión de degustación y en la última Edición del Festival del Habano, en febrero pasado, tras evidenciarse su calidad, según los indicadores en un mercado cada vez más exigente y competitivo.

Los empeños afianzan las vitolas mencionadas, sin descuidar las tradicionales, entre las que sobresalen Vegueros, Romeo y Julieta, Vegas de Robaina, Partagás y Cohiba, en cuyo perfeccionamiento influyen las nuevas tecnologías, la permanente superación de la fuerza de trabajo y la experiencia acumulada de productores y torcedores.

Durante 2019 prevén fabricar 4 650 000 habanos para la exportación, de un plan de entregas de 1 051 400 hasta el cierre de marzo, se han entregado 1 155 700, precisó Eusebio Velázquez Barroso, jefe de producción de la entidad pinareña, quien resaltó los beneficios que ha tenido el centro de preparación de capa y materia prima al contribuir con eficiencia y calidad en el proceso productivo.

Sobresalen en los resultados acumulados las tres UEB Fábricas de Tabaco ubicadas en los municipios de Pinar del Río y Consolación del Sur, con énfasis en la Paulina Pedraza al aportar el 46 % de la producción total de Vueltabajo y el empleo de la materia prima procedente del macizo tabacalero pinareño.

Aunque no tienen previstas importantes inversiones, trabajarán en el mantenimiento constructivo y tecnológico e intensifican la capacitación de torcedores y restantes trabajadores en pos del correcto uso de los recursos materiales y elevada eficiencia económica.

Asimismo preservan como premisas impostergables el ascenso de  los parámetros de calidad como la confección, selección de colores y anillado, en correspondencia con las necesidades de la economía nacional.