Opciones

Semanario Económico y Financiero de Cuba

Que todos los caminos conduzcan a Roma

La reproducción, unida a la nutrición, la salud animal y la genética, constituye un eslabón decisivo en la recuperación y desarrollo de la ganadería

Aunque algunos creen que la Inseminación Artificial (IA) es una técnica moderna, diversas  fuentes sostienen que ya en tiempos idos, los sumerios registraron por primera vez un modo artesanal para la reproducción de bovinos. Si bien no es nueva tampoco en Cuba, pues en la segunda mitad del pasado siglo se extendió esa práctica, que fue llevada hasta la música, con la canción La vaquita Pijirigua, que quería “seguir a la antigua”, hoy esta temática, resurge con fuerza, marcada por el interés y la necesidad de disponer de mejores rebaños.

Entre las bondades de esta tecnología, expertos incluyen el mejor aprovechamiento de los sementales, el aumento de la fertilidad y la posibilidad de usar las razas que mejor respondan a las condiciones existentes en cada lugar. Además de la mejora genética, sostienen, este método de reproducción es más higiénico y posibilita prevenir enfermedades que puede transmitir el toro, lo que redunda en resultados superiores.            

De forma paralela a las acciones dirigidas a promover y estimular la IA, el país desarrolla un programa de inversiones que garantiza equipamiento para el almacenamiento y traslado del valioso semen, medios de transportación, que contribuirían a avanzar en la aspiración de llegar al 52 % de las vacas aptas para la reproducción inseminadas en 2019.

Entre las vías escogidas para impulsar esta actividad se encuentra el Sistema Integral de Atención a la Reproducción (SIAR), aprobado por el Ministerio de la Agricultura en agosto de 2017, teniendo en cuenta que la reproducción, unida a la nutrición, la salud animal y la genética constituye un eslabón decisivo en la recuperación y desarrollo de la ganadería.

Entre los fines del sistema se incluye desde elevar el control de la reproducción en las empresas del país; incrementar el número de vacas bajo inseminación artificial, así como coordinar la actividad de la reproducción, incluida la formación, capacitación y actualización de los técnicos inseminadores.

Entre los recursos entregados para el SIAR se encuentran los termos de trabajo para quienes  inseminan y 80 de estación para semen y nitrógeno, y se espera la entrada de otros equipos, en tanto se estudian vías para garantizar la transportación de los técnicos hasta los productores.

La norma legal dispone que los tenedores de ganado vacuno de más de 10 vacas que soliciten y se le entreguen o hayan adquirido anteriormente tierras en usufructo, en el plazo máximo de un año, están obligados a implementar la tecnología de inseminación artificial siempre que existan las condiciones para este servicio. Se precisará jurídicamente en el contrato de usufructo de la tierra.

Cuba dispone de un banco genético de esperma de los mejores ejemplares y la empresa produce cada año semen vacuno y de otras especies, para satisfacer las necesidades del país. A la Empresa de Inseminación Artificial le corresponde contribuir a incrementar  la reproducción, garantizar la distribución  de los materiales técnicos  para la  inseminación artificial en todas las especies  y la producción de los medios de identificación del ganado. Para 2019, la entidad proyecta producir 1 600 000 dosis de semen bovino de alto valor genético y de estas,  comercializar 660 000, así como producir  43 100 dosis de otras especies.

Pero, nada podría hacerse si no se cuenta con manos expertas para la práctica de la inseminación y otras técnicas como la transferencia de embriones, donde los resultados aún son incipientes. Para alcanzar las cifras que respalden el programa de reproducción, se desarrollan programas de formación, que sin embargo hasta el momento no logran cubrir las necesidades en especialidades como inseminadores; y sobre todo, fisiopatólogos (31 % de lo requerido) y 70 andrólogos (33 % de los necesarios).

Compartir los saberes          

Con el fin de exponer avances tecnológicos de inseminación artificial para efectivas reproducciones de la especie animal, además de su desarrollo genético, el Grupo Empresarial Ganadero organiza del 26 al 28 de abril la Segunda Feria sobre reproducción animal en Cuba, con participación de productores de las provincias del país.

Según explicó en conferencia de prensa el director de la Empresa de Tecnologías para Inseminación Artificial, este trabajo no solo va dirigido a la especie vacuna, sino también a las categorías menores de animales que igualmente requieren de esa aplicación en su desarrollo genético.

A su juicio, las tareas realizadas en el curso de un año posibilitan adelantos para asegurar mayor producción cárnica y de leche destinada al consumo nacional con las experiencias entre productores de este sector laboral.

En la feria dedicada exclusivamente al desarrollo de la inseminación artificial serán presentados ejemplares de vacunos lecheros, búfalos, equinos, bovinos, caprinos, así como porcinos, cunícolas y aves y especialistas y representantes de entidades del sector ganadero dictarán conferencias y compartirán buenas prácticas. A su vez, se promoverán las relaciones de comercio entre los participantes.

Como en la primera edición de este encuentro, el programa incluye talleres donde se mostrarán de manera práctica la inseminación artificial, extracción de semen, monta dirigida de bovinos, proceso de evaluación y dilución de esperma en especies de interés económico, colecta y transferencia de embriones, entre otros.

Razón de ser

La Empresa de Inseminación Artificial tiene la misión de producir 1 600 000 dosis de semen bovino y comercializar 660 000 dosis de alto valor genético. Producir 43 000 dosis de otras especies, contribuir a incrementar la reproducción a través de la inseminación artificial o la monta controlada, haciendo cumplir el sistema integral de atención a la reproducción, así como garantizar la distribución de los materiales técnicos para la IA de todas las especies de interés económico.