Opciones

Semanario Económico y Financiero de Cuba

Buen inicio de campaña en la captura de la langosta

El importante rubro exportable del territorio espirituano reportó en su primera contienda 63 toneladas del crustáceo

El cierre de la primera campaña de captura de la langosta, tras el levante de veda efectuado el 18 de julio, arrojó un saldo positivo al enviar a la industria 63 toneladas del importante rubro exportable de la provincia.

En declaraciones al periódico Escambray Gilberto Fontanills Placeres, director de la Unidad Empresarial de Base (UEB) Pescasilda, explicó que con anterioridad se hizo un intenso trabajo en la preparación de la flota y las artes de pesca, realizando, además, el chequeo médico reglamentario a cada tripulante, lo que posibilitó integrar a la contienda inicial, seis de los siete barcos langosteros existentes.

Según la propia fuente informativa durante el período de veda los biólogos de Pescasilda comprobaron in situ la buena manifestación de la especie en las zonas de Macho Afuera y Bretón que sirven de teatro de operaciones a los hombres de piel curtida, únicos de su tipo en la isla que realizan la pesca a pulmón para extraer las langostas vivas, las cuales tienen mayor demanda en el mercado internacional.

Tras varios días de descanso, ya casi están listos los barcos para salir nuevamente por la ruta de las denominadas Reinas del Caribe, con el fin de aportar a su compromiso productivo del año, que está en el orden de las 170 toneladas.

Por su parte, los pescadores de especies de escama de la propia UEB no corren con la misma suerte, ya que en sus primeros seis meses de desempeño capturaron 131 toneladas, un poco menos de lo previsto, pero aseguran que, de continuar favorables las condiciones climatológicas, es posible recuperar el atraso.

El propio Fontanills reiteró que la flota de escameros se vio afectada por la avalancha de agua dulce que entró al mar tras el paso de la tormenta subtropical Alberto, hecho que entorpeció por unos días sus operaciones, pero durante este mes de agosto deben mejorar las pesquerías a partir de la proliferación de especies como la jiguagua, pargo, pintadilla, sierra, bonito y biajaiba, entre otras.