Opciones

Semanario Económico y Financiero de Cuba

Energías limpias y seguridad, en agenda compartida

Pabexpo acogió por estos días dos ferias internacionales que propiciaron el intercambio, la actualización de saberes y el impulso de nuevos negocios en programas priorizados para Cuba

A simple vista podría parecer que no existe relación entre el Salón Energías Renovables Cuba y la Feria de Seguridad y Emergencias (Securtec), ambas con alcance internacional y que coincidieron en una primera edición conjunta en La Habana. Sin embargo, resultó evidente que se dan múltiples sinergias entre estos tópicos y que el propósito de las dos convocatorias era aportar plataformas profesionales para favorecer el fluir del conocimiento e incentivar más negociaciones que colaboren con el desarrollo del país.

Organizados por el Grupo Empresarial Palco y la reconocida entidad española Fira Barcelona estos eventos llegaron a reunir a representantes de unas 80 empresas, más de la mitad de ellas foráneas, que aprovecharon sus respectivos espacios expositivos para mostrar productos, innovaciones y servicios que podían ganar la atención de  compradores, especialistas y directivos de los organismos y grupos empresariales cubanos que trabajan en los sectores a los que se dedicaban las citas.

Para la mayoría de los empresarios extranjeros la tarea principal parecía centrarse en la prospección del mercado local, buscando alternativas interesantes y el establecimiento de relaciones y lazos comerciales; en tanto que la misión de los nacionales pasaba por identificar nuevas contrapartes, socios y posibilidades en materia de inversiones, financiamientos y negocios. Pero los dos salones vieron también sus respectivos programas de actividades colmados de seminarios, charlas, presentaciones, conferencias y hasta talleres de capacitación.

Energías Renovables Cuba, por razones lógicas, se había trazado una agenda más completa en ese sentido. En conferencia de prensa previa, se explicó que la intención principal de la convocatoria era la de colaborar en la implementación de una política a la que el país concede especial prioridad en los últimos años: el desarrollo perspectivo de fuentes alternativas de energía, para ir modificando la matriz energética nacional y disminuyendo la absoluta dependencia de los combustibles fósiles.

No por gusto la feria contó con todo el apoyo del Ministerio de Energía y Minas (Minem), e incluso del departamento de Cooperación de la Unión Europea, que ha incorporado un completo programa para respaldar a Cuba en estos objetivos. De hecho, los dos se unieron en la preparación de otro de sus espacios: un Fórum sobre Energía Sostenible. Mientras que, por otra parte, la Cámara de Comercio de la República de Cuba y ProCuba trabajaron arduamente para adicionarle un movido foro de inversiones al Salón.

Al referirse a lo que debían aportar esas dos iniciativas en particular, el director de Energías Renovables del Minem, Rosell Guerra, indicó que esperaban resultados muy prácticos. Por un lado, aprovechar la experiencia y los saberes que se han acumulado alrededor del tema en las naciones europeas, y otras áreas geográficas, para ayudar a que sean asimilados con rapidez por  técnicos y especialistas nacionales que están laborando con estas tecnologías modernas, y por demás costosas.

Por otro, dar a conocer que junto a los numerosos proyectos ya adjudicados a la inversión extranjera, o con créditos bancarios que han permitido iniciar su ejecución; el programa de fomento de las energías limpias cuenta aún en el país con un grupo significativo de inversiones gestionándose, o identificadas como oportunidades concretas y bien estudiadas para la apertura de negociaciones.

Market Place, más Talks Arena y Fórum Arena

En un intercambio posterior sostenido durante las jornadas del evento con este mismo directivo, consideró que las expectativas preliminares habían sido superadas tanto en espacio expositivo, como en participación y calidad en las áreas que tributaban al conocimiento, o el impulso de nuevas inversiones y financiamientos. Igual impresión nos transmitieron algunos de los especialistas de Fira Barcelona y el Recinto Ferial Pabexpo con quienes conversamos.

Para Karen Jiménez, jefa de promoción de inversiones de ProCuba, que trabajó con la Cámara de Comercio en la organización de reuniones y rondas de negocio, así como el foro sectorial de inversiones que tuvo lugar en el llamado Market Place, el mayor valor de estas ferias residió en su capacidad de reunir a un buen número de entidades y organismos relacionados con sectores muy especializados. “Se coordinaron muchos encuentros empresariales bilaterales que propiciarán la identificación de nuevos socios comerciales y de negocios”, acotó.

Mencionó asimismo que esa agencia de promoción, adscrita la Mincex, realizó una completa actualización sobre la Ley de Inversión Extranjera y las posibilidades e incentivos que brinda, al tiempo que estuvo aclarando dudas sobre estas a muchas de las empresas extranjeras que acudían por primera vez al país.

Por supuesto que la exposición fue una de las incluidas en el intenso programa de la Talks Arena, donde profesionales del sector pudieron conocer sobre legislaciones, determinadas normativas del país; además de proyectos, investigaciones y propuestas muy innovadoras vinculadas a la esfera de las energías en sentido general y en todo el mundo.

Entre las temáticas que más interés y debates suscitaron sobresalió el panel Acelerando las inversiones en fuentes de energías renovables en Cuba y la presentación sobre oportunidades de inversión en este mismo tópico y en materia de eficiencia energética.

Otras conferencias trataron el estado actual y transición hacia la energía sostenible, la generación eléctrica a partir de residuos sólidos, soluciones sostenibles en conversión de energía, experiencias en el financiamiento de la energía sostenible, inversiones en energía solar, eólica, hidro, biomasa y energía, entre otros asuntos.

También llamaron la atención aquellas que acercaron informaciones relevantes sobre aspectos que no deben obviarse cuando se decide iniciar operaciones en esta isla caribeña. Por ejemplo, Susana Muñiz Pérez, especialista principal de Mercadotecnia de la empresa Esicuba, ponderó la excelente aceptación lograda con una que titularon La protección del seguro en proyectos e instalaciones de generación de energía y energía renovable, aludiendo a las pólizas vinculadas con estas inversiones en específico.

Esicuba, que además contó con un estand dentro de la feria, preparó otra presentación sobre la variedad de productos y servicios que hoy está ofreciendo la aseguradora en el mercado cubano.

En tanto que el Fórum organizado de conjunto con la Unión Europea, al que también se puso el apellido de Arena, desarrolló sesiones sobre el financiamiento de inversiones en este ámbito y de presentación de la experiencia europea e internacional en relación con la transición hacia la energía sostenible.  Su programa incluyó asimismo  información sobre los últimos avances técnicos vinculados a la energía solar, geotérmica, generada por biomasa, o eólica.

Finalmente, terminó resultando una cita de primer nivel, pues contó con la presencia y participación del ministro de Energía y Minas,  Alfredo López Valdés; del director general de Cooperación Internacional y Desarrollo de la Comisión Europea, Stefano Manservisi, junto a  titulares y altos representantes de otros ministerios nacionales. De acuerdo a sus gestores, participaron alrededor de 60 conferencistas y expertos de reconocimiento internacional.