Opciones

Semanario Económico y Financiero de Cuba

Mayor acogida a los servicios camerales en el territorio central

Los asociados a la Cámara de Comercio en las tres provincias del centro del país (Villa Clara, Sancti Spíritus y Cienfuegos) crecen y reclaman un espacio para abrirse al comercio internacional con nivel competitivo

Santa Clara (Villa Clara) A dos década de creadas las delegaciones de la Cámara de Comercio de la República de Cuba en el territorio central del país -Villa Clara-Sancti Spíritus y Cienfuegos- sus asociados muestran una mayor acogida de sus servicios con una visión certera de cuanto más avanzar en la capacitación e instrumentación de proyectos de desarrollo que garanticen la sostenibilidad económica del país.

Soluciones locales que reclaman un espacio para abrirse al comercio internacional con nivel competitivo en las ramas médica, azucarera, agrícola y de procesamiento de producciones extractivas del mar evidencian las potencialidades existentes en la base para una entrega más diversificada de las exportaciones.

Otras intervenciones durante el debate remarcaron lo determinante de las alianzas estratégicas a todos los niveles para sortear mecanismos inapropiados y trabas burocráticas persistentes, y otras circunstancias de carácter subjetivo, que se suman al recrudecido bloqueo económico, comercial y financiero de los Estados Unidos. 

Mario Carbonell, director de la Cámara de Comercio en la zona, refirió cómo se eleva la percepción favorable de los servicios camerales, requeridos al cierre de este año por 70 asociados, 12 más que el pasado, beneficiados con acciones de capacitación y actualización en las dinámicas de la inversión extranjera, la disponibilidad de una base de datos con estudios de mercados foráneos en diversos sectores y el acceso a boletines digitales con información especializada de gran interés para el empresariado.

Indicó que se dio seguimiento continuo a procesos de negociación en curso en entidades como las empresas Porcina, Avícola, Calderas de Sagua y la unidad económica básica confitera de Caibarién, aunque existen otros aún sin conciliar, cuyos resultados pudieran ser también favorables.

La oportunidad permitió el reconocimiento a las 12 entidades que 20 años atrás constituyeron el primer grupo de asociados a la institución, quienes aún se cuentan en su filiación.

La importancia de la incorporación al programa cameral y la participación en los foros de negocios, ferias y delegaciones comerciales al exterior fue destacada por Odalys Seijo, vice-presidenta de la Cámara de Comercio de la República de Cuba, quien ejemplificó lo provechoso de esas experiencias para el empresariado nacional en su aprendizaje, con resultados siempre favorables para la economía y el desarrollo del país.