Opciones

Semanario Económico y Financiero de Cuba

Arte, utilidad y oficio convergen en Fiart 2017

La XXI Feria Internacional de Artesanía, Fiart 2017, se inauguró este 5 de diciembre en el capitalino recinto ferial de Pabexpo, y estará abierta al público hasta el 17 de este mes, dedicada esta vez a la ciudad de Santiago de Cuba

La XXI Feria Internacional de Artesanía, Fiart 2017, se inauguró este 5 de diciembre en el capitalino recinto ferial de Pabexpo, y estará abierta al público hasta el 17 de este mes, dedicada esta vez a la ciudad de Santiago de Cuba, a la manifestación del vidrio y totalmente fiel a su slogan de Arte, utilidad y oficio.

El evento, inscrito en el Año Iberoamericano de las Artesanías, contó en su jornada de apertura con la presencia de distinguidas personalidades. Abel Prieto, ministro de Cultura, y Miguel Barnet, presidente de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba (Uneac) asistieron a la ceremonia en la que se hizo un reconocimiento póstumo a la vitralista cubana Rosa María de la Terga.      

Además se otorgaron los premios Por la obra de toda la vida a Jorge Luis Gil Rodríguez, de La Habana; Gregorio Jorge Duménigo, de Villa Clara; y a Maura del Carmen Pineda, de Sancti Spíritus.

En esta edición son 22 los estands institucionales y participan más de 200 creadores cubanos y 17 de países invitados, la mayoría procedentes de Latinoamérica y el resto de la India, España, China, Indonesia, Italia, Nigeria y Canadá.  También están presentes  la Empresa de Grabaciones y Ediciones Musicales (Egrem), la Casa de las Américas, Artex, Génesis, la Distribuidora Nacional del Libro, el Centro Provincial del Libro, la Fundación Caguayo y la Casa del Abanico.

 Según explicó Arturo Valdés Curbeira, director del Fondo Cubano de Bienes Culturales (FCBC), entidad organizadora de la cita, quienes asistan a Fiart pueden disfrutar de la presentación de obras alegóricas a la ciudad oriental de Santiago y el cristal se impone como material ideal para expresar el más noble y sublime sentir de los artistas.

Este contexto festivo especial para las artes visuales cubanas permite a los artesanos, artistas, expositores extranjeros, empresas y organizaciones culturales interactuar de una manera activa y directa con el público y no faltan en la agenda los intercambios académicos y encuentros teóricos dedicados a múltiples asuntos referidos al avance de la artesanía contemporánea.

Valdés Curbeira precisó que en Fiart, como es habitual, se premiarán a los mejores estands y productos expuestos, entre toda la muestra de piezas representativas de técnicas y manifestaciones artesanales, expresión de identidad y tradición cultural de las diversas regiones del planeta y del relevante papel de las artesanías en los actuales escenarios de desarrollo social y económico.

Creadores y especialistas nacionales y foráneos desarrollan disímiles actividades de intercambio y otras colaterales como la presentación del proyecto Ecos Luminaria, resultado de un taller de formación en técnica de vitral, en estrecha colaboración con el Instituto Superior de Diseño, la Oficina Nacional de Diseño y la Oficina Regional de Cultura para América Latina y el Caribe de la Unesco.

El programa incluye la participación de músicos que interpretan sus obras con instrumentos elaborados de manera artesanal y habrá presentaciones de libros, revistas y otras publicaciones.

Destacan entre las propuestas las conferencias que impartirá el rector de la Universidad del Mueble de Suecia, Ulf Brunne, y la visita de la directora de la Oficina Subregional del SEGIB para México, el Caribe y Centroamérica; y secretaria general de Iberoartesanía, Leonor Calderón.

Lo auténtico hace la diferencia

La autenticidad marca la diferencia cuando se trata del Fondo Cubano de Bienes Culturales, una empresa del Ministerio de Cultura que acumula casi 40 años de experiencia en su quehacer, en la promoción y comercialización de obras y servicios asociados a las artes plásticas y aplicadas, en el mercado nacional e internacional.

En su doble labor comercial y cultural su misión esencial es proteger los valores patrimoniales cubanos y promover el arte más joven y el diseño novedoso, siempre con un genuino sello de calidad

El FCBC, reconocido como “industria cultural y creativa”, cuenta con un campo de acción muy amplio que abarca todo el sistema de creación-producción, promoción y comercialización.  

“El énfasis de nuestra gestión está en la defensa de la cultura, de lo autóctono, para reforzar valores plasmados en la cubanía, para lo cual el Fondo garantiza una oferta de excelencia, con una amplia gama de opciones, que incluye tanto obras con valores estrictamente estéticos, como aquellas que complementan lo decorativo y lo utilitario”, aseveró Valdés Curbeira.

Dentro del sistema empresarial cubano, el FCBC se distingue por su relación directa con artistas, artesanos y diseñadores inscritos en el Registro del Creador y en el Registro Nacional de Diseño. Actualmente comercializa la obra de más de 9 000 creadores, quienes a su vez contratan a alrededor de más 13 000 personas, quienes trabajan de forma independiente y constituyen la base productiva fundamental de la Empresa, conviviendo en armonía la propiedad estatal con la privada.

Las principales líneas de negocios, que posibilitaron producir considerables riquezas el año anterior para beneficio del país, del sistema de cultura y los creadores, son: Artes Plásticas, Artesanía, Restauración y Ambientación y Sello Collage Ediciones.

Están presentes en todas las provincias cubanas y el municipio especial Isla de la Juventud, y cuentan con una red comercial minorista que comprende 165  establecimientos comerciales, 16 galerías de arte, 48 tiendas,  47 puntos de ventas,  36 ferias artesanales y 18 tiendas Temas.

Para la empresa, el diseño ocupa un lugar primordial siendo un factor que determina la jerarquía de los procesos y productos que genera y que tiene su expresión en el trabajo de inserción de este y de los creadores en los artículos que se ofrecen, en los eventos que se organizan en el trabajo de comunicación con los diferentes públicos y en la reanimación de instituciones culturales y, en general, de la infraestructura del país a partir del proceso inversionista en ejecución

La entidad ha favorecido, el concepto de la interdisciplinariedad a partir de la constitución de grupos de creación en los que se integran, diseñadores, artistas plásticos y artesanos, que aportan soluciones creativas, cada uno desde su visión.

En cuanto a las líneas de negocios, el directivo exaltó a las Artes Plásticas, representadas muy bien por el Centro Nacional de Artes Plásticas que, con Collage Habana, por más de 30 años se ha dedicado a promover y comercializar, nacional y mundialmente, la obra de creadores cubanos de las artes visuales.