Opciones

Semanario Económico y Financiero de Cuba

Azumat prioriza productos de la industria nacional

La empresa de logística del Grupo Azucarero Azcuba garantizó en la última cosecha entre 80 % y 90 % de los recursos necesarios antes de comenzar la zafra

Garantizar que todos los recursos demandados por la agroindustria y la producción azucarera en general, lleguen en tiempo y forma a las áreas donde se necesitan constituye el objetivo primordial de los directivos y trabajadores de la Empresa de Logística Azumat, del Grupo Azcuba.

El ingeniero Rodolfo Larreinaga Acosta, jefe del área comercial de portadores energéticos de esa entidad, expresó su confianza en que continuarán mejorando la calidad de sus prestaciones “porque contamos con personal técnico especializado, profesionales de larga experiencia y alto sentido de permanencia en la empresa”.

También destacó a los jóvenes trabajadores, muchos de reciente incorporación, por su interés y disposición para cumplir sus responsabilidades, para las cuales se capacitan en cursos permanentes de recalificación que se imparten en las unidades de base.

Sobre la  llegada tardía de recursos a ingenios y talleres durante la preparación de las zafras, Larreinaga Acosta reconoció que ocurre en ocasiones con productos específicos por trances en la relaciones de compra y pago a los importadores, “pero de forma general, apuntó, y este año lo corroboró, entre 80% y 90% de los recursos estuvieron en tiempo en el país antes de arrancar la cosecha”.

Refirió que en todas las provincias tienen sucursales de Azumat y agencias en las cercanías de los centrales, aspecto que facilita el suministro en tiempo y forma de los recursos solicitados por el cliente, bien sea revisando los inventarios propios o importando aquellos productos que sean imprescindibles.

También explicó que tras conocer la demanda del sector azucarero en cada territorio y de los clientes finales, con su adecuado respaldo financiero, proceden a solucionar sus necesidades, primero con los insumos que poseemos en almacenes, más todo aquello que fuera preciso comprar dentro o fuera del país para garantizar la producción azucarera del próximo año.

Permanente chequeo de inventarios

Larreinaga Acosta detalló que otros productos específicos para el sector como fertilizantes, que se deben disponer con suficiente  anticipación al momento de su empleo en los cultivos, mantienen permanente evaluación de las reservas en inventarios propios, con el interés de comprar anticipadamente cuanto se requiera para completar la solicitud del cliente.

El directivo recalcó que “mediante chequeo permanente de nuestros inventarios decidimos las compras en diferentes períodos del año, con vista a que al momento de arranque de la próxima zafra ya tengamos asegurado fertilizantes, herbicidas, piezas de repuestos críticas y básicas de la máquinas cosechadoras, lubricantes para la industria y de toda la maquinaria de zafra así como demás medios de transporte, y sobre esa base se forman los planes de trabajo.

“De esta forma se suministran paulatinamente y de acuerdo con los ciclos de trabajo del sector, los recursos planificados que deben llegar puntuales a cada una de las unidades azucareras del país”.

Precisó que en las contrataciones de los suministros necesarios se prioriza la industria nacional, mientras las importaciones se hacen mediante Azuimport y otras entidades encargadas de esas operaciones.

La ingeniera Anay Moya Figueredo, especialista en gestión económica del área de compra de la empresa, dijo que promueven sobre todo la producción nacional para sustituir importaciones en mayor medida, “acción que nos permite ahorrar la divisa, cuyo gasto aumenta cuando se adquieren esos recursos en el mercado exterior”.

Indicó que para favorecer esa estrategia, en la reciente Feria de Negocios, en ExpoCuba, se contactó con diversas empresas nacionales que pudieran proporcionar algunos recursos que requiere el sector azucarero.

“También, subrayó, se trata de operar de forma más eficiente los inventarios disponibles en almacenes de la empresa mediante el empleo de técnicas de control y otras herramientas, incluida la recodificación de los productos y reorganización de esa áreas de depósito”.

Por su parte, la licenciada Marcia Sardiñas Jorge, especialista en comunicación institucional de Azumat, recalcó que el objeto social de su empresa se centra en respaldar la producción azucarera mediante el suministro de los recursos necesarios, que estos lleguen en tiempo y forma tanto a la industria, como a los productores agrícolas.

“Por tanto, afirmó, trabajamos para garantizar que en la próxima zafra haya cero tiempo perdido por falta de recursos, objetivo que  se ha mejorado grandemente”.

En perfeccionamiento

La Empresa de Logística Azumat surgió en enero del año 2011, como parte del proceso de perfeccionamiento del sistema empresarial de apoyo en el antiguo Ministerio del Azúcar, actual AZCUBA, para la atención a las entidades relacionadas con la producción de azúcar y sus derivados en todo el país.

Se encuentra organizada por la Oficina Central y 16 unidades empresariales de base para garantizar que los insumos y aseguramientos requeridos para las producciones y servicios del Grupo Azucarero, se contraten, adquieran y distribuyan a las entidades, empleando una red de almacenes en todo el país y con servicio de transportación contratado o propio.

Entre sus unidades de base se  destaca la de la provincia Granma ubicada en el municipio de Manzanillo por la excelente prestación de servicios que distingue ese colectivo de trabajadores de esta institución que comercializa y además brinda asesoría técnica a los productores en la actividad agroquímica y biológica.

La sucursal Azumat en la provincia de Ciego de Ávila, igualmente,   se mantiene entre las entidades de su tipo de menor tiempo perdido en la gestión de aseguramiento material a la agroindustria azucarera.

Señalan sus directivos que están recibiendo los recursos para las reparaciones de la maquinaria agroindustrial, con un importante nivel de metales, partes y piezas para los equipos de la mecanización, herramientas y útiles para los talleres de tornería, entre otros renglones.