Opciones

Semanario Económico y Financiero de Cuba

Necesaria conexión entre la economía y los bienes y servicios ecosistémicos

Sancti Spíritus será la provincia sede de las actividades por el Día Mundial del Medio Ambiente el próximo 5 de junio. Villa Clara, Cienfuegos y Ciego de Ávila, resultaron destacadas

Lograr que todas las personas se transformen en agentes activos para el cambio necesario en sus comunidades es el llamado de la celebración este año del Día Mundial del Medio Ambiente, que incide sobre la relevancia de conectar con la madre naturaleza y reconocer sus valores, así como los bienes y servicios ecosistémicos que esta ofrece.

En el caso de Cuba, un país que destaca por su gran biodiversidad, la convocatoria es a conservar y proteger los recursos medioambientales, promover y fortalecer las áreas protegidas, resguardar el patrimonio natural y construido y los hábitos saludables, e incentivar la educación en esta esfera de acuerdo con los objetivos de Desarrollo Sostenible de Naciones Unidas.

Muy a tono con esos propósitos está el lema de esta isla antillana durante las jornadas de festejos por el 5 de junio, señalado en el almanaque como día dedicado a venerar a nuestro entorno y para el cual, del 19 de mayo hasta el 17 de junio se desarrollan múltiples acciones en todo el archipiélago.

Odalys Goicochea Cardoso, directora de Medio Ambiente del Ministerio de Ciencia, Tecnología  y Medioambiente (Citma), dio a conocer que este año Sancti Spíritus será la sede del acto nacional por la efeméride mundial teniendo en cuenta los favorables resultados en la preservación del entorno natural en ese territorio del centro del país y el notable alcance de su gestión en la aplicación de estrategias de conservación y protección del mismo.

Gracias a tales logros relacionados con el Programa de  implementación de la Estrategia Ambiental Nacional, también se alzaron con la condición de Destacadas las provincias de Villa Clara, Cienfuegos y Ciego de Ávila.

Dicha estrategia resulta el principal documento rector de la política en esa materia en el país y sus temas afines, sobre todo en lo referido a la lucha contra la contaminación, la gestión racional de los recursos naturales y la ejecución de medidas para la adaptación, mitigación y enfrentamiento al cambio climático, entre otros objetivos priorizados.

En cuanto a los principales resultados del desempeño ambiental en 2016, la funcionaria del Citma informó que se cumplieron las metas e indicadores aunque todavía quedan demandas e insatisfacciones relacionadas, sobre todo, con las inversiones.

Concluyó el proceso de consulta y compatibilización de la Estrategia Ambiental Nacional para un nuevo período de implementación hasta 2020 y se dio a conocer que a los impactos del cambio climático se incorporan entre los más graves problemas medioambientales, el deterioro de las condiciones higiénico sanitarias en los asentamientos humanos, en el que intervienen además del Citma, el ministerio de Salud Pública y el Instituto Nacional de Recursos Hidráulicos (INRH).

Señaló la especialista que como principal contrariedad en esta rama en el país se mantiene el deterioro de los suelos (aproximadamente el 70 % de la superficie nacional tiene alguna ineficiencia), lo cual incide en la producción agroalimentaria.

Indicó que en el año precedente mediante el Programa Nacional de Mejoramiento y Conservación de Suelos se beneficiaron 55 029 hectáreas y hoy se generaliza la experiencia de los polígonos demostrativos para la preservación de los recursos naturales, con un total de 158.

Se alcanzó un índice de boscosidad del 31,1 %, lo que representa 0,5 % más con respecto al período anterior;  mientras el 69 % del área forestal clasifica como bosques de protección y conservación, especialmente en las cuencas hidrográficas priorizadas.

Se cumple el programa nacional de rehabilitación de playas y concluyen el  100 % de los proyectos técnicos con garantía en la calidad técnica de su ejecución; en tanto la experta explicó que los sistemas de acueducto del INRH suministraron agua potable a 2 484 asentamientos poblacionales, donde residen 8 035 397 habitantes; 25 400 más que en el año 2015 debido a la discreta recuperación con los planes de reducción de pérdidas, hidrometría y sectorización, además de las rehabilitaciones.

Destacó además que los índices de tratamiento del agua servida, la continuidad de la cloración y el índice de potabilidad se mantuvieron por encima del 96 %.

En cuanto a las fuentes contaminantes, se ha dado continuidad a las medidas y acciones del Programa de Erradicación de las mismas para el período 2014-2020 que afectan fuentes de abasto de agua.

En la Comisión Gubernamental para la descontaminación de las bahías se controlan un total de 474 focos contaminantes en 11 bahías priorizadas y el río Las Casas (se han eliminado 13 fuentes y 42 se mantienen bajo control de sus vertimientos).

En los tres años de trabajo, la evaluación del comportamiento de la carga contaminante en estas bahías indica que se han reducido 9 717 toneladas anuales de materia orgánica (DBO5) equivalente a una población de 537 000 personas.

Como parte del trabajo de la Comisión Nacional Higiénico Sanitaria y de Calidad Ambiental se incorporó la atención a la contaminación sonora para lo cual se indicó la creación de un grupo de trabajo coordinado por el Citma.

Durante el año 2016 se declaró la generación de 230 897 toneladas de desechos peligrosos. Del total de esos compuestos generados el pasado año (excluyendo los que se encuentran almacenados temporalmente), solo el 27 % recibió algún tipo de tratamiento o aprovechamiento, lo cual no significa que, en todos los casos,  se haya solucionado definitivamente el problema relacionado con el riesgo ambiental y/o a la salud de la población, ni que en todos los casos el procedimiento haya sido el más adecuado.

“De esa cantidad de desechos peligrosos, el 59 % fue sometido a alguna de las opciones de eliminación y el 41 % de estos recibió algún tipo de aprovechamiento. Hasta el año 2016 se encuentran bajo régimen de control administrativo 2 861 entidades,  el 57 % de estas cuentan con licencia ambiental y el 70 % entregó su declaración jurada”, subrayó Goicochea.

Otro paso significativo fue la validación de la guía metodológica para la valoración económica de daños ambientales, que fue aplicada como parte de la evaluación de impacto ambiental del huracán Matthew en el Parque Nacional Alejandro de Humboldt.

Se destaca además la presentación de las normativas jurídicas vinculadas al enfrentamiento al cambio climático, en función del Programa aprobado por el Consejo de Ministros y los resultados científico-tecnológicos sobre peligros y vulnerabilidades costeras.

También se identifican las acciones de respuesta ante el nuevo acuerdo climático adoptado en París y se aprobó por el Consejo de Ministros el Plan de Estado para el enfrentamiento al cambio climático, con el fin de contrarrestar los daños que pudiera ocasionar ese fenómeno.

El documento aprobado, conocido como Tarea Vida, requiere en su implementación de inversiones progresivas que se irán ejecutando a corto (2020), mediano (2030), largo (2050) y muy largo (2100) plazos.

En función de esto se han realizado varias acciones para acceder a la financiación internacional, como es el caso del Fondo Verde para el Clima.

Puntualizó que hoy se asegura la ejecución de los 13 designios contenidos en el Macroproyecto Costero que coordina la Agencia de Medio Ambiente y se han ejecutado 44 estudios territoriales de Peligro, Vulnerabilidad y Riesgo (se actualizan en temas hidrometeorológicos y en las restantes dimensiones naturales, sanitarias y tecnológicas).