Opciones

Semanario Económico y Financiero de Cuba

Empresas británicas exploran oportunidades en la Isla

El sector de la energía constituye un espacio importante entre las áreas específicas para fortalecer las relaciones bilaterales, destaca Antony Stokes, embajador del Reino Unido en La Habana

Cuba intensifica la búsqueda de petróleo, uno de los sectores más estratégicos del país, mediante la inversión extranjera para favorecer ese objetivo. Con tal fin recientemente se celebró en La Habana una cumbre petrolera, Cuba Oíl & Gas 2017, a la que asistieron representantes de 70 compañías de 15 países. Este cónclave tuvo como propósito dar a conocer las oportunidades existentes en la Isla.

Al respecto, Antony Stokes, embajador del Reino Unido en la Mayor de las Antillas, quien formó parte de la delegación de su país y participó en todas las sesiones de esta cumbre, comentó a Opciones que ha sido una reunión muy interesante; “es un momento que tiene mucha significación para Cuba y también para Gran Bretaña porque la compañía Cuba Petróleo (Cupet) tiene una estrategia ambiciosa para involucrar empresas y partners extranjeros capaces de apoyar el avance en ese sector”.

También recordó que ambos gobiernos firmaron el año pasado un acuerdo sobre la cooperación en el campo de la energía, en ocasión de la visita a La Habana de Philip Hammond, ministro de Relaciones Exteriores del Reino Unido. En esa ocasión se suscribieron además otros memorandos de entendimiento para la cooperación en la educación superior, la cultura, en el sector financiero y los servicios profesionales.

Durante su visita oficial a la capital de la Isla el canciller británico  significó que estos acuerdos identifican áreas específicas para fortalecer las relaciones bilaterales e hizo referencia a la nueva ley cubana de inversión extranjera como un buen comienzo.

Reconoció la trayectoria favorable en la evolución de las relaciones entre su país y Cuba. En estas observamos “un gran potencial para seguir mejorando en los próximos meses, e incluso años” y consideró como un privilegio visitar el país, donde “se puede hacer mucho en términos de relaciones comerciales, de turismo e intercambio pueblo a pueblo”.

Espacio importante

El embajador Stokes subrayó que el sector de la energía constituye “un espacio  muy importante para el desarrollo de Cuba, del Reino Unido y el mundo;  y los británicos tenemos mucha experiencia en este campo, en el impulso al empleo de la energía renovable, y a la vez en el mejor aprovechamiento de gas y petróleo para producir energía”.

Reiteró que deja muy buenas perspectivas la cumbre petrolera, Cuba Oíl & Gas 2017, donde 13 empresas británicas se involucraron, entre estas la compañía IRN que facilitó la realización del encuentro y ahora trabaja en la organización de otros dos eventos en el presente año, uno sobre el propio tema de energía renovable y otro de turismo, este último sector muy importante donde se abren grandes oportunidades para desarrollar negocios, reconoció el diplomático.

Dijo además sentirse muy optimista con el futuro de las relaciones entre hombres de negocio de su país y la Isla; “ya hay proyectos concretos entre las empresas británicas que han venido ahora a La Habana, las cuales han decidido explorar de conjunto con sus contrapartes cubanas”.

Al respecto y sobre la gestión de su embajada en la nación caribeña, Stokes expresó que aún queda mucho por hacer “porque es un momento de oportunidades; tenemos la disposición e interés en apoyar nuestra cooperación en varios campos, no solo en cuestiones  comerciales  sino también en otros asuntos económicos y políticos, culturales, de  educación y otros.

“Hay más oportunidad que recursos, recalcó; y tenemos que enfocarnos sobre esos temas donde tenemos algo especial para compartir juntos, por ejemplo, en el área de la cultura, que poseen un gran poder, una influencia grande, por encima del tamaño de nuestras dos naciones isleñas.

“Tenemos similitud también en el desarrollo de los deportes, salud, educación, cine y otras muchas áreas; al igual que en la industria creativa que puede estimular el avance de la economía, y en todas podemos interrelacionarnos para beneficio de nuestros pueblos”.

De igual forma expuso -como área muy importante-, sobre la rica experiencia en los servicios profesionales financieros que disponen en ciudades como Londres, las cuales pueden compartir con Cuba para contribuir a que la dirección de la economía del país resulte eficaz, eficiente y más profesional.

Por último, comentó que desde su llegada a La Habana a fines del pasado año, “he sido muy bien recibido” y recordó que desde su primera vez a Cuba en el año 1994, entonces como turista, “siempre tuve el deseo de volver para trabajar, pero esperé 22 años y al fin pude regresar como embajador. ¡Qué honor para mí esta oportunidad!, para ayudar a mi país y también a Cuba”.