Opciones

Semanario Económico y Financiero de Cuba

Próximo a concretarse proceso inversionista en La Conchita

La directora de la entidad precisó que la posibilidad de convertirla en una empresa mixta traería aparejado mayor desarrollo tecnológico, productividad, eficiencia y mejores condiciones de trabajo

Estudios de mercado y prefactibilidad se asumen en la emblemática Fábrica de Conservas La Conchita, de Pinar del Río, con el fin de concretar un importante proceso inversionista, con capital extranjero, y cuyo preámbulo pudiera materializarse en la Feria Internacional de La Habana, que se efectuará en noviembre próximo.

Fara María Pérez Hernández, directora de la entidad precisó que la posibilidad de convertirla en una empresa mixta traería aparejado mayor desarrollo tecnológico, productividad, eficiencia y mejores condiciones de trabajo, pues sus producciones son mecánico-manuales y la mayoría de sus líneas datan de 1943 y las más modernas, como la de cremas y jugos, son de 1984 y 2000, respectivamente. Explicó que se ejecuta una reparación capital en pos de mayores eficiencia y rendimientos.

En la referida Unidad Empresarial de Base se elaboran alrededor de 40 surtidos, de fama internacional, y tienen como destino el turismo, las tiendas recaudadoras de divisas, el mercado en moneda nacional y otras prioridades del país y del territorio vueltabajero.

Actualmente están inmersos en una productiva campaña de mango, la cual debe extenderse hasta principios de agosto. El plan contratado asciende  a  2 200 toneladas, de las que restan unas 600, y el permanente arribo de la fruta a la industria conllevó a la adopción de dos turnos de trabajo y se avisora la posibilidad de sobrecumplir las cifras pactadas.

Con la materia prima se elaboran mermeladas, pulpas, compotas, cremas, jugos, entre otros, de gran demanda en el mercado nacional y el foráneo, y simultáneamente asumen la de guayaba, de la que aspiran procesar 500 toneladas.

Pérez Hernández informó que a pesar de las limitaciones del país y la añosa tecnología rescatan los demandados cascos de guayaba, lográndose la primera entrega al turismo y el propósito es surtir otros mercados en la medida en que se eleve la producción, a pesar de las dificultades que entraña el empleo de la variedad enana y no la llamada cotorrera, especial para estos fines.

También hizo referencia a la contienda del tomate que, por las adversas condiciones climatológicas, solo pudieron procesarse  1 286 toneladas, de las 14 900 contratadas, a pesar de ser Pinar del Rio la provincia que más procesa esta hortaliza a nivel nacional y representa  55 % de la producción total de la entidad.

Ello hizo que varias provincias cubanas, según el balance nacional, les tributaran pasta de tomate, con el fin de garantizar los diversos surtidos que se fabrican a partir de esta materia prima para la sustitución de importaciones.

Es relevante, según directivos e integrantes del Movimiento de Innovadores y Racionalizadores, el afán de los trabajadores de mantenimiento para garantizar el funcionamiento de la tecnología de la manufactura y reducir el fallo en la producción, en cuyo  esfuerzo sobresalen las transformaciones en el viscualizador de la mayonesa y el aderezo que requirió  creatividad e ingenio para evitar la paralización de la línea.

En La Conchita  laboran de manera sistemática en el incremento de la exigencia de los parámetros de calidad, entre estos olor, sabor, color de los productos. De igual forma, existe un laboratorio que asume los análisis físicos, químicos y organolépticos, según las normas establecidas y otras variantes en desarrollo desde encuestas hasta intercambios con los clientes para satisfacer las demandas de un mercado cada vez más renovado y exigente.

 Noel Benítez Toledo, jefe de la Planta Productiva resaltó también que mientras exista el déficit tecnológico y los picos de cosechas en la agricultura se impone un mayor progreso de las mini industrias pinareñas para impedir las pérdidas agrícolas, incrementar las ofertas y hacer un mejor empleo de las materias primas, todo lo cual redundará en la sustitución de importaciones y mayores ingresos a las arcas de la economía nacional.

Asimismo, trabajan en la laguna de oxidación para procesar los residuales líquidos de la industria y que se prevé concluir a finales del año en curso; también se repara el sistema de calderas.

Todos los indicadores que miden la eficiencia económica, costo por peso, productividad, salario medio y otros exhiben resultados halagüeños en los meses transcurridos de 2016 y los pinareños tienen la seguridad de que el aroma de las diferentes producciones será vitalicio en esta porción del occidente cubano.