Opciones

Semanario Económico y Financiero de Cuba

Exploran nuevas oportunidades

Gran Bretaña es el séptimo socio comercial de Cuba en el contexto de la Unión Europea

El más reciente foro empresarial cubano-británico convocó a autoridades y hombres de negocio de ambos países, en pos de incrementar las relaciones comerciales, obtener más información sobre las partes, y explorar posibilidades de inversión y negocios.

Pedro Pablo San Jorge, director de Política Económica del Ministerio de Comercio Exterior y la Inversión Extranjera (Mincex) resaltó la importancia de estos eventos, los cuales se han repetido en los últimos dos años, mediante visitas recíprocas de delegaciones inglesas y cubanas.

En cuanto a las relaciones económicas bilaterales, San Jorge explicó que existe un superávit favorable a Cuba, es decir, las exportaciones nacionales hacia Gran Bretaña son mayores que las importaciones procedentes del mercado inglés. "Vemos que se ha incrementado el comercio con Reino Unido en los últimos años, y buena parte de eso se debe a la promoción de las exportaciones que estamos haciendo", señaló.

Londres importa de la Isla derivados del petróleo, cerveza, y rubros tradicionales como tabaco, ron, azúcar, café, miel y cacao en grano. Entretanto, los principales productos británicos exportados hacia acá son alimentos, químicos, algunos medicamentos, fungicidas y motores de barco. San Jorge aseveró que estas transacciones pueden potenciarse en ambos sentidos.

Informó que recientemente fue retomada de forma oficial la colaboración al desarrollo, escenario donde también se trabaja de conjunto. "Estamos impulsando proyectos que van a tener impacto económico y social para nuestro país", sostuvo.

Los países miembros de la Unión Europea abarcan más de 80% del comercio de Cuba con el viejo continente, explicó. Aún así, los productos cubanos enfrentan determinadas restricciones para acceder a ese mercado.

La más reciente radica en que, desde el pasado primero de enero, el país no recibe las facilidades arancelarias otorgadas por el Sistema Generalizado de Preferencias; en virtud del cual las mercancías nacionales accedían a territorio comunitario con impuestos comparativamente pequeños, incluso exentas de pago, de manera que la oferta era más competitiva. En la situación actual, por ejemplo, los tabacos abonan 26,9% de arancel, cuando anteriormente el monto oscilaba entre 7,8%.

El Directivo comentó a los visitantes acerca de la reestructuración institucional que lleva a cabo el país. Como parte de este proceso, se crearon direcciones generales que atenderán de manera más personalizada y directa las actividades de comercio exterior rectoradas por ese Ministerio.

Asimismo las principales empresas importadoras y exportadoras, como Maprinter, Maquimport, Cubazucar, Alimport, entre otras, quedaron integrados en el Grupo GECOMEX, en concordancia con la estrategia de separar las funciones estatales de las empresariales, a fin de que las organizaciones cuenten con mayor autonomía para realizar su actividad.

Por su parte, Brian Wilson, representante en Cuba de la Oficina de Reino Unido para el Comercio y la Inversión UKTI, por sus siglas en inglés), calificó el encuentro como un hito para las relaciones entre los dos países, y una forma de sentar las bases de los nexos comerciales bilaterales. "Queremos explorar nuevas iniciativas, nuevas oportunidades en el mercado y la economía cubana", afirmó.

El embajador de negocios británico manifestó su interés y el de muchas compañías por la Zona Especial de Desarrollo Mariel, así como la expectativa de utilizar este foro para hacer preguntas y aprender unos de otros. La delegación encabezada por él incluye entidades del sector energético, agrícola, turístico, financiero, y de productos de consumo.

Inversiones en tierra firme

El director de Política Económica del Mincex dio a conocer a la misión británica que ya está aprobada una nueva política para la inversión extranjera, la cual debe quedar refrendada en ley, luego de ser sometida a la aprobación de la Asamblea Nacional del Poder Popular, en sesión convocada para marzo próximo.

San Jorge explicó que si bien la normativa vigente hasta el momento, la Ley 77, de 1995, podría coexistir en las condiciones actuales de la economía cubana, se ha decidido para hacerla mucho más profunda y ajustada a las circunstancias presentes del país.

Algunos de los cambios estarán en línea con el Decreto Ley 313, que regula la creación y funcionamiento de la Zona Especial de Desarrollo Mariel. En paralelo se trabaja en una nueva cartera de oportunidades de negocios, la cual debe tener también buena parte de sus estudios de prefactibilidad concluidos o avanzados.

Los recursos extranjeros, puntualizó, trascenderían ahora el papel de complemento a los esfuerzos inversionistas de la Isla (noción manejada hasta ahora), y ocuparían un papel importante, incluso en áreas como la agricultura, donde no es frecuente la inversión foránea.

Ello contribuiría a atraer capitales y tecnología de punta, además de generar nuevos empleos y coadyuvar a sustituir importaciones, aumentar las exportaciones, e im-pulsar la producción nacional. "Se tienen que potenciar las capacidades del país para generar muchos de los productos que en estos momentos importamos, y en eso también hay oportunidades para los empresarios ingleses", acotó el directivo.

"Siempre he visto potencial en Cuba, estoy seguro de que los cambios son muy positivos", dijo en declaraciones a la prensa el representante de UKTI, quien lleva cuenta más de quince años de experiencia por aquí. Wilson se refirió asimismo al buen concepto empleado en el Mariel. "El paquete de incentivos para invertir va a ser interesante para muchas compañías".

En la Isla radican sucursales de organizaciones inglesas, la empresa mixta Biopower, encargada de generar electricidad a partir de biomasa, y una entidad inmobiliaria, asociada a la construcción de un campo de golf.

La misión empresarial británica recibió información acerca la Convención Cubaindustria 2014, a celebrarse en junio próximo; sobre la creación y funcionamiento del grupo Biocubafarma, así como las posibilidades de inversión en el turismo.

De igual forma los empresarios conocieron sobre el sistema de impuestos en la Isla, junto a una panorámica sobre la actualidad y perspectivas de la economía nacional. En el foro estuvo presente Tim Cole, embajador de Reino Unido en La Habana.