Opciones

Semanario Económico y Financiero de Cuba

Puertas más seguras para la nación

Las más recientes normativas dela Aduanacontribuyen a la agilidad en los aeropuertos. Se trata de regulaciones diversas que, al combinarse con otras anteriores, precisan ser comprendidas a cabalidad 

La Aduana General de la Repúblicade Cuba (AGR) moderniza su trabajo, a tono con las transformaciones que lleva a cabo el país en la actualización del modelo económico. Ejemplo de ello resulta la más reciente Declaración de Aduanas para Pasajeros, un formulario que debe completar todos a su llegada al territorio nacional, donde hará constar todo lo que traiga consigo.

José Luis Muñoz Toca, director de Técnicas Aduaneras explica que este nuevo formato de declaración permite atemperar los cambios realizados en función de mejorar la atención al pasajero. "Es un documento con más estética, que orienta y elimina aquella información innecesaria. También permite que una familia, por numerosa que sea, pueda declarar llenando un solo modelo".

La declaración se entrega a bordo de los aviones, de manera que cuando el pasajero llegue al país, ya ha tenido tiempo suficiente para completarla. Aún así, los funcionarios de Aduana en el aeropuerto cuentan con ejemplares de esta para entregarlos a quienes no la porten, y pueden asimismo aclarar cualquier duda que surja en el momento de declarar.

Todos los pasajeros pueden introducir al país un grupo de artículos exentos del pago de los derechos de aduana. Aquí figuran los efectos personales, productos sujetos al pago si su valor es menor o igual de 50,99 pesos, y10 kgde medicamentos, siempre que se transporten en embalaje independiente y en sus envases originales. 

Entre los efectos personales se incluyen un reproductor de multimedia digital, aparato de televisión portátil, teléfono celular, cámara fotográfica, laptop, y artículos para la alimentación y cuidado de niños; junto a otros que recogela Resolución No.357/ 2012 del Ministerio de Finanzas y Precios.

Las personas naturales solo pueden efectuar importaciones sin carácter comercial, y su valor neto no puede sobrepasar los 1 000 pesos. Para determinar dicho valor se emplea la factura de compra, la declaración hecha por el pasajero, o el listado de valoración en Aduana, que establece costos para cada artículo o producto.

Muñoz Toca señala que cada una de estas maneras de determinar el valor en aduana no tiene preponderancia sobre las otras, sino que se ponen en práctica de acuerdo con la situación en específico.

También puede aplicarse el método alternativo peso-valor, un procedimiento automatizado que permite determinar la suma a abonar por las misceláneas contenidas en el equipaje, según lo que indique la balanza. En esta categoría de misceláneas clasifican el calzado, las confecciones, alimentos, artículos de aseo personal y del hogar, lencería, bisutería, perfumería y otros semejantes. La suma del valor de estos artículos, junto al de los electrodomésticos, no puede exceder los 1 000 pesos.

Los visitantes extranjeros pueden acogerse ala Convenciónsobre Facilidades Aduaneras para el Turismo. Esta permite que los turistas traigan, libres de pago y por concepto de importación temporal, otras pertenencias como joyas personales, un aparato de proyección de diapositivas o de películas portátil, un instrumento de música portátil, un receptor de radio o televisión portátil, un coche de niño, una silla de ruedas, equipos deportivos, entre otros.

El Canal verde

La implementación experimental del Canal verde resulta otra novedad, desde el pasado 1ro de diciembre en todo el país. Tal modalidad se aplica a todos los pasajeros que no deban realizar ningún pago ante Aduana; es decir, cuando solamente traen consigo sus efectos personales y sus importaciones no exceden los 50,99 pesos, y no se encuentren sujetas a liberaciones de organismos competentes.

Muñoz Toca comenta que esta es una práctica utilizada en la mayoría de los países, y puede ser escogida por el propio pasajero, o como sugerencia de los funcionarios de Aduana. "A partir de las pruebas que hemos hecho, conocemos que alrededor de 91% de las personas que arriban a nuestros aeropuertos disfrutan del Canal verde."

El director de Técnicas Aduaneras anota que todo ello redunda en mayor agilidad en los aeropuertos y mejor atención al pasajero. "Anteriormente las personas demoraban una hora o más en la salida. Hoy los tiempos oscilan entre 25 y 30 minutos en las terminales más complejas".

Los menores de edad también pueden realizar importaciones y exportaciones, mientras hayan cumplido 10 años y estén representados por un adulto en el momento de despacho. Si aún no alcanzan esta edad, solo pueden llevar o traer consigo sus efectos personales, de acuerdo con la duración y motivo del viaje.

Por su parte, las resoluciones 17 y 18 del 2012, emitidas por el Banco Central de Cuba, norman lo concerniente a la importación y exportación de las diferentes monedas. Las mismas consignan que la entrada al país de Moneda Libremente Convertible (MLC) es libre, en efectivo, cheques u otras formas de pago empleadas en las prácticas bancarias internacionales.

Trato de excelencia

Asimismo, las personas naturales que a su llegada al país traigan más de 5 000 dólares estadounidenses (USD) o su equivalente en otras MLC, se encuentran obligados a declararlo ante los representantes dela Aduana. Enel momento de la salida, las personas naturales pueden llevar sin restricciones hasta

5 000 USD o su equivalente en otras monedas libremente convertibles. Una exportación mayor de esta cantidad requiere ser autorizada por el Presidente del Banco.

Los ciudadanos cubanos y extranjeros residentes permanentes en el país pueden importan y exportar hasta 2 000 pesos cubanos (CUP) en efectivo, aunque estos no pueden expedirse mediante envíos sin carácter comercial. No se permite la salida de pesos convertibles (CUC). 

Los pasajeros deben conocer asimismo aquellas normativas internacionales, aplicadas también en Cuba, concernientes a la transportación de líquidos, aerosoles y geles. Aquí se incluyen agua y otros líquidos potables, alimentos en salsas, perfumes, cosméticos, desodorantes, pasta dentífrica, y demás artículos de consistencia similar a temperatura ambiente.

A la salida de aeropuertos cubanos, los pasajeros podrán llevar estos en su equipaje de mano, siempre que los envases no contengan más de 100 ml (3,4 onzas) y sean uno de cada tipo; es decir, un líquido, un aerosol y un gel. Si el recipiente excede esa cantidad, deberá transportarse en el equipaje facturado.

Existen excepciones para los medicamentos, dietas especiales y otras necesidades médicas. En tal caso, el pasajero debe mostrar la receta o certificado correspondiente, y la can-tidad ha de ajustarse a sus necesidades e itinerario. También se consideran como exención la leche y alimentos para bebé, siempre que este viaje en el mismo avión.

No obstante, los líquidos, geles y aerosoles comprados en las tiendas Duty Free (ubicadas en los salones de última espera del aeropuerto), o a bordo de la aeronave, no presentan restricciones para su transportación en la cabina de la misma; mientras estén correctamente envasados y sellados en bolsas de seguridad. Estas deben permanecer cerradas hasta llegar al destino final.

Muñoz Toca afirma que ha sido muy positiva la puesta en marcha de las nuevas disposiciones, integradas con otras ya existentes. Este es un resultado que también muestran las encuestas realizadas. "Se trata de fortalecer los controles en cuanto a la línea de seguridad del país, en la defensa contra las drogas y el contrabando, concentrándonos realmente en esas actividades ilícitas, que es nuestra esencia como Aduana, a la vez que evitamos molestias innecesarias a los pasa- jeros que no incurren en ta-les hechos ilícitos".

De esta manera, se trabaja en respuesta al lineamiento 281 del VI Congreso del Partido, que aboga por un trato de excelencia a los pasajeros. "Ha sido un proceso experimental, de inteligencia colectiva, de mucho análisis y estudio de las experiencias en aduanas de otros países", anota el directivo.

Como otro elemento fundamental del servicio, también se desarrolla una estrategia de divulgación de las novedades y actualizaciones, tanto para los pasajeros, como para los propios funcionarios de aduana.

Así, se han publicado tres ediciones del folleto Normas aduaneras que todo pasajero debe conocer, se actualiza el sitio web de la institución, y han aparecido informaciones al respecto en la televisión y la prensa plana. Muñoz Toca señala que también han tenido en cuenta la retroalimentación. "Notamos que las personas cuando preguntan una duda ya lo hacen sobre la base de algo que leyeron o escucharon".