Opciones

Semanario Económico y Financiero de Cuba

El café y el cacao en la mitad de la cuesta

El gusto acendrado en la cultura popular por ambos productos, así como la reconocida calidad de dichos cultivos en la Isla los convierten en un rubro de gran importancia, tanto comercial como autóctona

Propio de la identidad y la culinaria cubana pudiera decirse que es el café. También tiene en nuestro territorio un gran valor el cacao. El gusto acendrado en la cultura popular por ambos productos, así como la reconocida calidad de dichos cultivos en la Isla los convierten en un rubro de gran importancia, tanto comercial como autóctona.

Sin embargo, Cuba no exhibe desde hace ya bastante tiempo las cifras que otrora hablaban de una agricultura de montaña madura e importante. Hoy los rendimientos son notablemente menores, por ello se establecen estrategias para mirar, para cosechar, un futuro mejor.

El fin es lograr una producción superior a las 16 000 toneladas de café en 2016, y paralelamente incrementar a 3 000 las toneladas del cacao. Además de favorecer las exportaciones, entrada nítida y directa de moneda dura al país, este impulso productivo tiene el afán de llegar a satisfacer la demanda nacional de café y cacao, con la sustitución de importaciones correspondientes.

La alta calidad de las variedades que se cultivan, benefician y comercializan en Cuba son de por sí valiosas cartas de presentación capaces de acceder a poderosos y atractivos nichos de mercado por explotar.

Apoyadas tanto por el lineamiento 194 de la Política Económica y Social aprobado en el VI Congreso del Partido Comunista de la Isla, que compele a impulsar el desarrollo de las actividades cafetalera, de cacao y otros rubros para contribuir a la recuperación gradual de estos fondos exportables, como por el esquema de financiamiento cerrado para dichos cultivos, se establecen las nuevas estrategias de crecimiento.

De acuerdo con el director de Café, Cacao y Base Productiva del Ministerio de la Agricultura, Alexis Legrá, entre las razones  y decisiones que promueven la recuperación que se avista, está el incremento del precio del café a más del doble y el cacao en más de tres veces, lo cual, sin dudas, reafirma la necesidad del rescate de dichos productos.

El experto subraya que "las perspectivas de desarrollo de las producciones de café y cacao se basan en la recuperación, la renovación y el fomento de nuevas plantaciones, proceso iniciado en 2010 en el que se sembraron 4 000 hectáreas (ha) de café, en el año 2011 se establecieron 7100 ha, en 2012 se tienen planificadas 8 500 ha que se están ejecutando, en el plan de la economía para 2013 están propuestas 10 000 ha de café. La estrategia concibe la transformación del total de las plantaciones hasta 2016, el cacao tendrá su primer impacto en 2013, período en que se plantarán más de 1 000 ha".

Otro de los elementos que se revisan para viabilizar el avance productivo de la agricultura de montaña es un mejor abastecimiento del fertilizante químico destinado a proteger las plantaciones con mayores demandas nutricionales e impulsar aquellas con capacidad de ofrecer una superior respuesta productiva.

Asimismo, insumos, cambio tecnológico, y modernización de la industria son otro de los pasos enunciados por los especialistas en el recién finalizado I Congreso de Café y Cacao.

En el caso de este segundo y apetecible alimento resulta alentador conocer que serán "reparados capitalmente los centros de beneficio de Jamal y Paso de Cuba en Baracoa, donde además se acomete una millonaria inversión con la construcción del centro de beneficio integral en el Cane lo que evitará el costoso traslado desde Baracoa a San Antonio del Sur y viceversa", según afirmó Legrá.

Según las predicciones el tema de la calidad también será muy beneficiado con la nueva estrategia, partiendo de una modernización de los laboratorios en 23 centros de beneficio del café, con tecnología de punta. El capital humano igualmente se alista para una mayor capacitación.

Técnica e infraestructura deben asimismo beneficiar los cultivos desde la propia tierra, desde la búsqueda de variedades resistentes, desde la biotecnología y el desarrollo.

En especial señala Legrá que "la fundación del nuevo Instituto de Investigaciones Agroforestales se ha convertido en una verdadera fortaleza en función de la introducción de la ciencia y la técnica y consolidación del sistema de extensión agrícola  al contar con nueve estaciones distribuidas a lo largo y ancho de todo el país".

Sabores con historia

De la planta del cafeto (coffea) proviene una bebida (infusión) que data de siglos en la historia de la humanidad y aún no pierde adeptos, incluso pudiera decirse que es uno de las mayores apetencias de los tiempos modernos. De reconocido valor estimulante por su contenido de cafeína, y por tanto de gran atractivo en términos de consumo, el café es uno de los principales intereses mercantiles hoy día.

Cultivado especialmente en países tropicales y subtropicales, este producto agrícola de alta significación en las tasas internacionales, es un potencial económico de alta valía si de rubros de exportación se trata. Brasil es un importante ejemplo de ello al remarcarse como uno de los principales proveedores a nivel global, responsable de un elevado por ciento del consumo mundial. Incluso hay investigaciones que acercan los dividendos obtenidos por el café como cercanos a los que genera el petróleo.

En el caso de Cuba, no se trata de un producto oriundo de la Isla pero sí muy bien aclimatado. Su historia llegó con los colonos franceses al Oriente antillano, especialmente en las alturas, en zonas como la Sierra Maestra y el macizo montañoso Sagua-Baracoa. No obstante, se cultivan también en el Escambray, en el centro de la Isla, la Sierra del Rosario y la de los Órganos, en Pinar del Río.

 Alimento de los dioses

Del otro lado de esta relevante balanza está el cacao. Theobroma cacao L. es el nombre científico que recibe el árbol del cacao o cacaotero, planta de hoja perenne de la familia Malvaceae. Para los griegos, Theobroma significa "alimento de los dioses"; cacao deriva del nahua "cacáhua" y sus apetecibles cualidades lo han hecho uno de los alimentos más gustados de la historia de la humanidad.

Pletórico de leyendas es el recorrido del cacao y el chocolate por el mundo; recorrido iniciado en México y expandido a escala global. América Latina, el Caribe, Europa, tienen también huella en este desandar. Aroma y sabor toman cuerpo con el llamado "beneficio"; la mixtura de ingenio, arte y técnica ponen el toque final. Y como es fuente de satisfacción para muchos, el consumo del chocolate no ha disminuido con los tiempos sino que se potencia, tanto por sus cualidades cosméticas como nutricionales.

Cuba también produce, para placer de muchos, un preciado cacao de características organolépticas distintivas. Las demandas del mercado internacional igualmente sitúan al país ante la alternativa de generar mayores ingresos por concepto de exportación. Internamente también hay un reclamo por más. Por ello, como sucede con el café, se hace apremiante lograr una solidez productiva que satisfaga dichas solicitudes y genere a su vez ganancias.

   Una cuesta por subir

Ya está dicho que el café cubano no destaca hoy por sus grandes volúmenes de comercio en el extranjero, pero sí lo hace aún por su calidad, en especial con la especie Arábica, de gran aceptación y aprecio. Entre las marcas más famosas que se comercializan se cuentan: Cubita, Turquino, Hola, y la famosa Crystal Mountain.

En el caso del cacao, aun cuando los principales productores son Costa de Marfil, Brasil y Colombia, los entendidos aseguran que el de la Mayor de las Antillas tiene suficientes cualidades para competir en las arenas internacionales, gracias a su calidad, el valor de su genética y el rigor técnico con que se obtiene este punto primigenio del apetitoso chocolate. Ya sea polvo de chocolate y confituras para la industria nacional o los derivados de una acción cooperada con firmas extranjeras, o las múltiples posibilidades de envío al exterior, lo cierto es que se hace notoria la pertinencia de mantener este rubro.

Los especialistas de la agricultura se enfocan en nuevos proyectos y  estrategias de desarrollo, estudios de factibilidad, adquisición de insumos, capital humano, para desarrollar el sector, con la fuerza a que la agricultura está llamada. Las perspectivas son amplias, alentadoras y para ello también es indispensable tocar al hombre.  Precisa crecer en el cacao y el café, y  primero que todo, mirar a la serranía.