Opciones

Semanario Económico y Financiero de Cuba

Ganado norteamericano en Cuba

En Fiagrop 2004 se presentaron ejemplares comprados por la Isla. Participan 13 países en la muestra. Firmado nuevo contraro con la Florida para al adquisición de ganado de carne

A la X edición de la Feria comercial agropecuaria FIAGROP asisten 13 países, entre estos, por primera vez, Estados Unidos con un stand en representación de la Florida, que ha exportado a Cuba decenas de cabezas de ganado, de las cuales se exhiben varios ejemplares.

A la sesión inaugural del evento, que cerrará sus puertas el próximo martes, asistieron el vicetitular del Ministerio del Comercio Exterior, Antonio Luis Carricarte, quien cortó la cinta de apertura; y funcionarios del Ministerio de la Agricultura.

Olena Navas, directora del Centro para la promoción de las exportaciones de Cuba, destacó en las palabaras de apertura que la participación de 99 empresas o firmas cubanas y extranjeras no es un hecho fortuito, sino el reconocimiento a la labor desplegada en función del desarrollo de esta muestra que es el “escenario idóneo para el intercambio entre científicos, técnicos, productores y empresarios, principales protagonistas del desarrollo agropecuario de cualquier país”.

Entre los visitantes extranjeros se encontraban el representante en Cuba de las Naciones Unidas para el Desarrollo, Bruno Muro y John Parke Wright IV, directivo de J.P. Wright / Company, compañía autorizada por el Departamento del Tesoro de los Estados Unidos a viajar a Cuba. Su ejecutivo Parke, quien sirve de enlace entre los ganaderos norteamericanos y la empresa cubana comercializadora de alimentos, ALIMPORT, en ocasión de FIAGROP, firmó con el director de la entidad cubana, Pedro Alvarez, un contrato para la venta de 50 cabezas de ganado de la raza Angus negra, con las que sumarían 300 las conveniadas como pie de cría para el desarrollo del ganado de carne en Cuba.

VENTA DE GANADO A CUBA

El gobierno de EE. UU. autorizó las ventas de productos agroalimentarios a Cuba luego de 40 años de bloqueo económico a la Mayor de las Antillas en diciembre de 2001, y a menos de un año se organizó en La Habana una feria de productos norteamericanos de este sector, donde se exhibió ganado de ese país.

Con la firma de un contrato para la compra de 53 cabezas de ganado con una compañía del estado de Minnesota en esa ocasión, se abría un nuevo capítulo para la entrada en la Isla de ganado norteamericano, pues la historia recoge la llegada de reses al país desde 1869.

Fue precisamente alrededor de esa fecha, que los antecesores de Parke, una de las más antiguas y acaudaladas familias de la Florida, formó parte de un grupo que exportó alrededor de 100 000 cabezas de ganado a La Habana en un año.

Parke cuenta que cuando aceptó este desafío de contribuir a hacer realidad que ganado de su país de alta calidad volviera a pastar en tierras cubanas para contribuir al desarrollo lechero y de carne vacunas, pensó en un plan inicial por cinco años. “Busqué el área de donde provenía el mejor ganado que podía adaptarse al clima cubano, ubiqué un área de cuarentena en la Florida donde hay condiciones climatológicas similares a las de la Isla, y un puerto cercano desde donde embarcarlas en buques seguros que pueden cargar hasta 500 cabezas que luego de navegar unas 300 millas, son también puestas en cuarentena en una finca en La Habana”.

Las 300 cabezas de ganado de carne conveniadas que esperan llegar a Cuba son de la razas Beefmaster, Brangus y BraFord. Las 50 recién contratadas de la raza Angus son muy valoradas por la alta calidad de carne que producen, lo económico de su crianza, su buena condición como reproductoras y su resistencia a algunas enfermedades.

Expertos cubanos supervisan la selección de todo el ganado que llega a Cuba, que hasta la fecha son unas 400 cabezas de las razas lechera Holstein y Hersey que mantienen un buen rendimiento y gozan de muy buena salud en su nueva morada caribeña, aseguran granjeros cubanos y norteamericanos.

Esta adaptación ha sido posible, asegura Parke, no sólo gracias a las similitudes climáticas, sino a la buena preparación y experiencia del “guajiro” cubano que es de las mejores del mundo, lo que unido a la tradición en la cría de ganado en la nación y a las buenas condiciones para desarrollar el pasto en la nación caribeña, arrojan condiciones idóneas para que pueda crecer la industria de leche y carne en el país.

Para restablecer el engranaje piensa que solo se requiere de modernización de la tecnología y mejoramiento de la calidad de los pastos, por lo que le concede gran importancia al hecho de continuar estrechando la cooperación científica tecnológica entre las universidades agrícolas y veterinarias de Cuba y de la Florida.

La Universidad de la Florida, dijo Parke, tiene el mejor Instituto de Ciencias Agrícolas y Alimentos de su país, y un excelente departamento de Ciencia animal y son el número uno para el tema de la cría de ganado en áreas tropicales.

“Cuando estuve en los campos camagüeyanos y pinareños, pensaba que estaba en la Florida, por ello pienso que el intercambio tecnológico sería una calle de doble vía para la cooperación mutua”.

Parke considera que no solo podría negociarse con la Florida por su ganado, o en renglones agrícolas, sino también en el turismo, pues este año se calcula el arribo a ese Estado de unos 70 millones de visitantes entre nacionales y foráneos.