Opciones

Semanario Económico y Financiero de Cuba

Amplio debate sobre marketing y publicidad

Fusionados el VII Encuentro Iberoamericano de Marketing, Publicidad y Propaganda, y el II Festival Internacional de Comunicación de Bien Público

La semana última se celebró en el Palacio de Convenciones Diálogo 2004, denominación genérica con que por vez primera se fusionaron dos eventos: el VII Encuentro Iberoamericano de Marketing, Publicidad y Propaganda y el II Festival Internacional de Comunicación de Bien Público.

Ante unos 200 delegados cubanos y extranjeros, que intercambiaron experiencias, ideas y maneras de hacer, se presentaron también los resultados de los dos encuentros más relevantes de la región dedicados a estas temáticas: el Foro Social de Publicidad y Comunicación de Porto Alegre, Brasil, y el concurso mexicano patrocinado por la Asociación Caracol de Plata.

Los premios de estos dos foros, y los entregados en Cuba, Tocororo 2004, demuestran que existe un interés creciente en América Latina por la comunicación de bien público, y que quienes la hacen han ganado en creatividad e ingenio en los últimos años.

“Pretendemos que esta cita cubana, que a partir de ahora incluirá los dos eventos, se convierta en la tercera más importante dentro del área, buscando crear un espacio que, por su prestigio, atraiga a los profesionales más reconocidos del mundo, y sirva para fortalecer el quehacer de los nuestros”, abundó en entrevista para este semanario Jorge Oliver, vicepresidente de la Asociación Cubana de Comunicadores Sociales, que es la institución que convoca y organiza estos encuentros.

Diálogo 2004 se llenó de momentos que apuestan por ese propósito. Sobresalieron especialmente las conferencias magistrales del francés Jacques Bille y del español Agustín Medina, verdaderas clases sobre la evolución de la publicidad europea y su cercanía a los temas sociales; y los foros debate basados en experiencias cubanas como la campaña de protección contra el SIDA y la que encabeza los esfuerzos por la liberación de los cinco héroes.

No puede olvidarse tampoco el llamado a la necesidad de la integración de la publicidad latinoamericana, ni la alerta de que aún desde la comunicación más comercial puede trasmitirse una lección de bien público.