Jueves
18 de Abril  2024 

Una joya empresarial del sector inmobiliario

Ganadora del Premio a la Excelencia Empresarial en la edición del 2003, la entidad aspira a obtener otros lauros como los Premios Nacional e Iberoamericano de Calidad


Domingo 27 de Junio de 2004 | 12:00:00 AM 

Autor

Ledys Camacho Casado

Acercarse a Hínes, única entidad del sector inmobiliario nacional, ciento por ciento estatal, permite confirmar como válida la proyección del país de encaminar la gestión del sistema empresarial hacia la elevación de la calidad de los servicios.

Constituida oficialmente en 1997, Habana Inmuebles (Hínes) surgió con el propósito de garantizar la gestión eficaz del patrimonio inmobiliario del Ministerio del Transporte (MITRANS), y de proyectar la reestructuración espacial y funcional del Viejo Puerto de La Habana, testigo de la fundación, florecimiento, expansión e industrialización de la ciudad y parte del centro histórico capitalino.

Bajo ese precepto le fue encomendada la misión de administrar varios edificios de oficina y, gracias a la elevada valoración de la calidad de sus servicios, se añadió la de inmuebles de viviendas, más las labores de aseguramiento, que forman parte de las seis unidades empresariales de base que conforman la entidad.

Construir, reconstruir, rehabilitar y remodelar bienes inmuebles que le hayan sido asignados por el gobierno para su ulterior explotación, efectuar en dichas instalaciones operaciones de arrendamiento y subarrendamiento total o parcial de las edificaciones para ser utilizadas como oficinas, locales comerciales, parqueos y almacenes, también se incluyen en su objeto empresarial.

Es propósito de Hínes de que los ingresos provenientes de dichas operaciones puedan coadyuvar al mantenimiento y conservación de los inmuebles, prestar servicios pagados en ambas monedas que permitan la adecuada funcionalidad de las instalaciones consistentes en limpieza, mantenimientos menores, conservación de los edificios y jardinería.

En la prestación de servicios inmobiliarios se incluye la limpieza general y recogida de desechos sólidos de los locales o espacios arrendados y sus áreas comunes, servicios de seguridad y protección, parqueo para autos, ciclos y motos, servicio de ascensores, tramitación de correspondencia y atención a visitantes.

Según afirmó su director general, Roselio Margolles Zamora, lo que prima en la empresa son principios como el trabajo en equipo, la estimulación y valoración de quienes alcanzan resultados positivos, el apoyo y el reconocimiento sistemático al esfuerzo, la posibilidad de desarrollo y capacitación del personal, y un clima de confianza y armonía en el que cada uno -trabajadores y directivos- tienen su cuota de responsabilidad.

Abanderada por los preceptos del buen hacer, ejemplo por su gestión de elevada potencialidad de la empresa socialista, Hínes resultó ganadora del Premio a la Excelencia Empresarial en su edición de 2003, reconocimiento social que otorga el Gobierno de la Ciudad de La Habana, y que aspiran superar con la obtención de otros lauros, como el Premio Nacional de Calidad y el Premio Iberoamericano, en función de los cuales trabajan actualmente.

Desde finales de 2002 la empresa cuenta con la certificación de su Sistema de Gestión de la Calidad, el que hoy está en fase de mantenimiento y mejora, el cual es utilizado como herramienta de dirección.

Mejor posicionamiento en el mercado, significativo reconocimiento social y una alta garantía en la prestación de los servicios, son algunos de los puntos a favor de la empresa, que tiene como otra línea de negocios priorizada el Proyecto Habana Puerto Viejo para la refuncionalización de la margen oeste de los emplazamientos de la antigua ciudad.

Desde su creación, Hínes basa sus perspectivas de desarrollo en la necesidad de búsqueda de inversores para materializar los proyectos relacionados con la remodelación del Viejo Puerto de La Habana, así como en el interés de ofrecer un servicio de calidad a los actuales clientes con una gestión empresarial marcada por el uso de los más modernos y novedosos métodos de dirección, la alta preparación y constante formación de sus ejecutivos, y la potenciación de los más elevados valores de los recursos humanos que conforman su colectivo.

La empresa está integrada por 130 trabajadores, más del 85 % de estos vinculado directamente a la prestación de los servicios.

En cuanto al diagnóstico y presentación del expediente de perfeccionamiento empresarial, recientemente aprobado y actual fase de implantación, el director de Hínes precisó que el proceso tuvo como peculiaridad haber comenzado a partir de la implantación del Sistema de Gestión de la Calidad, en ambos casos con experiencias muy significativas que han redundado en los positivos resultados de la entidad.

CALIDAD Y PERFECCIONAMIENTO DE LA MANO

La implantación del Sistema de Gestión de la Calidad contó en Hínes con una realización en tiempo récord (entre diciembre de 2001 y noviembre de 2002, período en el que fue recibida la auditoría de certificación) del diseño, elaboración de la documentación, así como la implantación y monitoreo del mismo.

El Sistema de Gestión de la Calidad abarcó todos los procesos de la organización, incluidos la determinación y aprovisionamiento de recursos materiales, su control y almacenamiento, la planificación y ejecución de cada uno de los servicios, la contratación de los mismos con los clientes y la subcontratación con terceros de aquellos que no ofrecen de forma directa (fundamentalmente reparaciones al equipamiento tecnológico).

El proceso de implantación del sistema se inició con un diagnóstico que abarcó a todas las áreas de la empresa y con la impartición del curso ISO-9 000, Aplicación Práctica y otro de documentación al grupo gestor de la calidad que se conformó con la participación de todas las áreas y categorías ocupacionales.

En cuanto al proceso de implantación del perfeccionamiento empresarial, en el caso de Hínes estuvo antecedido por la concreción del Sistema de Gestión de la Calidad.

Para el perfeccionamiento, igualmente se trabajó en tiempo récord (dos meses) en la elaboración del expediente, lo que resultó al haberse considerado la gestión de la calidad, no como uno de los subsistemas del proceso, sino como herramienta de dirección básica en el funcionamiento de la empresa.

Al obtenerse la aprobación del perfeccionamiento, solo estaban pendientes de implantación total los subsistemas de Política laboral y salarial y Mercadotecnia.

La gestión de Hínes se caracteriza además por un alto nivel de cuidado ante las afectaciones al medio ambiente, no solo mediante el uso de materiales biodegradables en la ejecución de los servicios, sino a través del tratamiento a los desechos sólidos, las acciones encaminadas al cuidado del entorno, y la integración a la comunidad.

Ello le ha permitido enfrascarse en la obtención del Reconocimiento Ambiental, que otorga el Ministerio de Ciencia, Tecnología y Medio Ambiente (CITMA), cuyo expediente fue recientemente presentado.

“Para el mediano plazo, indicó Margolles, se proponen implantar un Sistema Integrado de Gestión de la Calidad y Medio Ambiente, como parte del Plan de Acción de Mantenimiento y Mejora del sistema del presente año”.

De forma estable, la empresa ha alcanzado resultados satisfactorios en las auditorías, inspecciones y controles realizados, y ha cumplido los planes previstos de ingresos, gastos y utilidades, así como ha logrado un adecuado control de los recursos materiales disponibles.

Comparte esta noticia